BAM – Red Ecosocialista, Chile

José Huenante fue desaparecido por carabineros tras una detención en la ciudad de Puerto Montt, el joven de 16 años que el 2005 fuera subido forzosamente a un furgón de carabineros, nunca más fue visto. A 12 años de la desaparición de José Huenante,  el caso revela las políticas de represión y encubrimiento que han mantenido los gobiernos de la Nueva Mayoría y la derecha en los últimos 20 años posteriores a la dictadura. Dicho caso que es blindado por las castas políticas y los medios de comunicación, ocultando y protegiendo los intereses de un porcentaje minoritario que necesita de las fuerzas represoras para un orden disciplinario en su rol de administrar y mantener un sistema que ha ido perfeccionándose con las raíces heredadas de la dictadura.

La denuncia de las múltiples organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos, se da en un contexto de extrema violencia de el Estado en las comunidades mapuches y de criminalización de la protesta social, un hecho que no tan solo expresa una política de nuestro país, sino latinoamericana ¿Dónde está José Huenante? Es acompañado por la pregunta por Santiago Maldonado, desaparecido por la Gendarmería Argentina posterior a un allanamiento a la comunidad Mapuche de Pu Lof. La respuesta popular en Argentina frente a este hecho fue masiva exigiendo su aparición, mientras que  la política de Macri fue de represión a los miles de manifestantes que reclamaban por Santiago. Situación similar vivimos en nuestro país, a las afuera del frontis de la Universidad de Chile a 12 años de la desaparición de José Huenante, nuestro compañero y vocero de la Asamblea Agua y Soberanía fue brutalmente golpeado y tomado detenido mientras se manifestaba por la aparición de José Huenante, hecho que le provocó un colapso, debiendo ser trasladado a la Posta Central, tal como lo muestran los diversos videos que circulan por las redes sociales.

La propuesta es la solidaridad internacional repudiando las políticas represivas del Estado chileno y sus fuerzas de orden, exigir  la aparición con vida de José Huenante y Santiago Maldonado, repudiar la brutal agresión del compañero Patricio Cavieres, vocero de la asamblea Agua y Soberanía. Apostamos de esa forma a la organización y movilización, por eso participamos como BAM/Red Ecosocialista de la Asamblea Agua y Soberanía e invitamos a fortalecerla y replicar el llamado de alerta y movilización que expresan.

A continuación compartimos la declaración de el Asamblea Agua y Soberanía.

Declaración pública sobre la brutal represión en contra de nuestro vocero Patricio Cavieres

El día lunes 4 de septiembre de 2017, durante la manifestación a 12 años de la desaparición de José Huenante, nuestro compañero y vocero Patricio Cavieres, fue brutalmente golpeado por carabineros, teniendo que ser trasladado a la Posta Central debido a una descompensación.

Como Asamblea Agua y Soberanía de Puente Alto denunciamos que lo sucedido es grave y en ningún caso constituye un hecho aislado. La represión y criminalización de los movimiento sociales está latente día a día, en todo el país y América Latina. No es coincidencia que esta grave agresión ocurra en el marco de una protesta contra la desaparición de José Huenante y en medio de multitudinarias movilizaciones en Argentina exigiendo la aparición con vida de Santiago Maldonado. En pleno siglo XXI, mientras nos venden la pomada de la “democracia”, Carabineros de Chile, amparados por el Estado, reprimen, desaparecen y asesinan a nuestro pueblo. Como asamblea, llevaremos a cabo los procedimientos correspondientes para que se aclaren y se hagan efectivas las responsabilidades.

Sabemos que en todo Chile se alzan cada vez más compañeras y compañeros para defender lo nuestro. Somos parte de esa historia. Del legado de Macarena Valdés y su incansable lucha contra la instalación de torres de tensión en Liñique; de Alex Lemun y Matías Catrileo; de Manuel Gutiérrez. En definitiva, nuestra lucha es por la recuperación del Agua y de todos nuestros derechos sociales arrebatados históricamente. Frente a eso seguiremos luchando incansablemente hasta que la dignidad se haga costumbre.

Gracias a tod@s por su preocupación, Hacemos un llamado a estar en alerta:

¡Si tocan a uno, respondemos todos!

¡Ninguna agresión sin respuesta!

A RECUPERAR EL AGUA Y LA SOBERANÍA