[Pronunciamiento del MPGT-Nuevo Perú] VENEZUELA: Con el pueblo todo, sin el pueblo nada

Dirección Política del MPGT – SÚMATE al Nuevo Perú
El pueblo venezolano dio fuerza al proceso liberador más importante desde la revolución cubana en Latinoamérica, sin embargo, ahora es víctima de una crisis social, económica y política que ha congelado el proceso de cambio empezado por Chávez y la Revolución Bolivariana. Ese mismo pueblo debe ser el principal protagonista de cualquier salida a la crisis.
Los aportes de la revolución bolivariana a América Latina han sido inmensos: la idea de la Patria Grande y de la II Independencia Continental, abrieron el camino a lo que luego vino en Bolivia y Ecuador, procesos que buscaron un margen de independencia y soberanía aunque con limitaciones y contradicciones. Dichos procesos cambiaron el régimen y avanzaron hacia nuevas constituciones y experiencias políticas muy ricas.
En Venezuela se avanzó mucho bajo un cambio de régimen y de modelo económico colocando los recursos estratégicos en manos del estado. Con ello se dieron logros sociales importantes. Lamentablemente, no se ha logrado romper la dependencia extractivista ni se alcanzó la diversificación de la economía. De esa forma, el proceso estuvo acompañado del crecimiento de una burocracia y una boliburguesía que se apropia de la renta petrolera y promueve la corrupción.
La muerte de Chávez representó un antes y un después. Maduro no ha sabido mantener el rumbo y con sus políticas está liquidando el proceso. Menos democracia, más burocracia, más boliburguesía, más apertura al capital extranjero. La máxima expresión de ello son las concesiones en el Arco Minero del Orinoco.
En medio de la crisis, la derecha aprovecha la perdida de apoyo social del gobierno para retomar la iniciativa en varios planos nacional e internacional. La polarización que se impuso aumenta la violencia, la pobreza y la agonía de este pueblo valiente. Nosotros que siempre estuvimos apoyando los aciertos y buscando corregir los errores de la revolución sabemos que la derecha no es salida para Venezuela, con el apoyo de EEUU, busca acabar con Maduro pero apuntando a desmontar el proceso de conjunto.
La respuesta de Maduro de ir a una nueva Asamblea Constituyente pasando por encima de la Constitución de Chávez le lleva a perder legitimidad y pone en serio riesgo la herramienta democrática más potente que tenía entre sus manos. El régimen camina hacia una disminución de las libertades democráticas, cada vez más se sostiene en las Fuerzas Armadas y se divorcia del pueblo. Por ello mismo ha crecido el llamado “chavismo crítico”, compuesto por sectores, partidos, ex ministros/as, intelectuales y personalidades políticas que componen la plataforma de defensa de la constitución y proponen un camino distinto de la polarización entre Maduro y la MUD. Ahí está Marea Socialista que ha jugado un rol fundamental en la articulación de estos sectores, resistiendo a todo tipo de presiones.
Desde Latinoamérica somos solidarios al pueblo venezolano y su lucha por una patria libre y soberana. Repudiamos las agresiones y condenamos cualquier tentativa de intervención desde afuera, sea de la OEA o de ejércitos foráneos. En nuestra opinión, hay que volver al pueblo para profundizar el proceso. Las respuestas más urgentes deben estar en el campo de las necesidades de la gente. O sea, el dialogo no debe ser solo con la oposición de derecha, debe ser ante todo con el pueblo y sus organizaciones incluyendo los disidentes chavistas para poner en marcha un Plan de Urgencia, atendiendo a las necesidades del pueblo, profundizando el proceso y apoyándose en la movilización y participación popular.
Con el pueblo todo, sin el pueblo nada. ¡¡Venceremos!!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *