Roberto Robaina e Israel Dutra,

De la dirección del MES[1] y del PSOL

Una grave crisis política marca la escena nacional. Tal crisis se combina con el agravamiento y el empeoramiento  de las condiciones de vida del conjunto de la población, donde la crisis económica se profundiza.  Los dados son alarmantes: no hay previsión alguna de recuperación y la economía se contrajo un  8.3% desde el inicio de la actual recesión prolongada.

La tragedia que conmovió al país, con el terrible accidente del equipo de fútbol del Chapecoense, no impidió que los diputados y senadores votasen dos agendas contra el pueblo: la continuidad  del ajuste y medidas que desfiguran el paquete anticorrupción, amenazado así la continuidad de la investigación de la Operación Lava-Jato[2].

La aprobación en 1º turno del PEC del Techo de Gastos (el PEC 55)[3] en el Senado, en medio de gran contestación y una combativa marcha que reunió 20 mil personas  en la Explanada[4], fue obra de la articulación de Renan[5] con Temer para seguir la agenda del ‘Puente para el Futuro’, que tanto le interesa a la gran patronal.

Horas más tarde, la Cámara aprobó la enmienda del  PDT que rescata el antiguo PEC 37[6] restringiendo el poder de investigación del Ministerio Público y de los Procuradores.  Renan busca incansablemente oncluir su obra: salvar la casta, al gobierno de Temer y garantizar que no exista interpenetración entre las dos pautas. Una jugada maestra para sustentar al  Congreso y al gobierno.

La  cuestión que movió toda la crisis fue la tentativa desesperada de los principales partidos: uniendo al PT, al PSDB, al PMDB y cía. para garantir la amnistía a la Caja 2[7], a pesar  del clamor popular.  La bancada del PSOL correctamente fue artífice, junto con la bancada de Rede, una vez más, de la denuncia en la aprobación de la amnistía de la  Caja 2. También el PSOL tuvo una postura acertada al votar contra la emenda que limitaba el poder de los procuradores y jueces.

En el medio de este tablero de insatisfacción popular y acuerdos espurios, la manifestación del día 29 contra el PEC, señaló un punto importante de la resistencia al ajuste, encabezada por la juventud que ocupa escuelas y universidades. Sin embargo, en el otro frente que debilita a la casta y al gobierno- la lucha contra la corrupción- una parte de la izquierda se niega a luchar contra la corrupción, debilitando la lucha contra el gobierno, allanando el camino para la restauración de Renan y el régimen. Y lo más grave: dejan una vía abierta para los grupos de derecha que tienen un papel casi solitario en el intento de canalizar la indignación popular.

La posición desastrosa fue del Frente Brasil Popular[8] y del Frente Pueblo Sin Miedo[9] (BA): condena la lucha contra la corrupción, criminalizando  todo poder judicial afirmando que la Operación Lava-Jato es sobre todo una operación de “agentes del imperialismo” . Esta definición desastrosa no sólo no arma correctamente para las tareas del periodo, sino que además es la responsable del crecimiento de la derecha en las calles.

Para esos frentes lo que aparenta es que, parafraseando a Caetano, “no están entendiendo nada”[10]; la votación creciente de nulos y  blancos en octubre, el rechazo a todos los políticos, como muestran las encuestas de popularidad de los gobiernos, y la sensación de las calles no les dicen nada.

La izquierda no puede quedar rehén de esa lógica, “solidaria” con la casta política, es una narrativa que conduce al apoyo- directo o indirecto- a Renan; el mismo Renan que es el articulador del ajuste y del PEC.

La  Operación Lava-Jato gano un salto de cualidad cuando detuvieron en Rio de Janeiro, con evidencias claras,  al ex-gobernador Sergio Cabral.  Su fortuna acumulada es apenas la punta del iceberg de la cuadrilla que dirige el poder en Rio de Janeiro en los últimos diez años y ahora, a través de Pezão[11] y Picciani[12] quiere descargar un brutal ajuste contra el pueblo y los empleados.  La prisión de Cabral fue celebrada por todos los rincones de la capital carioca.

Es preciso hacer un combate sin tregua contra la derecha, sea la derecha que gobierna, sea la derecha que a que busca “tomar las calles”.  Somos parte de aquellos que hemos  enfrentado al MBL[13] en las ocupaciones de las escuelas, en los debates, en las propias calles. Y sabemos que no se combate a la derecha dejando el terreno libre para posar de heraldos en la lucha contra la corrupción. En la etapa anterior, esos sectores conseguían desviar el justo sentimiento de lucha contra la corrupción, para la lucha contra Dilma, resultando el Impeachment. Ahora, a la luz del gobierno Temer, la situación es diferente: Renan y los gobiernos están en la línea de fuego porque precisan salvar a la casta y promover el ajuste. Eso causa fisuras en el propio campo de la derecha. Y disputar en las calles la indignación popular es una tarea elementan.

Los sectores de los “frentes” que se rehúsan a dar ese combate, confunden a la vanguardia y dividen la lucha contra el gobierno. Acaban debilitando la lucha contra el ajuste, al depositar confianza en el Congreso y  dejan a la derecha con manos libres en vez de disputar la lucha contra la corrupción que cuenta con el apoyo del 94% del pueblo según una última encuesta.

Toda la posición tiene contexto. En un momento en que lo ataques a los procuradores tiene como objetivo liquidar el Lava Jato y garantizar la impunidad de los que hicieron el impeachment para amortiguar la operación, dando como contrapartida  para la clase dominante la aplicación brutal del ajuste neoliberal, sumarse a estos ataques es hacerles el juego a ellos.

Si  la izquierda sigue insistiendo en la tecla de oponer al discurso anticorrupción quedara  aislada cada vez más del pueblo,  llevando al conjunto de la vanguardia a una derrota.

Una izquierda de verdad precisa seguir la lucha contra el ajuste, en las movilizaciones estaduales, en la lucha contra el PEC y ser consecuentes en la lucha por la  continuidad del Lava-Jato, como se posicionaron Luciana Genro, Chico Alencar, José Padilha, entre otros. Unir las dos luchas es la única salida para resistir al  gobierno Temer y sacar las profundas conclusiones de la experiencia del lulismo como una izquierda que se corrompió y se transformó en parte del Régimen.

[1] Movimiento Izquierda Socialista, MES por sus siglas en portugués. El MES es una corriente interna del PSOL

[2] La Operación Lava-Jato que terminológicamente quiere decir lavar el carro a chorro de agua, es un gran operativo de procuradores y jueces de Curitiba que destapó todo el escándalo de coimas y comisiones de la Petrobras y otras empresas y bancos estatales que lavaron y recaudaron billones de reales para la casta política. Ya están preso el dueño de Odebretch, empresa que tiene 26 filiales en el mundo, y otras grandes constructoras. Tambien Jose Direçeu, Vacari Neto y José Palochi, importantísimas figuras del entorno de Lula. Lula es reu de esta operación. La reciente delación premiada firmada por la empresa de Odebretch en la cual van a participar 77 directores y ejecutivos de la misma, va a significar la cukpabilidad de más de 200 políticos, entre ellos Temer, Serra. Se calcula que serán citados a declarar alrededor de 2.000 corruptos en estas denuncias.

[3] Conocido como PEC del Techo del Gasto Público, es una propuesta de enmienda constitucional que desea cambiar la constitución para limitar el gasto en salud y educación por 20 años.

[4] Explanada de los Ministerios, es una amplia avenida de Brasilia, donde donde está concentrada toda la administración federal en edificios iguales de 9 pisos.

[5] José Renan Vasconcelos Calheiros es el actual presidente de Senado Federal de Brasil. En el año 2007 Renan ocupó los titulares de la prensa brasileña por denuncias de corrupción. El caso fue llamado de Renangate. La crisis comenzó, con la circulación de la noticia sobre el pago de la empresa Mendes Júnior a la ex-amante de Renan, y perdurou hasta 11 de noviembre, cuando él renunció a la Presidencia de Senado. Ahora el Supremo Tribunal lo inició por esta causa y es reo, o sea está siendo juzgado.

[6] Proposta de Emenda Constitucional 37/2011, abreviada como PEC 37, fue un proyecto legislativo brasileiro prohibía investigadores por el Ministerio Público.

[7] La expresión Caja 2 se refiere a recursos financieros no contabilizados y no declarados a los órganos electorales del dinero ingresado para campañas electorales de candidatos y al fondo de partidos políticos. Entre los delitos de la Caja 2, está el lavado de dinero y las cuentas secretas en el exterior.

[8] Frente Brasil Popular abarca a el PT, el PCdB, MST y es apoyado también por el MTST.

[9]  Frente Pueblo Sin Miedo, reúne a 30 entidades, entre ellas movimientos sindicales y de la juventud, sin techo y de la Iglesia Católica y es impulsado por Ghullerme Boulos del MTST

[10] Caetano Veloso es uno de músico y artista más importantes de Brasil. En las recientes elecciones a la intendencia de Rio e Janeiro, apoyo y fue un participe activo de la campaña de Marcelo Freixo del PSOL.

En el año 1968, con motivo de la presentación de su tema musical “Es prohibido prohibir” en la eliminatoria paulista del 3º Festival Internacional de la Canción (FIC), de la Cadena Globo, en São Paulo, Caetano subió a escena vestido con ropa de plástico, y lanzó de improviso un histórico discurso contra la platea y el jurado, donde quedó plasmada la frase “Ustedes no están entendiendo nada”.

[11] Pezão es gobernador de Rio de Janeiro

[12] Picciani Presidente de la Asamblea Legislativa de Rio de Janeiro

[13] MLB Movimiento Brasil Libre. Organización derechista que surgio en las movilizaciones por el impeachment a Dilma, se ha puesto del lado del gobierno y organizó estudiantes y militantes derechistas contra las ocupaciones de las escuelas.