Nahuel Moreno: a 30 años de su muerte

Periódico Alternativa Socialista, MST de Argentina

El 25 de enero se cumplirá un nuevo aniversario del fallecimiento de Nahuel Moreno, el fundador y dirigente histórico de nuestra corriente. Le rendimos homenaje por su trayectoria revolucionaria y su legado teórico y político.

Con este ejemplar de Alternativa Socialista continuamos una serie de homenajes a Moreno. Incluyen la realización de charlas en distintas provincias y en partidos hermanos de otros países. En los próximos días vamos a editar un material con su vida y obra. Finalmente, el viernes 27 de enero, haremos un acto en el Hotel Bauen al que te invitamos a participar. ¿Qué significa ser morenista? No nos arrogamos la pertenencia absoluta del legado de Moreno, que también es reivindicado por otros partidos y grupos con los cuales tenemos acuerdos y diferencias. Aquí vamos a dar nuestra opinión sobre los aspectos centrales que le dan vida al morenismo. No son nuevos, pero están más vigentes que nunca.

Anticapitalistas

Mientras exista el capitalismo como sistema dominante no se resolverán los problemas fundamentales de la humanidad. El hambre, la miseria, la falta de salud, vivienda, educación, las guerras van a ser moneda corriente. De hecho, desde el 2008 el mundo entró en una crisis capitalista sistémica que está causando estragos en la humanidad; ratificando la vigencia de la dicotomía Socialismo o Barbarie. El capitalismo no se puede humanizar. Su esencia es la explotación de la clase obrera para lograr ganancias. Es el gran enemigo a derrotar.

Socialismo con democracia

Defendemos las ideas del socialismo, de Marx y Engels. Lo hacemos delimitándonos de la «caricatura de socialismo» que dejaron grabada en millones de personas los regímenes dictatoriales de la URSS y el Este Europeo. Siempre combatimos a la burocracia stalinista y sus privilegios, los regímenes de partido único, los opresores de las nacionalidades y las minorías. Socialismo con democracia es la bandera que levantamos, junto al gobierno de los trabajadores y el pueblo, donde lasgrandes mayorías decidan todo libremente, con sus propias organizaciones. El sistema que reivindicamos es el de las URSS de los inicios, el que forjaron Lenin y Trotsky con los S oviets.

«El socialismo será mundial o no será»

El imperialismo y la globalización, configuran el reino de las multinacionales que dominan los aspectos fundamentales de la economía mundial, sometiendo a los países semicoloniales a condiciones de explotación generalizada, en algún caso parecido a la esclavitud. Más allá de las nacionalidades, las razas y las religiones, si miramos el mundo vamos a encontrar el mismo panorama. De un lado los gobiernos burgueses, sus instituciones y fuerzas represivas; ajustando e intentando que los de abajo paguen las crisis que ellos generan. Del otro lado, los trabajadores y el pueblo, la juventud, las mujeres y las minorías oprimidas, luchando, movilizando, haciendo huelgas y revueltas populares para defender sus derechos y satisfacer sus necesidades más elementales. Es la lucha de clases que se desarrolla en el marco de una economía mundial de carácter capitalista imperialista. En este marco, no hay solución para un solo país, hay que dar vuelta todo y luchar junto a la clase obrera por el socialismo mundial. Y en esto los morenistas mantenemos siempre el mismo objetivo: construir una organización internacional y sólidas organizaciones nacionales, con la estrategia de movilizar a las masas y construir el partido para tomar el poder.

Tradición, moral y método

A modo de homenaje y corolario de qué significa ser morenista, transcribimos parte del «Balance del homenaje a Rita Moreno, septiembre de 1974.» En estos 75 años «[…]el partido cambió sus líneas políticas, fue precisando su programa, pasó por épocas de desarrollo y de estancamiento teórico, se quedó casi sin cuadros, abrió locales y los perdió durante largas épocas de clandestinidad, formó y vio entrar en crisis a dirigentes y equipos de dirección, ganó influencia en el movimiento obrero y se quedó sin una comisión interna, tuvo grandes periódicos y boletines miserables a mimeógrafo, cambió de nombre varias veces y la mayoría de esos nombres no eran conocidos más que por un sector de la ultravanguardia. El partido también se dividió y vio destruirse parcialmente lo que con tanto esfuerzo se había construido.

¿Cómo resistió el partido estas vicisitudes? ¿Cómo se aguantaron los años de retroceso, los de persecuciones, los de clandestinidad? ¿Cómo resistieron los viejos cuadros la tremenda presión del peronismo o del estalinismo, en momentos en que el movimiento obrero apoyaba a estas dos degeneraciones en forma masiva y entusiasta? ¿Cómo pudieron seguir militando cuando veían a sus camaradas y amigos personales cediendo a la desesperación y tomando la vía de la guerrilla, encandilados por el tremendo impacto de la única revolución socialista del continente, dirigida por el castrismo? La respuesta es siempre la misma: no por el programa, no por la línea política del momento, no por la teoría: por la moral y el método de nuestro partido. Por eso decimos que esa moral y ese método son el eje de su historia; son lo que el partido tiene de igual en todas sus etapas y lo que queremos que siga siendo igual: es su tradición.

Esta tradición abarca numerosos aspectos. Es el respeto y la confianza ciega en nuestra clase, sentirnos parte de ella, querer dirigirla y, al mismo tiempo, estar dispuestos modestamente a aprender de ella. […]Es la disciplina más estricta, el dar lo máximo que uno puede por el partido, tratar de hacer cualquier cosa si sirve para construirlo.

Es la más absoluta lealtad y el más completo respeto por todos los compa- ñeros, es tratar de ayudar por todos los medios a cualquier compañero que lo necesita, no sólo en el terreno de la militancia, sino en todos los terrenos […] Es también la confianza en nuestro futuro como partido, el orgullo de estar en él y la alegría de vivir y de militar. […]»

No hacemos un culto a la personalidad. Reivindicamos a Moreno porque fue uno de los principales continuadores de la obra de Trotsky a nivel internacional y el fundador del trotskismo obrero en nuestro país, consecuente constructor del partido y la internacional. Compañero Nahuel Moreno ¡Hasta el socialismo siempre!

One comment

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *