Cataluña rebelde: la Diada de la Independencia

Gustavo Giménez (MST de Argentina)

La Diada (1)  de este 11 de Setiembre reunió a un millón de personas según los organizadores de la Asamblea Nacional Catalana, a la mitad de acuerdo al diario El País y las fuentes españolistas. Lo cierto es que detrás de la guerra de números, hoy Cataluña se puso de pie, salió a la calle y respaldó la Diada del plebiscito por la Independencia.

Hace pocos días, el miércoles 6 de setiembre, el parlamento catalán aprobó las leyes que lanzan el referéndum por la independencia del 1º de Octubre y desafían a la autoridad del estado español. Sientan el marco jurídico básico de la independencia si, como todo lo indica, triunfa el Si en el plebiscito anunciado. Este hecho ha provocado que el enfrentamiento entre el pueblo catalán que lucha por su independencia de España y las autoridades del régimen del Estado Español encabezadas por el presidente Mariano Rajoy (PP) y el rey Felipe, se tensará al máximo.

La votación parlamentaria dio el triunfo a la coalición gobernante de la Generalitat, que gobierno autonómico presidido por Carles Puigdemont  de “Juntos por el Sí” (2), con el apoyo de los votos de la anticapitalista y feminista CUT (Candidatura de la Unidad Popular). Fueron derrotadas las formaciones pro españolistas del PP, Ciudadanos y del PSC-PSOE. El partido “Cataluña sí se puede”, una coalición de izquierdas que llevo a Ada Colau al ayuntamiento de Barcelona y que responde en el orden nacional a Podemos, se rompió ante tan crucial votación.

Una primera e importante movida del estado monárquico español fue la resolución del Tribunal Constitucional, con sede en Madrid, anulando la ley del parlamento catalán y dejando el plebiscito en la “ilegalidad”. Luego la Guardia Civil allanó una imprenta buscando las boletas para la votación. Recientemente la fiscalía del Tribunal Superior de Justicia llamó al mayor de los Mossos D’ Esquadra (3), el reconocido independentista Josep Lluís Trapero, junto a las autoridades de la Guardia Civil para que investiguen los delitos derivados de la convocatoria al ilegal Plebiscito. La convocatoria a Trapero es parte de los más de 1000 requerimientos a los municipios y funcionarios  catalanes, por los que se amenazan a sus funcionarios (unos 9.000), de meterlos presos si prestan sus funciones para facilitar el plebiscito e incluso amenazan con detener a la presidenta del parlamento catalán Carme Forcadell.

Y como si esto fuera poco, las autoridades de la Unión Europea, ha señalado que cualquier iniciativa que vaya contra la Constitución y las leyes de un estado miembro, en este caso de España, viola las normas de la UE. Señalaron además que si Cataluña se independizara no formaría parte de la Unión. Hasta la Federación Española de Futbol ha declarado que si los catalanes se salen de España, el Barҁa… se queda afuera de la Liga.

Pese a todas las amenazas, y a una brutal campaña mediática en contra del plebiscito, el pueblo y el gobierno catalán de la Generalitat no se movieron de su postura. Las autoridades municipales independentistas señalan que 654 poblaciones participarán en la votación y la más importante, Barcelona, comandada por la Ada Colau de “Cataluña si se puede”,  que responde a Pablo Iglesias de Podemos a nivel del España, se mueve en una línea intermedia, que crítica a Rajoy por antidemocrático y a la Generalitat por “apresurados”, pero dice que va a hacer  todo lo posible por que se pueda votar en Barcelona.

Una Diada masiva

Pero si faltaba una voz, era la del pueblo catalán. Y esta se expresó este 11 de setiembre en la masiva Diada catalana. No había margen de error: esta era la Diada para apoyar el plebiscito. Y en un panorama enrarecido porque el gobierno de Rajoy, sus medios y funcionarios afines, han hecho todo lo posible para polarizar la situación y e impedir a toda costa el plebiscito. La respuesta fue contundente: centenares de miles en la calle por la independencia. Y dada la situación política de extrema tensión es un cálculo menor, si está Diada fue algo menor o algo superior que las anteriores. La realidad es que fue contundente.

De hecho hoy hubo dos poderes en pugna. El poder de Rajoy, el rey, el estado monárquico español por un lado y el poder en la calle del pueblo catalán que lucha por su independencia. La Diada del día de hoy fue una extraordinaria demostración de fuerzas de los independentistas que va a teñir las semanas que faltan antes del plebiscito del 1º de Octubre.

La prepotencia del estado español contra la decisión del pueblo catalán de votar y decidir su futuro libremente, tensa la cuerda y le da más razones y fuerza a los independentistas.

Triunfo catalán y distintos perdedores

Los que ganaron hoy están a la vista. Es en primer lugar el pueblo catalán, la Asamblea Nacional Catalana, el gobierno de la Generalitat, el frente único de partidos que empuja el plebiscito, sindicatos, agrupaciones sociales, vecinales, culturales, la juventud, etc. Junto a ellos todos los pueblos de España que reclaman por sus derechos autonómicos como el vasco, el gallego, andaluz, canario, etc. También los trabajadores y el conjunto de las clases oprimidas por el gobierno y el régimen monárquico parlamentario español. Los pueblos que en Europa luchan por su independencia como Escocia, Irlanda del Norte, etc.

Los que perdieron están encabezados por Rajoy y el PP, por el PSOE fanático del estado español y el antidemocrático régimen surgido del Pacto de la Moncloa, las burocracias sindicales de todo pelaje que incluido el PC (Izquierda Unida) de España apoyan ese régimen. El neoliberal Ciudadanos y lamentablemente también Pablo Iglesias y su sector de la conducción de Podemos. (4)

Iglesias que dice reconocer el derecho del pueblo catalán a expresarse democráticamente, ha condenado el plebiscito por estar por fuera de la legalidad del Estado Español. Las consecuencias de su equivocada posición no han tardado en expresarse. El referente de PODEM en Cataluña, Albano Dante Fanchin,  luego de haber respetado la disciplina de su bloque y abstenerse en la votación del Parlamento catalán, respaldó junto a otros diputados el plebiscito, oponiéndose así al sector que refleja las posiciones estalinistas tradicionales encabezados por el diputado autonómico, ex dirigente de Comisiones Obreras (CCOO), Joan Coscubiela de Iniciativa por Cataluña-Verdes (ICV).

Ada Colau, la alcaldesa de Barcelona, reflejando esta crisis y políticas equivocadas, ha decidido colocarse en una posición intermedia, cuando no hay margen para posiciones intermedias y fue muy criticada por no asistir a la masiva Diada del día de la fecha.

Festejo para los que luchamos contra el imperialismo

La Diada catalana en apoyo al plebiscito por la Independencia, es un gran round ganado por todos los que estamos por la autodeterminación del pueblo catalán frente al Estado monárquico español. No hay forma de lograr una Federación de estados socialistas españoles como no sea derrotando a su  principal enemigo, la burguesía imperial española, su régimen monárquico y anti democrático y a todos sus  agentes.

  • 1) Diada: son movilizaciones masivas que exigen la independencia de Cataluña. Se realizan el 11 de setiembre, rememorando la batalla (derrotada) que ser realizó en esa fecha en 1714, cuando las tropas borbónicas ocuparon Barcelona.
  • (2) Juntos por el sí: coalición a cargo del gobierno autonómico de Cataluña, la Gerneralitat. Está integrada por Esquerra Republicana –que gobernó Cataluña hasta el fin de la guerra civil- y el Partido Demócrata.
  • (3) Mossos D’ Esquadra: cuerpo de la policía autonómica catalana de alrededor de 17.000 efectivos que dependen de la Generalitat.
  • (4) Anticapitalistas, la organización del SU, que forma parte de Podemos, llamó a apoyar el Plebiscito en su declaración del 12 de junio del 2017.

—————————————————————————————————-

El Partido Obrero con Rajoy y el Rey

Otro perdedor del día de hoy fue el Partido Obrero de nuestro país. Con el equivocado argumento: “El nacionalismo catalán tiene un contenido histórico reaccionario, pues apunta a la balcanización de la clase obrera de las distintas nacionalidades y autonomías del Estado (monárquico) español” expresado en la web de  Prensa Obrera, señala a la independencia catalana como una maniobra de la burguesía local para superexplotar aún más a los trabajadores de la región. Argumenta, equivocadamente, apoyarse en las tradiciones de la revolución rusa.

El PO adhiere así a los argumentos reaccionarios y pro régimen del estado español que sostiene el estalinismo ibérico. Amén de que miente sobre la tradición de los revolucionarios rusos que nunca se confundieron en esto y apoyaron el derecho a independizarse de las nacionalidades oprimidas como parte de la lucha de la clase obrera rusa y  mundial contra el imperio zarista. Sin que esto significará bajar las banderas propias de la clase obrera ante la burguesía local de la nacionalidad que peleaba por su independencia. De nuevo el PO a contramano de la historia…

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *