[Brasil] Después de la movilización del 29N: proseguir la lucha, ocupar y resistir

Nathalie Drumond y Fabiana Amorin. Organización Juntos!

El último día 29 de noviembre marcó la lucha de la juventud y sus ocupaciones de escuelas y universidades. El gigantesco acto en Brasilia dejó un mensaje para los poderosos de este país, de que nada más sobre nuestras vidas será decidido sin que seamos escuchados. Estamos atentos y preparados para resistir. Juntos apostó todas sus fichas en el 29N, movilizando de norte a sur de Brasil, para que Brasilia se transformase en la capital de las ocupaciones y la juventud transbordase toda su resistencia y solidaridad.

Contra las medidas de Temer ¡la juventud está en lucha!

La caravana de juventud en Brasilia en el día 29 no fue un acto cualquier, sino el encuentro de la generación que transformó el movimiento estudiantil brasileño en el mayor y más pulsante del mundo. Desde el anuncio de las primeras medidas de Michel Temer, que atacan frontalmente la educación, los secundarios volvieron a ocupar sus escuelas y también Institutos Federales, extendiéndose para las universidades nacionales e incluso las privadas. La juventud se hizo enemiga declarada del gobierno Temer, que con la PEC 55 (antigua 241) y su techo en los gastos públicos durante 20 años, puede llegar a cortar más de 40% del presupuesto de educación básica. Ya con la Medida Provisoria de la Enseñanza Secundaria, que no propone ningún calendario de debate en las escuelas, va a flexibilizar el currículo y ampliar la carga horaria, lo que es completamente contradictorio para un gobierno que va a congelar gastos en educación. Por estas y por otras cosas, a un año de la primera ocupación en São Paulo, los estudiantes del país entero se levantaron y decidieron tomar para sí su propio futuro. O, como venimos diciendo, nada sobre nosotros será decidido sin nosotros.

Aun así, Michel Temer y Mendonça Filho, Ministro de Educación, no dieron ninguna señal de espacio de diálogo con los estudiantes. Muy por el contrario, todas las oportunidades que tuvieron fueron para subestimar el entendimiento de los estudiantes sobre las medidas del gobierno y reprimirnos. Demostrando que la intransigencia también es parte de su paquete de ajuste contra el pueblo. Por eso, el movimiento estudiantil de conjunto y diversos movimientos sociales y de trabajadores, como ANDES, SINASEFE e FASUBRA, decidieron ocupar Brasilia día 29, en el primer turno de votación de la PEC 55 en el Senado, para colocar contra la pared a Temer y sus aliados.

Brasilia: corazón de las ocupaciones

Mientras los colectivos de todos los rincones de Brasil llegaban a Brasilia, amanecimos con la trágica noticia de la muerte de 71 personas en la caída del avión de Chapecoense. El país se debruzó en lágrimas y solidaridad. Aun así, el Congreso y el Senado deciden seguir con sus votaciones al pie de la letra, demostrando completa insensibilidad de los poderes con lo que ocurre del lado de afuera de sus castillos. Quedó todavía más evidente cuando el protesto en Brasilia comenzó. Vivimos horas de intensa represión. Bombas de gas lacrimógeno, balas de goma, gas de pimienta, caballería y helicópteros, esta fue la forma en la que Temer recibió a las más de 20 mil personas que ocupaban el campo frente al parlamento.

Hay que hacer un destaque especial para la columna de Juntos, que además de ser la más organizada y una de las más grandes, con cerca de mil estudiantes secundarios y universitarios de todo el país, fue claramente una de las más valiente. Fuimos primera línea del acto y quien mantuvo firme sus banderas en medio al gas lacrimógeno.

¡Contra el ajuste y la corrupción!

Como si fuese poco, la intransigencia del Senado y la aprobación de la PEC 55 por 64 votos contra 14, en el mismo día el Congreso votaba las 10 medidas contra la corrupción. No obstante, lo que era un paquete de más intransigencia con quien roba el dinero del pueblo, se transformó, por las manos de los congresistas en una maniobra para salvarse de la condena. Juntos levantó alto su bandera en el día 29, dando el mensaje de que no aceptamos ningún ataque a los derechos del pueblo, pero tampoco maniobras de los corruptos para salvar sus cabezas.

Sabemos que aun teniendo la mayoría en los parlamentos – en troca de cenas e intercambio de favores para aprobar sus medidas -, Temer no logra estabilizar su gobierno, tanto por la resistencia de la juventud, como por tener un gobierno atascado en corrupción. En el día siguiente al 29, Renan Calheiros (presidente del Senado) se torna reo en la corte suprema (STF). Al día siguiente, allá estaba Juntos en un escrache en su mansión, exigiendo Fuera Renan. Esta semana, hasta el presidente del Orden de Abogados de Brasil pidió la destitución inmediata del presidente del Senado. Además del pedido de la corte suprema (STF), que acusa a Renan de haber desviado dinero de su gabinete para un negocio de alquiler de autos que no prestó ningún servicio, el senador puede estar en aquella que será una bomba atómica más al régimen. El acuerdo de delación premiada (para disminuir la pena) de los dueños de la Odebrecht, contiene más de 200 nombres de políticos que se beneficiaron y recibieron dinero de la mega constructora. No es en vano que intentan a cualquier costo frenar la Operación Lava Jato, el régimen no quiere ningún político más en la cárcel. El propio Avaaz esta semana inició una petición alertando el intento de frenar la Lava Jato, que ya causó mucho estrago para los de arriba.

La juventud va a seguir resistiendo

Cada estudiante que volvió de Brasilia tuvo por lo menos una certeza: somos muchos. Las ocupaciones de escuelas y universidades produjeron una generación de miles de jóvenes radicalizados dispuestos a donar sus vidas para garantizar sus derechos. Justamente por eso, nosotros no retrocederemos. Independiente de lo que los parlamentos, tan distanciados de la vida del pueblo voten, esta victoria no nos la saca nadie. Volvimos para nuestras provincias aún más fortalecidos para seguir resistiendo: el 13 vamos a ocupar las calles del país una vez más.

Sabemos que la PEC 55 es solo la primer medida del paquete de retrocesos que el gobierno Temer prepara para ajustar las cuentas de la crisis económica en los hombros del pueblo más pobre y trabajador. El año que viene seguirá siendo de mucho enfrentamiento y lucha, y es justamente por eso que nosotros, de Juntos, organizaremos durante semana santa (15 y 16 de abril) un gran campamento internacional en Rio de Janeiro, para seguir organizando a aquellos que no desisten de sus sueños y su futuro.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *