El fenómeno Sanders

Sanders eua

Pedro Fuentes*

1.- Lo que aparecía como un “outsider” minoritario de la política electoral de los EUA, Bernie Sanders, se convirtió en un factor real, objetivo de las elecciones primarias, como el único candidato demócrata con posibilidades reales ante Hillary Clinton. Hace unos meses escribimos junto con Tiago Madeira, un artículo en lo que no negábamos esta posibilidad ya, que, considerábamos que el país estaba en movimiento.  Los resultados en Iowa y luego en New Hampshire lo trasformaron el él único candidato que delineó una campaña que dice en EEUU que hay que gobernar para los trabajadores y las minorías y no para Wall Street, que no acepta donativos de grandes empresas y que cuenta con un masivo y abrumador apoyo en la juventud.

Quienes confunden el imperialismo de los EUA con el pueblo americano y piensan que son todos unos idiotas que están todos manipulados detrás de la política de Wall Street y las intervenciones militares se han dado contra la pared. Estas elecciones internas muestran también que producto de la nueva situación que vive el planeta el régimen de los EUA está dejando de ser “un cuerpo con dos cabezas”. Hay contradicciones que son muy importantes para la lucha de los trabajadores en todo el mundo y quienes no la ven y creen que el imperialismo sigue omnipotente son aquellos que deforman esa realidad para defender la idea campista que China y Russia son progresivos, o justificar el apoyo incondicional a cualquier política de los países del tercer mundo.

Estas contradicciones en el régimen político expresan en una polarización inevitable de la sociedad americana, con el surgimiento de otro outsider de ultra derecha, Donald Trump, el multimillonario mediático xenófobo que llama a expulsar a todos los creyentes islámicos y a avanzar en el control de frontera con México (que ya existe) construyendo un Muro al estilo de Israel.

2.- La verdad que ese movimiento que ocurre en los EEUU es el síntoma de que todo el mundo se está moviendo, que en un sentido la diferencia entre norte y sur, (en términos de la lucha de clases), está desapareciendo, en la medida que la pobreza y desigualdad aumentan en todo el mundo, como consecuencia de la crisis y la gran concentración capitalista en pocas manos, que en términos  más populares se conoce como el 1% contra el 99%.  No podemos separar el fenómeno Sanders, de lo que pasa en España con Podemos, o en Portugal con el Bloque de Izquierda o en Inglaterra, (el segunda gran país donde se alojan los propietarios después de los EEUU de las grandes corporaciones), donde ganó en el Labor Party Jeramy Corbin, que tiene características similares a la de Bernie Sanders.

3.- Hace un tiempo que venimos sosteniendo que en el mundo, como resultado de la gran crisis crónica que alcanza también a los partidos y los regímenes, que existe una gran desigualdad entre esta situación de crisis crónica , y  la decepción, las movilizaciones y las protestas que la misma acarrea por un lado, y por otro la ausencia de una alternativa anticapitalista y un programa socialista capaz de dar una salida. De ahí el surgimiento de los fenómenos intermediarios como lo fue Syriza a pesar de su fracaso, y los otros que mencionábamos y que por suerte se dan en el plano político; Bernie Sanders expresa esto en los EEUU.

4.- Este proceso tiene una enorme importancia mundial y en particular para Latinoamérica, justo en estos momentos que las alternativas nacionalistas radicales están en retroceso, porque en cierta medida, lo que sucede en EUA tiene una relación directa, ya que es el dueño de las mayores inversiones, sus corporaciones comandan las políticas extractivistas,  y que promueve  también el flujo imparable de inmigrantes hacia el país del Norte. Por eso también se explica que la clase media más vieja e incluso sectores de la vieja aristocracia obrera vean el Tea Party y la ultraderecha de Roland Trump como una salida.

5.- Los resultados de las dos primarias Iowa y New Hampshier Sandershan sido alentadores. ¿Es posible que esto se extienda a otros estados donde el establishment demócrata es más fuerte?; no lo sabemos. Lo que si ya existe objetivamente es una polarización social y política en las elecciones y una gran politización en las primarias especialmente en los debats entre Sanders y Hillary, y una gran movilización de la juventud alrededor del primero. Lo concreto es que hay un profundo cambio: Trump de un lado, Sanders del otro. Y hay una encuesta que dice que si fuera Trump el candidato de los republicanos, es decir la extrema derecha xenófoba, quien mejor lo enfrentaría del lado de los demócratas sería Sanders. Un dato ilustrativo de esta nueva situación es el ascenso del movimiento negro que se expresó en el show de Beyonce en el intermedio del Super Boll. (Ver artículo especial de Tatiane Ribeiro).

Sanders es el candidato que en número de personas más ha recaudado, utilizando los nuevos medios de comunicación social aunque obviamente no lo sea en cantidad de dinero.  Este es tal vez el hecho más simbólico de la campaña: la negativa a recibir dinero de las grandes empresas y cartels.

5.- Que es lo que está defendiendo Sanders en sus discursos y en sus debates.

→El salario mínimo de US 15. (Hillary ahora habla de 12. La libertad de sindicalización para los trabajadores

→ La extensión del Medicare a todo el sistema de salud.

→los derechos de las minorías.

→ El enfrentamiento a Wall Street, al capital financiero. La aplicación de la ley de los monopolios contra las corporaciones y los bancos

→ Taxación de las grandes fortunas.

→ La revolución política. O sea la movilización y organización de los trabajadores y el pueblo para alcanzar esos objetivos. Ya que Sanders sabe bien que si gobernaría tendría todo el parlamento en su contra.

7.- El “yes we can” (si podemos) del candidato negro Obama que derrotó a la Hillary en las primerias de hace 9 años  ya en alguna medida expresaba la necesidad de cambio y generó inmensas expectativas. En un sentido, Sanders aparece como la continuación de ese proceso pero con diferencias cualitativas. Sanders tiene programa, Sanders es socialista así se diga socialista demócrata esto es mucho decir en EUA. Por eso es un proceso más profundo que atrae a la juventud y a muchos sectores.

8.- No es una casualidad que esto ocurra ahora en el país del norte. Tiene que ver que el pueblo no está sufriendo la angustia de la crisis a nivel de la que se vive ahora en Brasil o en muchos otros países. Las crisis son las parteras de las revueltas y revoluciones. Pero también sucede que cuando hay cierta mejora en la economía ( y así sea muy parcial en los EUA la hay), el pueblo se siente con más fuerza y energía para reivindicar derechos, enfrentar a los patrones, tiene más tiempo para pensar en porque no mejorar sus necesidades sociales. (Asi también pasó en Brasil en el 2013 o mismo en Turquia meses después) cuando los emergentes estaban en ascenso.

9.- Hablemos del futuro, de las perspectivas que se abren. Como fue el caso de Podemos en España o el Bloco en Portugal es harto difícil para no decir imposible que por la vía electoral el programa de Sanders se imponga. Muy difícilmente, así haya quedado empatado con Hillary en IOWA y le haya ganado en New Hampshire, que pueda ser el candidato de los demócratas. Es es que  el régimen tiene debilidades, crisis, pero conserva poder como para no permitir una cosa como esas. Lo que sí está colocado es que hacer el día después de terminadas las primarias.  Un sector de la izquierda –que consideraba a Sanders un “chancho burgués más” o similar a otras alternativas de izquierda que tuvieron los demócratas,  infelizmente va a razonar diciendo, “vimos teníamos razón vengan a nuestras organizaciones”. Esa forma de pensar es tirar el bebe con el agua sucia. Nos interesa polemizar con estos sectores que quedan al margen de la realidad, porque de esa manera se pierden fuerzas para construir un verdadero proyecto anticapitalista.

sanders-mlk-659x400

Sin embargo, lo importante es ver si este proceso continua. Si toma formas organizativas políticas nuevas, como ocurrió en España o se diluye. Es decir si la indignación que ya ha dado un paso a tener un programa, se organiza, así ese no sea nuestro programa y esa organización no sea la de la revolución socialista, sería un paso de gigantes que se da en el país hegemónico del imperialismo.

(*) membro da Direção Nacional do PSOL e do Secretariado do MES.

 

*****

1.- Lo que aparecía como un “outsider” minoritario de la política electoral de los EUA, Bernie Sanders, se convirtió en un factor real, objetivo de las elecciones primarias, como el único candidato demócrata con posibilidades reales ante Hillary Clinton. Hace unos meses escribimos junto con Tiago Madeira, un artículo en lo que no negábamos esta posibilidad ya, que, considerábamos que el país estaba en movimiento.  Los resultados en Iowa y luego en New Hampshire lo trasformaron el él único candidato que delineó una campaña que dice en EEUU que hay que gobernar para los trabajadores y las minorías y no para Wall Street, que no acepta donativos de grandes empresas y que cuenta con un masivo y abrumador apoyo en la juventud.

Quienes confunden el imperialismo de los EUA con el pueblo americano y piensan que son todos unos idiotas que están todos manipulados detrás de la política de Wall Street y las intervenciones militares se han dado contra la pared. Estas elecciones internas muestran también que producto de la nueva situación que vive el planeta el régimen de los EUA está dejando de ser “un cuerpo con dos cabezas”. Hay contradicciones que son muy importantes para la lucha de los trabajadores en todo el mundo y quienes no la ven y creen que el imperialismo sigue omnipotente son aquellos que deforman esa realidad para defender la idea campista que China y Russia son progresivos, o justificar el apoyo incondicional a cualquier política de los países del tercer mundo.

Estas contradicciones en el régimen político expresan en una polarización inevitable de la sociedad americana, con el surgimiento de otro outsider de ultra derecha, Donald Trump, el multimillonario mediático xenófobo que llama a expulsar a todos los creyentes islámicos y a avanzar en el control de frontera con México (que ya existe) construyendo un Muro al estilo de Israel.

2.- La verdad que ese movimiento que ocurre en los EEUU es el síntoma de que todo el mundo se está moviendo, que en un sentido la diferencia entre norte y sur, (en términos de la lucha de clases), está desapareciendo, en la medida que la pobreza y desigualdad aumentan en todo el mundo, como consecuencia de la crisis y la gran concentración capitalista en pocas manos, que en términos  más populares se conoce como el 1% contra el 99%.  No podemos separar el fenómeno Sanders, de lo que pasa en España con Podemos, o en Portugal con el Bloque de Izquierda o en Inglaterra, (el segunda gran país donde se alojan los propietarios después de los EEUU de las grandes corporaciones), donde ganó en el Labor Party Jeramy Corbin, que tiene características similares a la de Bernie Sanders.

3.- Hace un tiempo que venimos sosteniendo que en el mundo, como resultado de la gran crisis crónica que alcanza también a los partidos y los regímenes, que existe una gran desigualdad entre esta situación de crisis crónica , y  la decepción, las movilizaciones y las protestas que la misma acarrea por un lado, y por otro la ausencia de una alternativa anticapitalista y un programa socialista capaz de dar una salida. De ahí el surgimiento de los fenómenos intermediarios como lo fue Syriza a pesar de su fracaso, y los otros que mencionábamos y que por suerte se dan en el plano político; Bernie Sanders expresa esto en los EEUU.

4.- Este proceso tiene una enorme importancia mundial y en particular para Latinoamérica, justo en estos momentos que las alternativas nacionalistas radicales están en retroceso, porque en cierta medida, lo que sucede en EUA tiene una relación directa, ya que es el dueño de las mayores inversiones, sus corporaciones comandan las políticas extractivistas,  y que promueve  también el flujo imparable de inmigrantes hacia el país del Norte. Por eso también se explica que la clase media más vieja e incluso sectores de la vieja aristocracia obrera vean el Tea Party y la ultraderecha de Roland Trump como una salida.

5.- Los resultados de las dos primarias Iowa y New Hampshier Sandershan sido alentadores. ¿Es posible que esto se extienda a otros estados donde el establishment demócrata es más fuerte?; no lo sabemos. Lo que si ya existe objetivamente es una polarización social y política en las elecciones y una gran politización en las primarias especialmente en los debats entre Sanders y Hillary, y una gran movilización de la juventud alrededor del primero. Lo concreto es que hay un profundo cambio: Trump de un lado, Sanders del otro. Y hay una encuesta que dice que si fuera Trump el candidato de los republicanos, es decir la extrema derecha xenófoba, quien mejor lo enfrentaría del lado de los demócratas sería Sanders. Un dato ilustrativo de esta nueva situación es el ascenso del movimiento negro que se expresó en el show de Beyonce en el intermedio del Super Boll. (Ver artículo especial de Tatiane Ribeiro).

Sanders es el candidato que en número de personas más ha recaudado, utilizando los nuevos medios de comunicación social aunque obviamente no lo sea en cantidad de dinero.  Este es tal vez el hecho más simbólico de la campaña: la negativa a recibir dinero de las grandes empresas y cartels.

5.- Que es lo que está defendiendo Sanders en sus discursos y en sus debates.

→El salario mínimo de US 15. (Hillary ahora habla de 12. La libertad de sindicalización para los trabajadores

→ La extensión del Medicare a todo el sistema de salud.

→los derechos de las minorías.

→ El enfrentamiento a Wall Street, al capital financiero. La aplicación de la ley de los monopolios contra las corporaciones y los bancos

→ Taxación de las grandes fortunas.

→ La revolución política. O sea la movilización y organización de los trabajadores y el pueblo para alcanzar esos objetivos. Ya que Sanders sabe bien que si gobernaría tendría todo el parlamento en su contra.

7.- El “yes we can” (si podemos) del candidato negro Obama que derrotó a la Hillary en las primerias de hace 9 años  ya en alguna medida expresaba la necesidad de cambio y generó inmensas expectativas. En un sentido, Sanders aparece como la continuación de ese proceso pero con diferencias cualitativas. Sanders tiene programa, Sanders es socialista así se diga socialista demócrata esto es mucho decir en EUA. Por eso es un proceso más profundo que atrae a la juventud y a muchos sectores.

8.- No es una casualidad que esto ocurra ahora en el país del norte. Tiene que ver que el pueblo no está sufriendo la angustia de la crisis a nivel de la que se vive ahora en Brasil o en muchos otros países. Las crisis son las parteras de las revueltas y revoluciones. Pero también sucede que cuando hay cierta mejora en la economía ( y así sea muy parcial en los EUA la hay), el pueblo se siente con más fuerza y energía para reivindicar derechos, enfrentar a los patrones, tiene más tiempo para pensar en porque no mejorar sus necesidades sociales. (Asi también pasó en Brasil en el 2013 o mismo en Turquia meses después) cuando los emergentes estaban en ascenso.

9.- Hablemos del futuro, de las perspectivas que se abren. Como fue el caso de Podemos en España o el Bloco en Portugal es harto difícil para no decir imposible que por la vía electoral el programa de Sanders se imponga. Muy difícilmente, así haya quedado empatado con Hillary en IOWA y le haya ganado en New Hampshire, que pueda ser el candidato de los demócratas. Es es que  el régimen tiene debilidades, crisis, pero conserva poder como para no permitir una cosa como esas. Lo que sí está colocado es que hacer el día después de terminadas las primarias.  Un sector de la izquierda –que consideraba a Sanders un “chancho burgués más” o similar a otras alternativas de izquierda que tuvieron los demócratas,  infelizmente va a razonar diciendo, “vimos teníamos razón vengan a nuestras organizaciones”. Esa forma de pensar es tirar el bebe con el agua sucia. Nos interesa polemizar con estos sectores que quedan al margen de la realidad, porque de esa manera se pierden fuerzas para construir un verdadero proyecto anticapitalista.

Sin embargo, lo importante es ver si este proceso continua. Si toma formas organizativas políticas nuevas, como ocurrió en España o se diluye. Es decir si la indignación que ya ha dado un paso a tener un programa, se organiza, así ese no sea nuestro programa y esa organización no sea la de la revolución socialista, sería un paso de gigantes que se da en el país hegemónico del imperialismo.

(*) Miembro del PSOL Nacional y la dirección de la Secretaría MES.

 

One comment

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *