[ESTADOS UNIDOS]  LA POLITICA CON LA CARA TRAGICOMICA DEL TEATRO GRIEGO.

UNA MASCARA PARTIDA EN DOS MITADES; LA COMEDIA Y LA TRAGEDIA

Lucas Guerrero

MAS Panamá

Es como si la historia en un gesto histriónico, hubiese hecho un casting moderno, para representar la situación y curiosamente ha seleccionado como actor principal a un bufón (léase Donald Trump), con la condición de que luzca la máscara que simboliza el trasfondo de la escena. La máscara del teatro.

LA TRAGEDIA

La elección de Trump sin duda es una tragedia; primero, para todos los sectores de la población que están expuestos a la puesta en práctica de las políticas xenófobas, discriminatorias y racistas, que cínicamente expuso el actual presidente durante su campaña electoral. Para los inmigrantes, sobre todos los mexicanos a quienes amenazó con saña y tuvo la desvergüenza de decir que construiría un muro en la frontera con ese país y se lo cobraría a los mexicanos, en la visita que como una desafortunada truculencia política le hizo el atolondrado presidente de México, Peña Nieto.

Pero otra parte importante que contribuye con la tragedia de la situación, es la propia candidatura de Hillary Clinton, quien siempre ha representado a la casta imperial y su corte de multimillonarios y banqueros, que son menos del 1% de la población, esta realidad le facilito muchísimo el triunfo a Trump, pues buena parte del partido demócrata y del pueblo americano, desconfiaba de semejante candidata. Un punto revelador es la dificultad que tuvo para vencer la candidatura de sesgo izquierdista de Bernie Sanders, quien obtuvo el 46% de los votos en las internas del partido demócrata.

Como si fuese poco, Hilary pretendía suceder al gobierno de Obama, un gobierno que prometió la paz y le dieron el premio nobel, (que curioso, lo mismo ocurrió con  Santos en Colombia), pero en lugar de sacar a los Estados Unidos del pantano de la guerra de Medio Oriente, como lo prometió en su campaña, al contrario, su política agravó todo, también en conflictos con Corea del Norte, Irán, Rusia y en menor grado con China y ahora participa activamente en la guerra civil Siria, esa política que auspicia  golpes de estado blandos (Parlamentarios), contra los gobiernos como el de Manuel Zelaya en Honduras, Fernando Lugo en Paraguay, Dilma Rousseff en Brasil, todos reemplazados por gobiernos de derecha invadidos por la corrupción. Obama, para paliar la crisis de los bancos americanos, les “Presto” sin garantías, más de 2000 billones de Dólares, endeudando el pueblo norteamericano con su propia banca, con cifras inverosímiles, para supuestamente salvarlos de la quiebra y la liquidación. Remedio que hasta ahora, ocho años después, no ha sido suficiente, dada la profunda crisis que padece el sistema capitalista. Esta crisis crónica de la economía, se transmite al estamento político y erosiona los partidos tradicionales que sostiene los principales gobiernos del imperialismo, empezando ahora por Estados Unidos, donde cualquiera que fuese el ganador Trump o Hillary, la crisis de sus partidos sobrevendría inevitablemente, lo mismo ocurrió con el Brexit en Inglaterra o con la caída de Berlusconi en Italia, o la crisis que arrastra al PP y al PSOE en España, o la que se desenvuelve en Brasil con el destape del escándalo del Lavajato, solo para mencionar los más importantes. Pero también desde hace décadas arrecia una crisis moral en  los altas cúpulas de la burguesía, que se manifiesta desembozada con la corrupción internacional que aplica el régimen capitalista en todos los países, ha entronizado en los estados castas corruptas que venden por dos reales la riqueza acumulada por décadas, la cual se concreta en las empresas estatales y el seguro social, entregan la riqueza del subsuelo a las multinacionales y abren el mercado con ventajas inauditas para estas compañías.

Pero el drama de las elecciones se expresa con la amplia votación que obtuvo Trump, como lo previó el cineasta Michel Moore, en los cuatro estados azules de Michigan, Ohio, Pensilvania y Wisconsin. Cuatro estados tradicionalmente demócratas, pero que han elegido a gobernadores republicanos desde 2010, “Quizá se deba a que este dijo (y dijo bien) que el apoyo de los Clinton al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) ayudó a destruir a los estados industriales de la zona norte del medio oeste de Estados Unidos. Trump va a machacar a Clinton con este tema y con el hecho de que haya apoyado el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica y otras políticas de comercio que perjudicaron a los habitantes de esos cuatro estados”. Claro no fue solo eso, había más, por ejemplo las expectativas de mejorar con el gobierno de Obama, pero las cosas empeoraron para la mayoría, bajo un gobierno claramente neoliberal. La campaña Trump prometió los empleos perdidos y el regreso de muchas empresas americanas que se han ido para Asia o América Latina.

LA COMEDIA

Como siempre es más corta, lo cómico es el propio papel(roll) de Trump, que al principio de la campaña, apareció como un bufón, pero ahora debe ser un mal chiste para la burguesía que dirige el establishment mundial. Un personaje que está desprendido del compromiso político con los partidos del poder, que gano a pesar de que buena parte de la dirección republicana le retiró su apoyo, que hizo una compaña truculenta, ahora es el “Señor Presidente”.  Pero si produce cierta Hilaridad, pensar en ciertas paradojas de cómo será el periodo de Donald Trump. Como puede presentar Trump al congreso americano y al resto de la economía mundial, una política proteccionista, de traer fábricas de fuera y aplicar impuestos a las mercancías que provienen del exterior y mantener el neoliberalismo aperturista en el resto del mundo?. Como hacer de nuevo un gran país sin bajar el salario medio y quitar los programas de asistencia?. Cual será el salario por hora de la clase trabajadora en caso de que algunas empresas regresen a producir en las áreas deprimidas de los Estados Unidos?, como mantener los salarios a raya mientras expulsa millones de latinos que precisamente con su mano de obra barata tiran los salarios hacia abajo y aumentan las ganancias de los capitalistas?, como resolver la crisis del agro, sin traer mano de obra barata para la recolección, sobre todo mexicanos o será que piensa ocultarlos tras el muro mientras llega la cosecha?. El gobierno de Trump traerá sorpresas pero desde ahora podemos descartar que será de mayores crisis domésticas e internacionales que las del gobierno de Obama.

LA INCERTIDUMBRE Y LA ESPERANZA

Con el triunfo de Donald Trump, al parecer, se ha abierto la caja de Pandora de la política estadounidense, pueden ocurrir muchas cosas pero casi ninguna buena para los trabajadores, las mujeres y los inmigrantes de ese enorme país. Tendremos un aprendiz de político y además estrafalario millonario en la casa blanca, rodeado de otros millonarios a cual más retrógrados y reaccionarios, esto si va a parecer una danza del ku klux klan, en el centro de poder del imperio. Que decadencia y que peligro con esta clase de gobierno. Nos trae a la memoria el período de la decadencia del imperio Romano con césares como Calígula y Nerón, estos gobernantes no solo se representaban a sí mismos, sino más bien eran producto de la sociedad, representaban la época que se vivía.

Pero paradójicamente la esperanza, al contrario de lo que dice el mito griego, se ha apresurado a salir y apareció con fuerza en las primeras escenas, imprimiendo un ánimo de lucha y de rechazo en la juventud norteamericana a este gobierno de la ultraderecha, con amplias y nutridas manifestaciones en contra de la elección que acababa de ocurrir, a su vez estas movilizaciones prefiguran los combates que se avecinan, la juventud más temprano que tarde se tomará las calles de las principales ciudades de Estados Unidos, y será la esperanza de un nuevo amanecer, de un nuevo período de duras batallas contra las políticas reaccionarias de la ultraderecha en el gobierno.

Nuestras organizaciones, deben estar atentas a acompañar estos movimientos y estos combates, como ya se ha elaborado, esta es una oportunidad grandiosa de unir de conectar y relacionar la lucha de la juventud y de la clase trabajadora de los Estados Unidos con las luchas de los trabajadores y la juventud Latinoamericanos,  tenemos que vencer la barrera del idioma, por lo demás tenemos una vecindad política y cultural, que nos relaciona en ambas direcciones, Norte-Sur y Sur -Norte.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *