Argentina: Apoyemos a la docencia en todo el país

Patricia Ríos
Secretaria de Educación SUTEBA La Plata

Francisco Torres
Secretario Gremial FND Alternativa Docente

Es una paritaria «testigo» para los estatales y demás trabajadores, al ser una de las primeras con peso nacional y dar una señal de cuál será el tope salarial del gobierno. Macri habló de «intolerancia» y llamó a «sentarse a consensuar», pero se niega a llamar a la paritaria nacional. Esto tensionó aún más. Así, a días de las clases, pocos gobernadores hicieron ofertas: Santa Fe el 19,5%. Bs. Aires, Capital y Entre Ríos, el 18%; Mendoza, Río Negro y Salta, 17%; Misiones, 13%, Jujuy el 10%. San Luis dejó trascender una suba mayor, pero hay que esperar.

Pólvora mojada que inflama bronca

El gobierno gasta munición gruesa en su declarada «guerra» contra las maestras. Macri mismo se burló de las amenazas a Baradel, lo que repudiamos. Pero lo que suena patotero un día, al otro pierde fuerza porque se desnuda como maniobra para buscar aval social.
Pasó con los rompehuelgas promovidos por el «call center» PRO. Con la amenaza de decretazos, conciliación o descontar a mansalva, como hacen hace meses. Pero seguimos firmes. También ahora, que Vidal convoca a 60.000 «voluntarios» para dar apoyo escolar. Todo enciende la bronca que se vive en las escuelas, las redes, en las asambleas y teléfonos de los gremios que no paran de sonar, rojos de indignación.

¿Contención o formación integral?

Abrir un listado en la web de Educación para que cualquiera pueda dar clases de apoyo, sin título ni formación, así sea en un club o sociedad de fomento como dice Vidal, es ilegal y repudiable. Y desnuda la concepción «educativa» del PRO: la escuela como guardería o contenedora de chicos para que mamás o papás puedan ofrecer su fuerza de trabajo a empresarios que exigen flexibilización y quieren poner la escuela al servicio del mercado. Es lo opuesto a ser un espacio para la formación integral de nuestros pibes con pensamiento crítico, autónomos y reflexivos, que piensen y luchen por una sociedad democrática, libre, justa e igualitaria. Por eso dijimos: si Vidal no puede o no quiere resolver el conflicto, va a contar con muchos ‘voluntarios’ para la gobernación… Le vamos a demostrar que sí se puede lograr docentes bien remunerados y una escuela estatal de calidad.

Macri ¿se va a rectificar?

Lo dicho por Macri y varios gobernadores no hace más que aumentar la disposición a pelear. El presidente se equivoca, pero ¿va a rectificarse como debería…? Las ganas de pelear, pese al temor por los descuentos y la desconfianza a la dirigencia Celeste, se evidenciaron en el Plenario Provincial de Delegados de los SUTEBA Multicolor, que resolvió paro por 72 horas con movilización el 6, 7 y 8 de marzo. Con asambleas para definir la continuidad y la consulta sobre si seguir o ir por no menos de 48 horas en la segunda semana, como acordamos en el Plenario Nacional de Gremios, Seccionales y agrupaciones combativas del 22 de febrero. Y garantizar la Marcha Federal Educativa en la tercera semana. O la propuesta de paro indeterminado que muchos plantean.

Una rebeldía creciente en el país

Al superar a la conducción de CTERA, el paro por 72 horas y continuidad ya se aprobó en Chaco, Formosa, Misiones, Neuquén, Santa Fe, Capital, Provincia de Bs. Aires y Santiago del Estero; también la Federación Nacional Docente y lo define Santa Cruz. En el resto, suma fuerza el paro de 48 horas de CTERA y los gremios docentes de la CGT, con marcha nacional el 6 al Ministerio de Educación de la Nación. El 7, marchar con la CGT en la columna con CTERA. Y el 8, definir la adhesión y modalidad ante el paro de mujeres.
Si no le torcimos aún el brazo a Macri y los gobernadores es por la tibieza de la burocracia Celeste. Demoraron todo lo posible la definición del no inicio, lo limitaron a 48 horas, anunciaron otras medidas, pero las relativizaron al «facultar» a la Junta de CTERA a que las convoque o no. Mientras, la CGT sigue sin llamar al paro nacional.
Ganemos las calles masivamente el lunes 6 con CTERA, SUTEBA y demás gremios provinciales; marchar por trabajo y contra el ajuste el 7 con la CGT. Y parar el 8 y movilizar en el paro de mujeres, como lo somos la mayoría de las docentes. Sumamos voluntades, seccionales y gremios al No Inicio con paro de 72 horas y continuidad. Por paro nacional y plan de lucha a la CGT y las CTA, pero resuelto en instancias democráticas donde la base decida. Es el camino para triunfar.

Contrarreforma y ataques a la docencia: Macri y Vidal, contra la educación estatal

Macri y Vidal vienen por la escuela pública estatal. La contrarreforma macrista hace foco en el docente y ubica a la educación como zona de negocios. A su frente se erige un conflicto social y político en defensa de una conquista como es la educación estatal.

¿De qué hablamos cuando alertamos sobre la contrarreforma macrista? El sistema educativo requiere cambios, es indudable. Una revolución a favor de la educación estatal. Pero la batería de medidas del PRO supera los ataques de distintas «reformas» impulsadas por los gobiernos burgueses para adecuar la educación al modo imperante de producción y distribución de la riqueza. Al plantearse un ataque global y en todos los niveles de la enseñanza, ésta se alza como una clara contrarreforma, privatista y flexibilizadora.

Unidad burguesa en la contrarreforma

La avanzada se debe desmenuzar en su totalidad para frenarla. Macri cuenta con el aval de los gobernadores de Cambiemos, el FPV, PJ y PS como quedó estipulado al firmar la Declaración de Purmamarca [1] y las unánimes Resoluciones del Consejo Federal de Educación. Los ejes de esta contrarreforma son: a) Aprender 2016 y el Sistema de Evaluación de la Calidad y Equidad Educativa [2] sobre el que Macri pide avanzar. Propusimos la Evaluación Social de las Políticas Educativas y los gobiernos que las aplican.
b) Formación: El Plan Nacional de Formación Docente 2016-2021 [3], nuestro rechazo a los despidos en Educación y la defensa de los INFD que, para Bullrich, deben quedar sólo 50. c) Inicial: Rechazamos el proyecto de abrir 4.000 CPI de 3, 4 y 5 años que tercerizan el Nivel. Por Jardines estatales y personal de acuerdo al Estatuto. d) Jornada extendida: «la escuela sale de la escuela», es decir, más tiempo para la enseñanza en instituciones sociales, culturales y deportivas. Vamos por una jornada extendida en la escuela, con edificios en condiciones y personal bajo Estatuto.
f) Innovación y tecnología: privatizan áreas y compran material en convenio con Microsoft, Facebook, Google, etc. Por la producción local e independiente, software libre y otras medidas. g) Comunidad educativa integrada: eufemismo que disimula la injerencia empresaria en la «articulación con organizaciones de la sociedad civil, del sector privado y público vinculadas al campo educativo». Y la propuesta de «adecuar la oferta educativa a la demanda laboral».

Desacreditar al docente

Al hablar ante el Congreso y la Legislatura, Macri y Vidal apuntaron contra la docencia. «El paro es contra los chicos» y «no ayuda en nada», según Vidal. Mientras que Macri, con hipocresía al negar la paritaria y subir sólo 13,8% el salario nacional, dice: «los docentes deben poder realizarse y tener un salario digno…». Y machacó con que «necesitamos docentes formados» como si la docencia no se capacitara. De allí que propongan h) Profesionalizar al docente: apuntando a los rankings para la diferenciación salarial y «la construcción gradual de una carrera docente orientada a la superación profesional», a partir de incentivos y meritocracia.
Otro punto es la privatización. Al hacer como el tero que grita en un lado y pone el huevo en otro para ocultarlo, Vidal responsabilizó a la docencia y sus paros por la «privatización de hecho». Esto lo dice quien viene de conducir la Capital, con el 51,2% de los alumnos en escuelas privadas y sólo el 48,8% que asisten a la estatal (Anuario Estadístico Educativo 2015, Min. Educación). Cuando esos guarismos son opuestos a nivel nacional ya que en estos 10 años, de un total de 12,5 millones de alumnos, la matrícula creció en 1,27 millón de alumnos, de los cuales el 58,5% eligió la estatal y sólo el 41,5% la privada.

PRO: ¿Un freno a la privatización…?

Como si nada tuviera que ver su largo año de gobierno ni los años donde votaron todas las leyes y presupuestos a Scioli y Cristina, la gobernadora afirma que hubo en la Provincia una privatización de hecho, al consignar más crecimiento en la matrícula privada que la estatal. Lo dice para justificar su relato: «Estamos para frenar la privatización de la educación pública, para que vuelvan a elegir la estatal», cuando sus medidas son lo opuesto.
Por eso Vidal redujo el presupuesto educativo al nivel más bajo en los últimos 24 años, al caer al 24,9% para educación. Y más que duplicó los subsidios a la enseñanza privada, al aumentar 142% y pasar de $ 6.000 millones en 2015 a $ 14.500 millones en 2017. Lo mismo ocurre en Capital, al caer el presupuesto estatal y elevar mucho los subsidios a las privadas.
Como marco para estos recortes, va el ajustado compromiso de «sostener la inversión en Educación en el 6% del PBI». Esto es más ajuste. Porque resulta indispensable el aumento inmediato del presupuesto al 10% del PBI, sin ley de «financiamiento» gradual, hasta 2021 como promueve la Celeste, con precariedad salarial y pago en negro (Incentivo y Fondo Compensador).
En las Resoluciones del 10º Congreso del MST desarrollamos varias de las propuestas para dar salida a estos problemas y las pautas del modelo educativo que defendemos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *