Venezuela: “El gobierno desconoce al TSJ y continua su plan entreguista”

Entrevista con Cesar Romero, de Marea Socialista

Para conocer más a fondo sobre el reciente comunicado de la plataforma contra el arco minero, nos comunicamos con César Romero, él es dirigente de Marea Socialista y firmante del recurso de nulidad contra el decreto Nª 2248 que activa el plan de minería en el arco minero del orinoco. Aquí la entrevista.

Aporrea: Saludos Cesar. Hemos visto el día de ayer un comunicado de la plataforma contra el arco minero. Ahí hacen denuncias de irrespeto al TSJ. ¿Puedes hablarnos de eso?

César Romero: Saludos al equipo de este importante portal y a todos los lectores. Es así, tras la aceptación del recurso de nulidad por parte del TSJ se activa el juicio, cuyos siguientes pasos serían la activación de las medidas cautelares y la audiencia preliminar, tareas que corresponden al tribunal y en las que ha habido un retraso importante a casi 2 meses de la admisión de la demanda. En la primera medida cautelar de la demanda se obliga al ejecutivo a paralizar actividades de toda índole relacionadas al decreto del arco minero. Este es un juicio de interés nacional que trastoca aspectos sensibles como la soberanía, el equilibrio ecológico y derechos políticos consagrados en la Constitución, por nombrar algunos aspectos.

Al firmar esos acuerdos con transnacionales, el presidente está pasando por encima de una acción legal de carácter constitucional. Por esta razón desde la plataforma contra el arco minero hemos decidido pronunciarnos enfáticamente denunciando este grave hecho. Nos preguntamos hasta dónde llegan los compromisos financieros del ejecutivo que hasta desconoce una institución como el TSJ que tanto dicen respetar. Esta política de destrucción sólo la podremos detener con lucha.

Aporrea: ¿Por qué afirman que se viola la constitución?

César Romero: Hay varios aspectos. Lo primero es que se trasgrede el principio constitucional que expresa que la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, ya que el ejecutivo al firmar el decreto 2248, secciona un 12% del territorio nacional. Para ese espacio se establece un marco legal paralelo y violatorio de los derechos constitucionales. Se modifica todo el régimen impositivo y de aduanas en favor de las empresas transnacionales, se flexibilizan las leyes laborales, se cercenan los derechos políticos de organización y de libre expresión de los sectores sociales que allí habiten, entre otros. Además, se pasa por encima de leyes orgánicas como la ley de ambiente o la de pueblos y comunidades indígenas.

Aporrea: Ante el escenario de crisis económica el gobierno ha planteado este mega-proyecto minero como la única salida para la crisis. ¿Es una salida real? ¿No ingresarían más divisas al país?

César Romero: Hay aspectos puntuales que permiten comprobar que al país van ingresar una mísera cantidad de recursos en comparación con las enormes ganancias que obtienen las empresas. El tema de fondo es que la visión del proyecto es neoliberal y de renuncia a la soberanía. Es el mismo enfoque de los proyectos extractivistas en países como Argentina, Perú o Mexico donde el estado no controla el mineral explotado por la empresa ni mucho menos la comercialización de los minerales en el mercado internacional; que por lo general ocurre a través de las principales bolsas que comercializan “commodities” como la de Nueva York, Chicago, Londres o la de Toronto (enfocada en la compra-venta de oro).

La única manera que encuentran los estados para extraer recursos una vez que se explotan los minerales es a través del cobro de impuestos. Y para el caso del Arco Minero, al igual que en otros países de América Latina, esta obtención de divisas es mínima ya que se contempla una reducción o indemnización de los principales impuestos como: el impuesto sobre la renta, el IVA o las regalías.

Aporrea: Hay quienes argumentan que este plan permitirá acabar con la minería ilegal. ¿Qué opinan de eso?

César Romero: La minería ilegal se acaba llegando hasta el fondo. Desenmascarando a los responsables y encubridores de este delito, que seguramente involucra sectores privados, estatales y militares. Por supuesto que coincidimos con la necesidad de derrotar este flagelo, pero eso se hace ejerciendo soberanía no entregándola a las trasnacionales. Es una mentira que con esta política se está derrotando la minería ilegal, lo que se hace es legalizarla y expandirla.

Aporrea: El gobierno para cubrirse las espaldas dice que este es un plan original de Chávez, ¿es esto así?

César Romero: Empecemos aclarando que Chávez sacó a la Gold Reserve de Venezuela por desastres ambientales que esta empresa venía cometiendo en el país. Maduro trae nuevamente a la Gold Reserve.

Ahora, Chávez habló de geopolítica, de tener control sobre el territorio, de acabar con las mafias, en ningún momento planteó entregar el país a las trasnacionales. Pero supongamos que sea así, de igual manera estaríamos en contra y daríamos la misma lucha en la calle. Yo, en particular, no veo en chávez un dogma, y así estuviese escrito este plan de su puño y letra, semejante proyecto no puede ni debe ser iniciado sin un gran debate Nacional.

Aporrea: ¿Hay dinero detrás de su lucha?

César Romero: El dinero está detrás de quienes firmaron estos acuerdos. Nosotros tenemos detrás argumentos, convicciones, compromiso con el país. Ese discurso que busca criminalizar la disidencia frente a su iniciativa de profundizar el rentismo y entregar la soberanía nacional, es una cuestión peligrosa ya que pone en riesgo la seguridad judicial y personal de todos los luchadores honestos que se han pronunciado en contra de este proyecto ecocida y etnocida. Todas las denuncias contra el AMO han estado ampliamente sustentadas; no somos habladores, sencillamente tenemos un proyecto distinto al del gobierno.

Aporrea: Profundizando en otros temas. Ustedes están en contra de la minería.

César Romero: en la plataforma venimos desarrollando un debate al respecto. Yo particularmente no estoy en contra de la minería, es esencial para el desarrollo de cualquier país. Pero cualquier explotación minera debe tener un fin bien específico, por ejemplo, para construir viviendas necesitamos acero, para lo que hace falta la explotación y procesamiento del mineral de hierro. Ahora, está el caso del oro, en el que el más del 90% de la producción mundial va destinada a la joyería, bancos o bonos. Nada útil para el avance y bienestar de la humanidad.

En la discusión surgen preguntas polémicas como: ¿es prioridad la minería ante el pulmón más importante del planeta? Muchos de estos debates serían enriquecedores si este gobierno no fuese tan autoritario. No quieren debate porque no lo están haciendo por el país, el arco minero no lo impulsan para ejercer soberanía, lo hacen para cumplir sus compromisos con el capital internacional.

Aporrea: ¿Que harán ahora?

César Romero: Profundizar la lucha. Nada está perdido. Vamos a denuncia con mucha energía el irrespeto al TSJ por parte del presidente. Vamos a profundizar en la campaña de debate y concientización y movilización. No los dejaremos quietos mientras entregan el país.

Aporrea: Muchas gracias César.

César Romero: gracias a ustedes. Lucharemos incansablemente.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *