Luciana Genro primera en las encuestas de Porto Alegre: PSOL tiene la mejor candidata y el mejor programa

 

Israel Dutra, presidente do PSOL-RS

La encuesta del Ibope confirmó a su modo lo que el sentido común en las calles porto-alegrenses ya se estaba afirmando. La candidatura de Luciana Genro al Ayuntamiento de la capital de Rio Grande del Sur se posiciona para ir a un segundo turno con fuertes posibilidades de victoria. Estamos apenas comenzando una elección breve, pero densa y muy tensa. Acontecieron dos debates con una audiencia razonable, transmitidos por las dos mayores radios, la Gaúcha y la Guaíba.

Luciana Genro aparece con el 23% con un margen de error de 4 puntos para arriba o para debajo de las intenciones de voto. Esto correspondería cerca del 30% de los votos válidos, si descontamos los nulos y los blancos. Avanza algunas casas del escenario trazado por la encuesta Methodus de algunas semanas atrás (el 20,8%).

En seguida, le sigue Raúl Pont (PT) con un 18%, todavía sin saber con exactitud si esta dinámica crecerá o no, índice alto para un partido que recoge los frutos de sus elecciones políticas en los últimos años, con un divorcio todavía reciente con el PMDB que no terminó nada bien, dadas las acusaciones de traiciones mutuas.

Después para abajo, hay una lucha por el tercer lugar interesante. El candidato que quiere buscar un lugar a la derecha, Nelson Marchezan (PSDB) ultrapasa a Sebastião Melo (PMDB), actual vice del candidato a alcalde que representa la continuidad.

A pesar de la seducción y el apoyo de 14 siglas, Melo no consigue subir. Tuvo una crisis intensa sobre la indicación de su vice, una transformación que causó fisuras, arrancando mal en el primer debate de la radio.

Por otra parte, Marchezan amplía su discurso como candidato de los sectores más reaccionarios que buscan un lugar al sol después de las manifestaciones por el impeachment de Dilma y del apelo al discurso fácil sobre la seguridad pública. Así mismo, Marchezan tiene sus problemas: perdió en la justicia el derecho a la coalición con el Partido Verde, teniendo que modificar a la última hora la composición de su frente electoral.

En seguida, los otros candidatos que luchan entre sí para construir una posibilidad de luchar en el primer pelotón. El más fuerte y estructurado es Mauricio Dziedricki, del PTB. Carga el peso de un partido que está presente en los barrios, una tradición de candidaturas fuertes y grandes de concejales, y una influencia en líderes de las comunidades.

Fábio Osterman (PSL) no es digno de nota ni de pena. Y los porcentajes de Julio Flores del PSTU (3%) indican que hay un espacio para ser disputado a la izquierda.

Todos estos elementos presentados de forma breve demuestran que la hipótesis de cambio es real. Se aproxima a la posibilidad de disputa final de proyectos. Una victoria seria fruto de un movimiento que comienza  a tomar forma. El hecho de que Luciana tenga ido bien en los debates, de que las plenarias de las campañas a concejales y de apoyo tengan reunido una numerosa vanguardia, de la presencia muy fuerte en las redes, indica esa dinámica.

Hay un problema en cuestión que no se puede ocultar. El tiempo de TV es absolutamente desproporcional. Esa es la apuesta de las máquinas de la casta política para cortar la sinergia del movimiento en torno de la “Vez de Luciana”. Es una apuesta que guarda su lógica después de la reforma electoral conducida por Eduardo Cunha en 2015 que reduce drasticamente el tiempo de TV del PSOL.

Van a querer pesar también las máquinas em los barrios, con la presión de todo tipo en el asedio indebido.

Pero hay otro problema que ellos tienen y que es el de las propias castas. Como explicar que siendo parte de la base del gobernador Sartori y del presidente interino Temer casi el 70% de los brasileros prefieren nuevas elecciones que el vice de Dilma? Los doce años del mismo grupo que controla la intendencia, con 12 años en base a la repartija de cargos? Ellos no pueden huir de la politización de todo un sector de la población cada vez más indignada con los políticos corruptos.

La apuesta es clara: el PSOL tiene la mejor candidata y el mejor programa.

La campaña de Luciana Genro está discutiendo los problemas reales de la ciudad sobre un prisma democrático y radical: una visión integrada y humanitaria de la seguridad pública. Una revolución política em la gestión municipal eliminando dos tercios de los cargos de confianza e invirtiendo la relación con los funcionarios públicos. Restituyendo el sentido común contrario a la corrupción, con un eje claro em el control y fiscalización popular de los servicios públicos en la lógica de avanzar en el poder popular. Sin hablar de los problemas candentes de salud, educación y transporte. Y la lucha permanente por una ciudad libre de preconceptos y referencia em las causas democráticas.

El objetivo es construir un movimiento que ya está diseñado. Un resorte potente capaz de resistir al Golias del tiempo de la TV. Ella es formada por las mujeres que saben que existe una primavera em curso, por los LGBT que luchan por más derechos; por la juventud de la ciudad que es uno de los bastiones de las Jornadas de Julio; por los empleados públicos que han hecho la experiencia con el PT y su gestión y con la de Fogaça/PDT/PMDB em los últimos doce años; por los trabajadores del transporte que dieron un salto em su consciencia después de la gran huelga de 2014 y tienen en el PSOL y sus candidatos referencias claras para luchar por sus intereses de clase; de los negros y las negras en los barrios que luchan por el derecho al futuro de sus hijos; un movimiento que abrace la cultura popular y haga de ella una bandera permanente; en las ocupaciones urbanas que hacen de la ciudad un territorio en expansión de la lucha popular en la periferia; de los jubilados que tienen la sabiduría del tiempo y las heridas de una vida de trabajo dura y de lucha.

La fuerza de la candidatura de Luciana acompaña el buen desempeño del PSOL em las encuestas de otras capitales, grandes y medias, ciudades importantes del país, donde se destacan Edimilson Rodríguez y Raúl Marcelo también líderes em las encuestas, em Belem de Pará y Sorocaba respectivamente, además de Marcelo Freixo y Luiza Erundina que luchan para ir al segundo turno de Rio de Janeiro y São Paulo, a pesar del boicot de los medios de comunicación y la ley mordaza que les impide participar en los debates.

Es tiempo de multiplicar. En la construcción de un nuevo ciclo en Brasil, el de un cambio profundo, donde Porto Alegre, ciudad emblemática en la lucha contra la globalización capitalista está al frente.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *