Chile: Ayer, hoy y siempre jóvenes combatientes

Por: José Vásquez, militante del Bloque de Anticapitalistas Movilizados.

El 29 de marzo en Chile es un día de lucha y conmemoración, se recuerda a las compañeras caídas y los compañeros caídos durante la dictadura militar. El día del joven combatiente, aquel día la dictadura se encargó de acribillar a las y los jóvenes.

En el año 1985, en el último lustro de la dictadura de Pinochet, asesinan a dos jóvenes, los hermanos Vergara Toledo, Rafael de 18 años y Eduardo de 20 años. Ambos militantes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) y estudiantes, Rafael, secundario, del Liceo de Aplicación y Eduardo, estudiante universitario de historia, del Ex Instituto Pedagógico.

Aquel mismo día, asesinan a otra joven militante, Paulina Aguirre Tobar de 20 años. Todos fueron asesinados en la misma población, Villa Francia. Paulina ingresó a militar a los 15 años, a su corta edad ya sabía de sobra lo que era vivir en dictadura. Tocaba la guitarra y “esperaba crear una sociedad más humana, justa, e igualitaria” señaló su padre, desde el exilio en Francia.

En Pudahuel nos arrebataron a Mauricio Maigret Becerra, de 17 años que fue asesinado el 29 de marzo de 1984. El compañero formaba parte de una agencia clandestina de prensa, la Agencia Informativa de la Resistencia (AIR) donde su último despacho fue la conducción de actividades anti-dictadura. Este despacho ocurrió el 28 de marzo, y al día que sigue fue asesinado por la CNI.

El 29 de marzo algunos capitalistas tienen miedo, algunas faenas y lugares de trabajo deben abandonar las dependencias a tempranas horas. El gobierno de turno siempre debe generar un plan de contingencia, operan menos recorridos de micro e incluso, hay choferes de transporte público que tajantemente se niegan a trabajar.

Las poblaciones se visten de lucha y montan barricadas y en algunos sectores hay cortes de luz. La policía no se acerca, es incapaz de hacerle frente a los sitios históricos donde golpeó la dictadura, donde el pueblo se organiza y batalla.

Los centros educacionales organizan protestas y la juventud revolucionaria florece. Ignoremos el falso “Delincuente”. Nos quitaron a 4 compañeros y compañeras. Esta palabra es un vil intento de borrar la memoria histórica de la juventud revolucionaria.

Nosotrxs como BAM! reivindicamos la lucha contra la dictadura, el sistema neoliberal y sobre todo contra el capitalismo y hacemos nuestra la demanda de una sociedad socialista, feminista y eco-socialista fundada bajo otros principios.

Fueron jóvenes quienes combatieron contra la tiranía. Hoy la historia oficial busca el olvido y la justicia la impunidad. Son los gobiernos de la Nueva Mayoría y la Derecha quienes en los largos años de una democracia que nunca llegó, los que alientan la imposibilidad de un cambio. Sabemos el porqué, por eso, nuestro mandato generacional es arrebatar de raíz con toda rebeldía la posibilidad de un cambio radical, de esa forma hacer de la memoria una militancia activa, reivindicatoria y radical, pues la tarea es la revolución, aquella que creían los jóvenes asesinados en dictadura, esa actual tarea depende de la voluntad personal de muchas y muchos.

Hoy es vital entender que sólo la unidad de las izquierdas nos podrá dotar de herramientas para derribar el sistema capitalista y patriarcal y barrer con sus estructuras. Es elemental levantar plataformas de alternativa de lucha contra este sistema y para ello la unidad básica es la organización.

La invitación es a sumarse a la organización, que toda manifestación de rebeldía en memoria de los caídos se transforme en proposiciones de un nuevo mundo, pues tenemos una convicción: que serán las y los trabajadores en conjunto a nuestros pueblos y la juventud quienes con sus propias organizaciones podrán ser quienes desmantelen el poder de un puñado de capitalistas y  puedan construir una sociedad distinta, empoderándonos desde abajo, con auto organización, con la mayor democracia y rebeldía. Estamos convencidos que el descontento aislado no es suficientes para cambios reales, para eso necesitamos militantes comprometidos con perspectiva de una Izquierda Anticapitalista, por eso construimos el Bloque de Anticapitalistas Movilizados – BAM!

Viva la juventud revolucionaria. Arriba lxs que luchan. Ni perdón ni olvido.

Crece y avanza la juventud revolucionaria, anticapitalista, feminista y eco-socialista.

Bloque de Anticapitalistas Movilizados – BAM!

 ¡Juntas y a la Izquierda!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *