Crónica de un viaje por el Kurdistán del Norte (Bakur)

11987211_10203628233865497_6853141280480703982_n

Fabio MarucciMST – Nueva Izquierda

Estambul es una metrópoli donde se mezclan las culturas europeas y las medioorientales, un puente entre dos culturas y civilizaciones, el estrecho del Bósforo es solo la divisoria de aguas entre dos continentes. Pero el que divide aguas en Turquía entre la guerra y la paz, es su gobierno nacional-islamista con su política fascista hacia las minorías y la nación kurda. Apenas llego a Estambul  el domingo 6 de setiembre los compañeros del Partido Democrático de los Pueblos (HDP) (Turco: Halkların Demokratik Partisi) venían de realizar un acto con otras organizaciones reclamando Paz para los pueblos contra la guerra de Erdogan, el presidente de Turquía. Ipek y Muge me esperaban en un bar de Plaza Taksim. La compañera Ipek con sus grandes ojos verdes, mezcla de su familia de distintos orígenes fue mi entrañable traductora al italiano, Muge, de familia asiria, con su larga cabellera rubia era quien a falta de Ipek me podría traducir del turco al inglés.

La situación, se notaba, era tensa. Por un lado Erdogan y su partido, el AKP, echaban leña al fuego del nacionalismo turco contra el HDP y cualquier organización pro kurda, incluso contra otras comunidades y minorías como la armenia. Tan así fue que el lunes 7 luego de una entrevista que tuve con el diputado armenio Garo Paylan y de haber pasado por el local del HDP en Estambul y entrevistarme con su co-presidente Cesim Soylu, de manera sincronizada y en todo el norte oeste del país fueron atacados, y en algunos casos incendiados, casi 400 locales del HDP por hordas fascistas organizadas por el gobierno. Yo mismo vi como estos grupos organizados estaban bajo el local del HDP en un edificio a mi arribo a la ciudad de Gaziantep. Antep, como realmente se llamaba, se distingue por sus edificios de origen armenio y el bazar de su centro histórico. A la mañana siguiente, me hice presente en la sede del HDP que la noche anterior estaba asediada para llevar mi solidaridad y la del MST a los compañeros que me atendieron como a un hermano. Los dirigentes del HDP de Gaziantep, Atiye Okay y Serhat Ovayolu fueron los anfitriones. Me sentí como en mi casa. Antep es como la puerta de ingreso al Kurdistan turco o Bakur.

Desde ya las bandas fascistas solo podían armarla fuera del Bakur. En Bakur no podían darse ese “lujo”, por lo tanto utilizaron el ejército y la policía como tropas de ocupación, asediando y disparando contra la población indefensa. La ciudad de Cizre estuvo ocupada por más de 5000 policías, tanques y helicópteros durante los 9 días que duró el estado de sitio. Los francotiradores eran colocados en las terrazas por helicópteros. Allí asesinaron a 21 civiles, entre los cuales había un bebé y un chico de 14 años. Durante esos días, quien tenía un familiar muerto en casa lo mantenía con hielo o en un frezzer porque la policía no permitía hacer funerales o llevarlos a un hospital. El agua o la telefonía fueron cortadas, como la luz en algunos casos. La misma situación se dio en el barrio Sur de Diyarbakir (Amed en kurdo) durante los días 14 y 15 de setiembre. Los detenidos sumaban centenares y muchos fueron trasladados a Ankara para aislarlos de la solidaridad y el acompañamiento de su organización.

En estas y en otras ciudades atacadas la gente levantó barricadas para que el ejército y la policía no pudieran pasar y se defendían con piedras. En algunos puntos callejeros atravesaban grandes lienzos para tapar la visibilidad de los francotiradores. El pueblo comenzó a formar comités de autodefensa. Estos comités, como en todas las organizaciones del kurdistan, son presididos por una compañera y un compañero. Al mismo tiempo, dada la brutal agresión del estado turco, en muchas ciudades se declaró el autogobierno independiente del estado. Ante esto Erdogan arresta de su cargo a los representantes elegidos por el pueblo. Su intervención cae en saco vacío porque la gente sigue haciendo funcionar la ciudad con sus asambleas y dirigentes. Por eso nada ni nadie puede detener esta verdadera insurrección del pueblo kurdo. Erdogan quiso danzar con lobos y lo que hizo fue echar nafta al fuego.

Luego de estar 3 días en Gaziantep, llego a Sanliurfa para sumarme a la caravana internacionalista en solidaridad con Kobane. Allí nos reciben las autoridades del HDP y del DBP. Tuve el placer de conocer a la compañera diputada Yasemin Kilic del DBP y a la diputada nacional del HDP Leyla Guven. Yasemin nos acompañó en todas las actividades de la caravana. La primera actividad fue realizar un homenaje a los 33 compañeros de la Juventud Socialista muertos en el centro cultural Amara de Suruc por un suicida del ISIS el 20 de julio del 2015. También visitamos tres campamentos de refugiados de los habitantes de Kobane que esperan por la reconstrucción de sus hogares en la destruida ciudad siria. Fueron encuentros muy sentidos donde pudimos escuchar su penar pero también su orgullo de pertenecer al heroico pueblo que echo al ISIS. Uno de esos campamentos era de los familiares de caídos en la batalla de Kobane. También visitamos el cementerio de combatientes kurdos de Suruc que murieron en Kobane y la sede del DBP de Suruc, donde intervinieron representantes del DBP y de la KJA (congreso de mujeres libres). La municipalidad de Suruc nos ofreció un almuerzo en un poblado fronterizo con Kobane y en su sede municipal nos encontramos con el co-presidente del canton de Kobane Enwer Mislin, el responsable de la reconstrucción de la ciudad, Mustafa Abdi y la dirigente del Movimiento de Mujeres Libres de Kobane, Jamila Ahmed quien gentilmente accedió a grabar un video saludando al encuentro nacional de la mujer de la Argentina.

El último día de actividad consistió en armar dos grupos de la caravana. Uno de ellos fue a la ciudad de Cizre, que llevaba 9 diás de toque de queda con los tanques en la calle. Otro grupo que integré nos dirigimos a Diyarbakir (Amed) cuyo barrio Sur pasó por 2 días de estado de sitio. Curiosamente, ese día se levantaron ambos toque de queda probablemente para no dar una imagen deplorable ante visitantes extranjeros. El grupo que fue Cizre quedó conmocionado por la situación de la población pero también admirado de la movilización que los recibió en la calle por miles en donde las mujeres las mujeres eran las que encabezaban. En Amed tuvimos encuentros organizados ya previamente, en la sede del KCD (Congreso de la sociedad democrática) donde nos recibió el histórico dirigente kurdo, Hatip Dicle. Luego tuvimos la experiencia de visitar la sede del KJA, el Congreso de Mujeres Libres. Esta organización es una de las claves del proceso. Allí, Sheila, su presidenta, nos dijo: “El capitalismo moderno nos empujó a creer en los gobiernos del estado nación. Nosotras creemos en otra salida democrática. Si la mujer no es libre la sociedad no es libre. Nuestro objetivo es la liberación de la mujer y por lo tanto de la sociedad misma. Estamos presentes en 104 ciudades en Turquía. Cubrimos, como organización a muchas organizaciones de mujeres independientemente de la etnia o la religión. Nos organizamos en asambleas de base. Cuando hacemos una campaña ésta adquiera un carácter masivo. Luchamos contra el capitalismo porque este es un sistema que sostiene la superioridad del hombre sobre la mujer. Programamos, en las ciudades donde tenemos autogobierno, las asambleas de las mujeres”. Recuerdo entonces lo que me explicó Yasemin en Sanliurfa que “cuando Kobane quedó liberada del estado sirio y se comenzó a gobernar la ciudad, creamos 300 casas de la mujer para que ellas estudien, comprendan y actúen contra el machismo y el patriarcado”.

También visitamos la sede del HDP y del DBP, pero lo más interesante fue entrar al barrio Sur, en donde pudimos apreciar por las calles más estrechas de la ciudad antigua a las barricadas y los telares que atravesaban las calles para evitarle la visibilidad a los francotiradores así como los agujeros y marcas en las paredes de la mezquita histórica y de las casas provocados por la metralla pesada del ejército y la policía. En un recodo la calle se anchaba y había una tienda cerrada de grandes dimensiones en donde se desarrollaba una asamblea del comité de defensa del barrio con decenas de vecinos. A su término, el grupo de la caravana presente charlamos con los dirigentes del comité. Como ocurre en Siria, los kurdos en Turquía tienen también una codirigencia, una mujer y un hombre. El compañero nos habló de la historia de la resistencia del pueblo kurdo y en particular sobre la tradición al respecto en el barrio Sur. La compañera, nos habló del presente, de la situación política y las perspectivas. Su edad no superaba los 22 años.

En el regreso a Estambul, vía Gaziantep, comencé a sentir nostalgia de la experiencia apenas vivida. En Estambul me reencontré con Ipek y Cesim y conocí a la diputada Filiz Kerestecioglu. Conocí a las madres de los sábados de Plaza Galatasaray, que como las madres de plaza de mayo en Argentina, todavía buscan a sus hijos y reclaman justicia aun sin la misma suerte que las madres argentinas.

A unos meses de haber realizado este viaje, todavía tengo los sentimientos de solidaridad, de ganas de volver y de dar toda nuestra energía internacionalista por la experiencia revolucionaria que lleva adelante el pueblo kurdo, que no tiene fronteras porque no importa si es Turquía, Irak, Irán o Siria, ellos quieren llevar su revolución para todo el medio oriente, un modelo de sociedad laica, democrática, no racista y sobre todo, anticapitalista.

<Recuadro I>

Entrevista con el diputado nacional de origen armenio del HDP (Partido Democrático de los Pueblos) Garo Paylan.

Nota: Esta entrevista fue realizada en la tarde del 7 de setiembre de 2015 en Estambul. Esa noche, y la siguiente, fueron atacados casi 400 locales del HDP en el norte y oeste de Turquía por bandas fascistas del AKP y a su vez se militarizaron bajo toque de queda varias ciudades kurdas al sur-este, como Cizre y Amed.  La policía y el ejército llevaron allí una salvaje represión con decenas de muertos.

Fabio Marucci: Después de las elecciones del 7 de junio 2015 el gobierno de Erdogan no pudo formar un gobierno mayoritario. Luego, el 20 de julio se cometió el brutal atentado en el Centro Amara en Suruc ¿cuál es la situación en el país?

Garo Paylan: En realidad estas provocaciones no comenzaron con el atentado del 20 de julio. Es un proceso que ha comenzado mucho antes.  El 28 de febrero de este año Abdullah Ocalam ha dado un gran impulso al proceso de paz llevando una propuesta con condiciones a la mesa de negociación a través del gobierno y la parte kurda.

Hubo un principio de acuerdo pero Erdogan vio que no le convenía y junto a los nacionalistas patearon la mesa de negociación.  Inmediatamente después comienza ilegalmente a construir su propio “palacio en el estado” [NDR: expresión que indica un gobierno paralelo entre el ejecutivo y los servicios de inteligencia], algo completamente ilegal, y ejecuta una política de provocación que comenzó a fines de marzo en la provincia kurda de Ağrı, atacando al PKK y deteniendo personas sin intervención de la justicia.

Durante la campaña electoral, antes del 7 junio, nos han atacado 200 veces, incluido el ataque bomba en Amed (Diyarbakir, el 5 de junio). Nuestro objetivo fue responder por la vía democrática para que el AKP (Partido del desarrollo y la justicia de Erdogan) no formara gobierno y lo hemos conseguido.

Durante la campaña electoral hemos solicitado la reanudación del proceso de paz y la reapertura de las negociaciones con Ocalam. Abdullah Ocalam fue el arquitecto de este proceso de paz y solicitamos la reconstrucción de la mesa de dialogo por la paz, pero Erdogan declaró que esa mesa no existe más.

Después de las elecciones, el 20 de julio, se produce el atentado de Suruc. Nosotros creemos que esta fue una provocación de este “palacio”. Inmediatamente después dos policías fueron muertos en un escenario que fue elaborado para descargar la represión.  Sabemos esto porque es muy similar, casi una tradición del estado, a lo que se hizo en los años 80.

FM: Desde entonces como Erdogan no pudo formar gobierno ha convocado a nuevas elecciones para el 1 de Noviembre. Parece que Erdogan quiere ganar las elecciones con la guerra. ¿Esto es así?

GP: Erdogan sumó poder a través de las redes de corrupción y de abusos establecidos alrededor de él mismo.  Algunos de sus antiguos colaboradores fueron separados del gobierno por corrupción. Ha rearmado una nueva coalición de gobierno pero es la misma gente de antes. Es decir, han hecho daño al país durante 10 años y ahora él y sus socios actuales quieren la guerra. Erdogan es un líder oportunista. 13 años atrás Turquía solicitó el ingreso a la Unión Europea con la idea de trazar un régimen democrático, pero se creó una situación alrededor de un solo hombre que concentra todo el poder.

En el 2011 hubo un periodo de guerra pero las negociaciones se reanudaron en el 2012, sin embargo Erdogan dice que no va a detenerse hasta aniquilar al “terrorismo” del PKK. Esto tiene que ver con los actores de su propio “palacio” y a la mentalidad del estado, tratando de seguir construyendo sus sueños presidencialistas en esa dirección.

FM: ¿Erdogan lo logrará?

GP: Si lo logra sería una victoria a lo Pirro.  En este momento hay un incendio en el país y una guerra puede tomar años si la encara y nadie vencería la guerra. Si hay un golpe militar el país podría caer en una situación como la de Egipto o Siria. Creo que hay una dinámica de golpe de estado pero eso sería como echar nafta al fuego. Todo el proceso democrático cambiaría para peor.

FM: Tu y otros dos diputados en la actual cámara son armenios ¿Cuál es la situación actual de los armenios en Turquía?

GP: Hasta 1915 los armenios fuimos una importante minoría aquí. Después del genocidio de  1915 el estado trato de reducir nuestra presencia y se siguieron cometiendo crímenes que no tuvieron ningún tipo de justicia. Por ejemplo el asesinato del periodista Hrant Dink quien fue asesinado en 2007 y no se han castigado a los culpables. Cada día sucede algo y vivimos con cierta preocupación. Hoy en día somos 50.000 armenios aproximadamente en Estambul.

Quisiera aprovechar para enviar un saludo especial  a la comunidad armenia en Argentina y decirles que nosotros seguimos manteniendo en pie la presencia armenia en la cultura y su identidad en sus tierras ancestrales. Que seguimos luchando manteniendo en alto el espíritu de nuestros antepasados. Les mando todo nuestro amor a nuestra comunidad en Argentina.

FM: Yo sé que tú te has iniciado como un luchador ecologista. En América Latina también luchamos contra la minería a cielo abierto, el fracking, etc.  ¿En Turquía también hay luchas ambientalistas?

GP: Así es. Es muy importante para nosotros, en el HDP, ya que tenemos una perspectiva ecológica y feminista en nuestro programa. Somos una gran coalición de partidos. Todos nuestros amigos, ecologistas o feministas participan internamente en el programa y las áreas donde el partido ha adoptado estos principios.

<Recuadro II>

Kobane: Una heroica resistencia y la reconstrucción.

El objetivo de la caravana internacional era abrir un corredor humanitario a Kobane. La misma la integraban una nutrida delegación de compañeros italianos de distintas organizaciones solidarias con el pueblo kurdo. También había algunos compañeros del país vasco y Cataluña y de Bélgica y Alemania. Yo fui el único representante americano. En los campos de refugiados de Suruc, administrados por la municipalidad viven aún hoy miles de familias que no pueden volver a Kobane porque sus casas están completamente destruidas. Es que a pesar de expulsar al ISIS o Estado Islámico, la infraestructura de la ciudad de Kobane está colapsada. El copresidente del Cantón Enwer Mislin nos explicó “Después de la liberación de Kobane comenzamos la reconstrucción de la ciudad pero sobre todo de la sociedad. Están por comenzar las clases (setiembre) y estamos construyendo 370 escuelas en todo el cantón. También están trabajando los médicos sin fronteras, estamos reconstruyendo el hospital y salas ambulatorias en la ciudad y pueblos cercanos. Estamos trabajando sobre la agricultura. A 8 meses del asedio aún no tenemos permiso para hacer entrar personas [ndr: por la frontera turca] y materiales a Kobane. Kobane es el lugar de la mujer, de la libertad de todos, donde conviven libremente todos los pueblos y etnias de medio oriente. Con ellos construimos un nuevo Kobane y una nueva sociedad”.

Luego, un grupo de 12 miembros de la caravana entre los cuales me encontraba, tuvo una reunión específica con ellos sobre el tema de reconstrucción. Allí Mustafa Abdi, nos comentaba que “Si bien Kobane no es una gran ciudad está completamente destruida. Se han destruido el 80% de las casas. Comenzamos a edificar 1300 casas nuevas para las familias que se quedaron sin nada. Necesitamos remover toneladas de escombros. Incluso la municipalidad se tuvo que hacer cargo de los cadáveres del ISIS. La vida sin agua y pan no puede seguir adelante. Fuimos 2 veces a Europa a Bruselas y Estrasburgo dando conferencias y tratar de tender un puente con los que quieren dar su ayuda”.

Por su parte la presidente del Movimiento de Mujeres Libres de Kobane, Jamila Ahmed nos dijo “Quisiera agradecerles en nombre del Movimiento de Mujeres de Kobane. En Kobane la revolución tuvo a las mujeres kurdas en primera línea. Después de 5000 años de opresión sobre la mujer, contra esa hegemonía combaten las mujeres en Kobane. Ahora estamos reconstruyendo la sociedad y serán las mujeres a promover esta nueva sociedad. Durante el asedio de ISIS todas las casas de la mujer han sido destruidas. Ahora necesitamos reconstruirlas para que sean promotoras de la nueva sociedad en Kobane. Para poder abrir todos esos centros de la mujer necesitamos su ayuda.”

Hacia Kobane

El día 15 de setiembre se cumplía un año del comienzo del ataque de ISIS a Kobane. Ese día la caravana iba a llevar medicinas, equipamiento médico y útiles escolares a la ciudad kurda de Siria. El ejército turco nos impidió el paso. Ya habíamos tenido una advertencia cuando en la combi que nos transportaba de Suruc a Sanliurfa el día anterior la policía nos detuvo e hizo bajar reteniendo nuestros documentos y registrando todo lo que llevábamos, incluso a dos diputados nacionales de SEL (Sinistra Ecologia e Libertà) de Italia que se supone tienen inmunidad diplomática. Los compañeros de Kobane nos pidieron que no respondieramos a las provocaciones del ejército turco ya que la frontera una vez a la semana por pocas horas se abre para que puedan pasar algunas cosas. Cualquier conflicto les daría una excusa para cerrarla por completo. En esos días había contenedores con medicinas que Turquía no dejaba pasar llegando ya a su fecha de vencimiento. La caravana finalmente realizó un acto y conferencia de prensa en el poblado de Mesher a pocos metros de la frontera en donde se podía apreciar la estratégica colina de Mistenur que domina toda la ciudad de Kobane. Fue una experiencia muy importante y el MST y la corriente internacional estuvieron presentes allí.  Es muy importante que otros compañeros también puedan hacer esta experiencia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *