1. La revelación por parte de la prensa del contenido de una de las primeras delaciones de la Odebrecht, en la noche de ayer, agudizó la situación política nacional. El envolvimiento directo de Michel Temer y todo su núcleo fundamental de gobierno (Eliseu Padilha, Moreira Franco, Romero Jucá, Yunes) completan el círculo de la profundización general de la crisis institucional. Además de estos citados, también Renan, Rodrigo Maia (presidentes del Senado y de Diputados), Alckmin (gobernador de São Paulo) y Serra fueron tapa de los principales diarios de circulación nacional. Los principales “políticos” de Brasil están ahora directamente implicados en la Operación Lava-Jato, expuestos al conjunto del pueblo.
  2. El escenario nacional está marcado por una combinación de crisis. La crisis política, la crisis institucional con el conflicto de poderes en el caso de la disputa entre Renan y la Core Suprema (STF), la crisis económica y financiera que alcanza de lleno los principales estados de federación como Rio de Janeiro, Minas Gerais y Rio Grande do Sul y la brutal crisis social que se agrava cuando empeoran las condiciones de vida del conjunto de la población. Los datos son alarmantes: no hay previsión de recuperación alguna y la economía cayó en 8,3% desde el comienzo de la actual recesión que se anuncia prolongada. Desocupación en masa, condiciones desfavorables para la clase trabajadora, con cierre de puestos de trabajo, recortes presupuestarios, salarios entregados en partes, perjudicando directamente el fin de año de las familias brasileñas.
  3. La votación al pie de la letra del Proyecto de Enmienda de la Constitución (PEC) 55, condenada incluso por la ONU, revela la insensibilidad del gobierno y de la casta con cualquier perspectiva de futuro. Aprovechándose de la conmoción nacional con la tragedia del equipo de Chapecoense, el Senado corrupto aprobó en primer turno el techo de gastos que crea una verdadera austeridad para áreas como salud, educación y seguridad.
  4. El anuncio de la contra-reforma de la previdencia fue uno de los mayores ataques a los trabajadores desde la redemocratización del país. Además de elevar el tiempo de jubilación mínima, el problema de la contribución haber sido extendida, este es un golpe duro contra la clase trabajadora en general, especialmente a las mujeres trabajadoras, que cumplen doble y triple jornada.
  5. En paralelo a esto, la crisis que arrastró un conflicto entre Renan y la proposta del Ministro Marco Aurélio Mello, que a través del STF concedió el mandato a favor de la suspensión de la presidencia del Senado. Esto ocurrió en un momento en el que Renan encabezaba un intento por parte de la casta para darle amnistía al repase de dinero ilegal en campaña electoral (“caixa 2”), desfigurar las medidas contra la corrupción y así limitar las investigaciones de la Lava-Jato, intimidando fiscales y al Ministerio Público. El desenlace de esta crisis demostró el peso de la casta, en un gran acuerdo para mantener a Renan, votar el ajuste y preservar al Senado. Tal acuerdo envolvió Jucá, Gilmar Mendes, la mayor parte de los miembros del STF, que se desmoralizó al votar “Renan se queda”. También envolvió al Senador Viana del PT en la defensa de la “unidad” de los de arriba para aprobar el ajuste y ahogar la Lava-Jato.
  6. Es incontestable que la Operación Lava-Jato cumple un papel decisivo para la inestabilidad en el país. La prisión de Cabral fue conmemorada por el movimiento de masas en Rio; su pandilla comienza a desarmarse, con varios de sus secretarios yendo atrás de las rejas. La revelación de que Alckmin sería el “santo” de la planilla de la Odebrecht también alcanza a la banda del PSDB, arrastrando las tres mayores fracciones de la casta partidaria para el centro de la discusión de los esquemas del financiamiento ilícito y propina en las empresas estatales y en la construcción de grandes obras: PMDB, PT e PSDB.
  7. La resistencia popular a las medidas de ajuste aún es fragmentada. El ajuste es durísimo y urgente para las clases dominantes. El acto del 29/11, a pesar de haberse mostrado como un gran día de lucha y resistencia contra la PEC 55, no tuvo una continuidad inmediata. El gobierno necesitaba imponer su agenda y colocar en práctica en los estados la política de ajuste fiscal más allá de las medidas que desfiguran el paquete anticorrupción, amenazando así la continuidad de las investigaciones de la Operación Lava-Jato.
  8. El concepto de que la Operación Lava-Jato no es nada más que una operación de “agentes del imperialismo” no solo no arma correctamente las tareas del período como también es responsable por el crecimiento de la derecha en las calles. Entregando una vez más en las manos de la derecha una consigna de lucha que siempre fue nuestra mayor arma contra el capital. Es necesario hacer un combate sin treguas contra la derecha, sea la derecha que gobierna o la que busca “tomar las calles”. Concordamos cuando Chico Alencar dice que los “intentos de ahogar la Lava-Jato crecerán”. Debemos evitar la “estagnación de la sangría de la Lava-Jato” como verbalizó la casta a través de Jucá. La bancada del PSOL, correctamente, fue artífice, junto con la bancada de Rede, más de una vez, de la denuncia de la aprobación de la amnistía al “Caixa 2”. También el PSOL tuvo una postura acertada al votar contra la enmienda que limitaba el poder de los fiscales y jueces.
  9. La lucha de los servidores de Rio de Janeiro demuestra la polarización social, a veces confusa, dispersa, pero aun así combativa. La lucha contra las medidas de Pezão (gobernador de Rio de Janeiro) obtuvo algunas victorias parciales y el clima es de tensión para la manifestación del día 12, donde puede haber enfrentamientos alrededor de la ALERJ (cámara de diputados del estado); la escena de dos policías retirándose de la tropa de choque para juntarse a la manifestación expresa que debemos actuar en la crisis, en la contradicción de las bajas oficialidades de las policías civiles, militares y bomberos militares que se movilizan también en otros estados.
  10. El lugar del PSOL es apoyar las luchas, denunciar todos los corruptos y tener un papel activo en la coyuntura. Necesitamos aprovechar la referencia de nuestras figuras públicas como el peso que el Partido tiene en Rio de Janeiro, nuestras concejalas y concejales, diputados y militancia. Fortaleciendo así la consigna del Fuera Temer junto con la lucha contra la corrupción incluyendo la consigna “Fuera todos los corruptos”. El gobierno se muestra ilegítimo frente a la representatividad democrática y no siendo ninguna referencia de lucha contra la corrupción. Unificar el Fuera Temer con las luchas contra el ajuste, contra la reforma de la previdencia será fundamental, incluso para reforzar el pedido del PSOL de juicio político a Temer. Para esto, la salida debe colocar la necesidad urgente de pautar en la sociedad “Elecciones Generales Ya”, colocando para el pueblo la decisión. Debemos, junto a eso, ampliar el debate programático de una salida política y económica delante de la crisis con medidas que respondan a las necesidades populares.
  11. El PSOL debe tener como consignas para las luchas y para la sociedad en general:

– Fuera Temer – fuera Renan y todos los corruptos.

– Lava Jato hasta el final, para todos los corruptos.

– Fortalecimiento de las luchas de indignación de estados contra el ajuste, en Rio Grande do Sul, Rio d Janeiro, Minas Gerais, etc.

– Congelamiento de la reforma de la previdencia, de la PEC 55 y de la Medida Provisoria de reforma de la enseñanza secundaria.

– ¡Elecciones Generales Ya!

  1. Que el partido convoque una conferencia de prensa, com su bancada, Marcelo Freixo, Luciana Genro, para exponer al conjunto del país nuestras posiciones y salida para la crisis.
Israel Dutra – MES
Mari Riscale – MES
Zeneide Lima – MES
Mariana Conte – 1° de Maio
Home – Somos Irmão PSOL

 

São Paulo, 10 de dezembro de 2016