CHILE: ¡Ni Una Menos, Vivas Nos Queremos!

La expresión más brutal de la violencia machista se traduce día a día en el número de feminicidios que recorren Chile y el mundo. En nuestro país en el 2016 murieron 58 mujeres a manos de la violencia machista, sin incluir a las mujeres trans y otrxs cuerpxs disidentes, que sufren la peor parte. Debemos detener esta violencia mediante nuestra auto-organización, desarrollando Juntas y a la Izquierda nuestras propuestas, sin transar con los gobiernos de turno y los partidos del régimen, que nada hacen por garantizar la vida ni la dignidad de todas las mujeres. Son nuestras vidas las que permiten que este sistema siga funcionando en base a las tareas domésticas que nos asignan cumplir en forma gratuita, para cuidar del marido e hijos que son la mano de obra de hoy y de mañana. Por eso, por una igualdad real a todos los niveles, Juntas, organizadas y en las calles debemos exigir:

  • Ley de emergencia. Es urgente una nueva legislación que tipifique el feminicidio no sólo doméstico, porque a las mujeres nos matan por el solo hecho de ser mujeres. También es urgente un presupuesto que respalde a las que están en situaciones de violencia, con casas de acogida, apoyo económico y asistencia integral para no ser un número más en la lista de muertes. Por eso exigimos que los ingresos derivados del cobre que hoy van directo a las FF.AA. se destinen a programas para mujeres en situación de violencia, con control de las organizaciones de mujeres para garantizar su aplicación efectiva.
  • Igualdad salarial. En promedio, las mujeres chilenas ganamos un 31% menos que los hombres. El valor económico de nuestro trabajo hogareño equivale al 30% del PIB, pero no se nos reconoce. Además, las mujeres tenemos mayor índice de desempleo, los trabajos más precarios, las pensiones más bajas y somos las más afectadas por la crisis. Por eso exigimos la plena igualdad de salarios, condiciones de trabajo y acceso a los cargos.
  • Aborto libre: legal, seguro y gratuito. La penalización del aborto es otra demostración de la opresión machista institucionalizada, que desconoce la libertad y la autonomía de las mujeres sobre nuestros cuerpos. Se estima que en nuestro país se realizan 60.000 mil abortos clandestinos al año. Por eso luchamos por el derecho a la autodeterminación de nuestros cuerpos y nuestras vidas. ¡Basta de mujeres presas por abortar! La mujer decide, la sociedad respeta, el Estado garantiza y la Iglesia no interviene.
  • Educación sexual y no sexista. El sistema educacional chileno reproduce los estereotipos patriarcales sobre nuestro desarrollo y no tiene un programa adecuado sobre sexualidad libre. Es urgente construir un nuevo modelo educacional público y gratuito, de calidad y no sexista, que restituya a la mujer en el lugar histórico como constructora de nuestras sociedades, reivindique su rol como motor social y deje de invisibilizar a cada mujer detrás del hombre capitalista, blanco y heterosexual. Se requiere un sólido programa de educación sexual preventiva y libre de prejuicios morales, sin intervención clerical ni conservadora, que respete la autonomía de nuestros cuerpos. Las mujeres no somos objetos. Exigimos el derecho al desarrollo pleno desde nuestra niñez, tanto individual como social.
  • NOmasAFP. El sistema de AFP vive a costa del sueldo de miles de trabajadoras y trabajadores, roba el fruto de nuestro trabajo y genera grandes ganancias a los empresarios con un único resultado: pensiones miserables por debajo del sueldo mínimo, que equivalen a un tercio de todo lo acumulado en nuestras vidas. Las AFP generan una pobreza sistemática en los pensionados y, si bien nos afectan a todos, el 94% de las mujeres recibe pensiones que no llegan a $ 154.000 líquidos.
  • Que el capitalismo y el patriarcado caigan juntos. El sistema capitalista y patriarcal dominante es el padre de todas las violencias. Salimos a la calle a enfrentarlo y a proponer otra alternativa: luchar por un Chile y un mundo distintos, sin explotación ni opresión, en donde todas y todos seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres.

Arriba las mujeres que luchan!

No estamos solas: estamos Juntas y a la Izquierda!

Bloque Anticapitalistas Movilizados – BAM!

One comment

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *