Impulsar la organización de la juventud en barrios populares: la experiencia de la Red Emancipa

Maíra Tavares Mendes e Nicolas Calabrese

Brasil es uno de los campeones de privatización de la educación superior en Latino América: más de 75% de las matrículas están en instituciones privadas. Esto hace con que la búsqueda por un cupo en una universidad pública sea muy intensa, exigiendo que el desempeño en los exámenes de selección (ENEM y vestibulares) sea muy alto. Como la escuela pública ha pasado por cortes de gastos y precarización intensos, es mucho más difícil para los estudiantes pobres poder entrar en la universidad pública. Muchas veces, ellos trabajan para pagar cursos preparatorios para las pruebas, los llamados “cursinhos”, o sino se inscriben en programas de becas en las instituciones privadas.

Desde 2007, la juventud del MES ha impulsado la organización en barrios populares de jóvenes que tienen su derecho a estudiar negado: a partir de profesores y otros colaboradores voluntarios, la Red Emancipa se constituyó como un movimiento social que organiza clases y otras actividades político-pedagógicas. Todo es hecho a través de la movilización y del activismo: la búsqueda de un local donde se pueda organizar un aula, la campaña en búsqueda de profesores que dispongan su tiempo para construir un proyecto de educación militante, la divulgación en las escuelas públicas de la región, etc.

Nacida en el estado de São Paulo, la Red Emancipa rápidamente se esparció: hoy son 28 cursinhos dispersos por otros 5 estados (Rio de Janeiro, Pará, Minas Gerais, Rio Grande do Sul, Distrito Federal). Cada año movilizamos más de mil estudiantes, la gran mayoría jóvenes de las periferias, mujeres y negras, además de centenas de profesores.

La Red Emancipa es más que una red de profesores y alumnos que se organizan para preparar para una prueba: es un movimiento social de educación popular, una experiencia de auto-organización de clases populares por medio de la educación. Así, una serie de discusiones hacen parte del cotidiano de los cursinhos: coyuntura política, feminismo, negritud, identidades LGBT, relación entre educación y sociedad, derechos humanos. Inspirada en la pedagogía de Paulo Freire, la Red Emancipa trabaja con la idea de que educar es un acto político, y por eso la movilización es su principal marca.

En los cursinhos organizados por Emancipa se trabaja con la idea de que es necesario ocupar los espacios públicos, pues estos son del pueblo. Esto también vale para las universidades: todos los años la Red Emancipa promueve el “Dia en la USP”, llevando centenas de jóvenes para conocer y disputar la universidad más elitizada del país. Además, ha participado activamente en los movimientos de masa más recientes en Brasil, como en la lucha contra el aumento del transporte que culminó en las jornadas de Junio de 2013, y las ocupaciones de escuelas en São Paulo, Rio de Janeiro y otros estados.

En 2017, la Red Emancipa cumple 10 años. En poco tiempo, y con las dificultades que las clases populares enfrentan para organizarse, teniendo que dedicar una parte del valioso tiempo para la lucha, el Emancipa se ha tornado, al mismo tiempo, un gran movimiento de educación popular de carácter nacional y una herramienta de resistencia y lucha para la juventud que tiene sus derechos negados. Por eso, los próximos años continuarán siendo un desafío para nosotros del Emancipa, teniendo el objetivo de masificar esta experiencia y enraizar en todos los lugares donde la juventud de las periferias tenga derechos siendo atacados. Nuestra tarea es grande, pero somos conscientes de que no hay otro camino que no sea la lucha y la organización contra este sistema capitalista que solo promete retirar más y más nuestros derechos y nuestro futuro.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *