Reportaje a Miguel Salas miembro del Concejo Editorial de “Sin Permiso”, y dirigente de la organización marxista Aurora integrada a Catalunya en Comú

Realizado por Israel Dutra y Pedro Fuentes

Pedro Fuentes: Catalunya tiene un impacto mundial  muy grande en este proceso que hay contra la globalización neoliberal y en un mundo cada vez más multipolar, más lleno de incertezas y crisis, de mayor competividad por la decadencia de EEUU expresada en Trump y la emergencia de China. Quería empezar por lo internacional, de ahí que mi pregunta se refiera a la importancia de la lucha de Catalunya en el marco internacional.

Miguel Salas: Diría que es una situación un poco contradictoria porque por un lado hay luchas importantes y pueblos que están exigiendo sus derechos y luchas populares más amplias exigiendo la autodeterminación de sus derechos, intentando responder a la altura que significa la crisis internacional del 2008. Nos situamos en ese cruce, y en el mismo en lo que tiene que ver con Europa nos encontramos que tenemos -no hace mucho tiempo- la  experiencia del referéndum en Escocia que fue importante ejemplo de cómo se podían hacer las cosas  para la lucha de Catalunya. Como saben aquí no ha sido posible pactar un referéndum con el estado. Hay un apoyo importante del pueblo de Europa aunque no ha llegado a tener expresiones en las calles. Y existe lo contrario, una oposición muy fuerte de todos los gobiernos de la UE que consideran que la situación de Catalunya puede hacer saltar las alarmas, y por eso intentan limitar al aspecto muy español.

Sinceramente cuesta ver más desde Catalunya  las repercusiones que tiene en América Latina, el movimiento nacional catalán. El movimiento nacional solo en el último tiempo ha buscado referencias de apoyos internacionales y yo creo que desde que se convocó el referéndum es que este se ha abierto para el mundo que quiere intentar saber, conocer y comprender lo que pasa en Catalunya. Y creo que el enfrentamiento con el Estado Español es lo que ha abierto más posibilidades de que se conozca y de solidaridad de los pueblos.

Pedro Fuentes. Israel Dutra me decía que tenía efectos parecidos al Brexit. Como ves esta comparación.

Miguel Salas: Es una discusión interesante; hay semejanzas porque el Brexit sucedió hace poco. El Brexit en un aspecto está en las antípodas porque fue un punto de reacción contra los inmigrantes en un proceso contradictorio de ruptura de Inglaterra con UE. En Catalunya no hay ningún atisbo de  rechazo a los inmigrantes. La base independentista es abiertamente democrática y se ha movilizado en apoyo a los inmigrantes. Barcelona es la ciudad donde hubo esta primavera una movilización de decenas de miles para exigir la acogida de los inmigrantes que vienen de Oriente Medio y África. Desde ese punto de vista no lo hay.

El movimiento no se plantea una salida de la UE, el movimiento tiene una exigencia política democrática y no económica, aunque luego me explico sobre esto. El objetivo del movimiento catalanista soberanista e independentista es que el pueblo catalán decida si sigue siendo  parte del estado español o proclama su Republica. Esa es la base de unión y movilización del movimiento. Ahora en tanto que es un movimiento catalán hay que distinguir dos cosas; Una que como es un movimiento nacional hay un sector de la burguesía catalana que está en el movimiento también, no es solo un movimiento de las izquierda, un movimiento de la gente de abajo; Hay un sector de la burguesía catalana que se une e incorpora al movimiento por dos razones: una, porque el estado español ahoga la economía catalana y en ese sentido ahoga a un sector de la burguesía y ese sector se adhiere al movimiento o caso no lo haga el movimiento lo supera. De esa manera hay un sector de la burguesía y/o cercano a ella que en otra etapa defendería solamente un acuerdo únicamente económico. Pero ahora existe una grn movilización. Y esta es la base democrática radical del movimiento que defiende Si más que por estas relaciones económicas, porque quiere su soberanía y construir una Republica

Pedro Fuentes: ?cuales son las fuerzas de que se están enfrentando dentro hoy mismo dentro de Catalunya, quienes apoyan esa campaña que dice que ustedes son un minoría, que tienen 800 mil menos que en las movilizaciones de las  Diadas anteriores y que sostiene que la mayoría del pueblo catalán está en contra de la independencia?.

Miguel Salas;  hay un enfrentamiento entre el Estado Español con  Catalunya  en el sentido más amplio de la nación catalana con sus diferente clases sociales. Y hay sectores de la burguesía catalana opuestos a la independencia. Dentro Catalunya hay también sectores populares que no  lo ven claro. En lo que respecta a los sectores burgueses catalanes opuestos,  son sectores ligados políticamente al Partido Popular o el partido Ciudadanos que representan también los sectores económicos con una determinada relación  y dependencia con el Estado Español y también  la gran patronal catalana que se opone. Pero para que se den una idea de la fuerza del movimiento, estos sectores  tienen que oponerse con lo que aquí llamamos “con la boca pequeña”. No participan en abiertas campañas en contra, toman resoluciones.

Los sectores populares que no lo ven claro se expresan de dos maneras. Uno son los sectores populares descendientes de una inmigración española de padres y abuelos, que tienen la tradición de idioma español. Pero también hay ciertos sectores que ven con desconfianza que el partido de la burguesía que es la antigua Convergencia y ahora Juntos por el Si estén encabezando o en la dirección de este movimiento; porque claro son partidos que en el gobierno han encabezado los recortes en sanidad, en educación. Entonces en ese sentido hay una complejidad porque el pueblo catalán, que como nosotros decimos que es un solo pueblo que vive y trabaja en Catalunya, tiene tradiciones de lenguas y experiencias complejas. Para que el lector lo entienda mejor es claro que hay una lucha de clases en el movimiento, pero no es solo burguesía contra clase trabajadora, sino que está más mezclado porque la reivindicación es básicamente política y democrática.

Hay también otro elemento  para la información y es que en el movimiento hay los sectores independentistas y también los soberanistas. ?Cual la diferencia? Para el independentismo es sobre todo o básicamente la independencia es decir el estado catalán y para el soberanismo lo importante es que el pueblo pueda decidir por una Republica Catalana, pero también y al mismo tiempo federada con otras Repúblicas españolas e ibéricas.

Pedro Fuentes: Y tu como te localizas?

Miguel Salas: Yo me sitúo en la posición soberanista de una Republica Catalana federada a otras repúblicas  del estado español. Ahora el problema concreto y político actualmente es que la distancia entre el nivel movimiento político independentista en Catalunya con el movimiento republicano en el resto de España es abismal. No hay un movimiento republicano  con fuerza en España. Por ejemplo  incluso en el País Vasco el movimiento de independencia que es muy importante, no está al mismo nivel de Catalunya.

Hay también gente en Cataluña diciendo que como defiende una Federación con España se opone  la independencia. En mi opinión personal hacen una trampa, porque en el movimiento catalán nadie quiere oponerse a un movimiento  republicano  español; pero para generar y federar tiene que haber un momento de independizarse, tiene que haber una República en Catalunya que en el futuro desde esta independencia en todo caso se puede conseguir una república con el resto de los pueblos de España.

Israel Dutra: dos preguntas Miguel. Una es cómo será el proceso el 2 de octubre, el día después, como va a impactar la movilización en Euskadi y Galicia. La segunda es sobre el Kurdistán Sirio, donde hay un movimiento que se dispone proclamar un confederalismo democrático. Hay una discusión sobre esto, y lo relaciono a lo que tú hablas de la Confederación Ibérica. Hay también un nuevo encaje en España que es lo que internacionalmente puede pasar después del día uno. Puede convertirse en una bandera para otros procesos de Sahara Oriental, Escocia, Kurdistán.

Para la primera pregunta te digo sinceramente Israel que no tengo respuestas totales. Vamos a ver, estamos viviendo una situación donde yo diría que las incertidumbres e incertezas son casi todas. Porque está habiendo la voluntad del gobierno catalán y todas las fuerzas que estamos en este movimiento de querer votar el 1; y estáis conociendo la represión que hay y esto hace difícil aventurar una cosa más allá que casi de dentro del día a día. Ustedes deben saber que se han intervenido todas las cuentas de la Generalitat, ayer la Guardia Civil requisó un millón de carteles. Yo creo que estamos en un punto en que estamos con la voluntad y creemos que vamos a llegar al 1 de octubre, pero es muy difícil saber cómo se va a llegar. Entonces, estamos en el camino y estamos luchando, y vamos a ver hasta adonde llega la lucha. Nosotros dijimos desde el principio que este movimiento tomaría  la envergadura que tiene. Y que llegaría un momento que habría que enfrentarse al Estado Español. Ese momento lo estamos viviendo, y entonces el resultado de ese choque habrá que ver cómo termina. En ese sentido déjame ser prudente sobre las opiniones de lo que va a pasar el día después, después del uno. Yo no sé qué va a pasar la semana que vine, hasta ahora han dejado hacer a los actos políticos, pero no sé qué va a ser la guardia civil la semana que viene. Hoy a las siete tenemos un acto muy importante en Barcelona.  Todavía no han reprimido pero no sabemos que van a hacer. Las indicaciones dadas por el fiscal general son que había que prohibirlos, pero no lo están haciendo; porque no quieren provocar más o creen que sería un error.

Respondiendo a Israel; el sábado hubo una manifestación en Bilbao de más de 30 mil personas, ha sido hasta ahora el acto más importante de apoyo a Cataluña. En Madrid se prohibió un acto que igual se hizo y reunió dos mil personas. Este número puede parecer que no es mucho pero para Madrid, pero es un acto político muy importante en el corazón del Estado Español y estoy convencido que la situación en Madrid va a más. Para esta semana hay convocadas dos concentraciones; Una en La Coruña y otra en Santiago de Compostela. La sensación que tenemos que todo esto va a más y hacia adelante y que esto se está jugando día a día.

Y la segunda cuestión sobre la repercusión internacional. Bueno hay que decir que ya la tiene. Todos los periódicos importantes del mundo se han pronunciado y en muchos sitios se mira con atención a ver qué pasa.  Ahora con respecto de cambios en la situación europea más concretos, en el futuro, a mí me parece que dependerá de cómo evolucione la situación aquí en Cataluña en estas dos semanas.   A priori me es muy difícil decir como se va a presentar sin saber si vamos a poder proclamar nuestra República.  A partir de que podamos votar y haya un resultado aceptable de participación popular veremos qué repercusiones más intensas y prácticas pasan, que seguramente pasarán.

//////

En la izquierda europea hay una lucha programática continua desde hace mucho tiempo para que se acepte el derecho a la autoderminacion; ha sido una polémica difícil salvo con los irlandeses y con los escoceses, y seguramente la movilización independientista catalana esta ayudando ha resolverla.  Cuando hay discusión en la izquierda de España nosotros utilizamos dos argumentos. Preguntamos: ¿Todos los que estamos aquí somos republicanos? Y en general todos contestan que sí, pero dicen que quieren una República Española. Esto es una forma de decir que no a la catalana que es lo que hoy concreto hay.  Y entonces nosotros decimos que queremos una República Catalana y que esta se federe con la Republica Española.

Escribí ayer en un artículo de Sin Permiso la siguiente frase de André Nin que es muy importante tener en cuenta, porque  cuando hay momentos de cambio, se busca en las raíces, se buscan referencias políticas o de otras épocas que nos puedan ayudar a comprender la situación. Y esa referencia muy, muy recomendable es la de Andreu Nim (1892-1937) que en un artículo de septiembre de 1934 escribió: “El movimiento nacional de Catalunya por su contenido y por la participación de las masas populares es, en el momento actual, un factor revolucionario de primer orden…De ahí se deduce claramente la actitud que ha de adoptar la clase trabajadora.

////////

Yendo a una síntesis general yo diría brevemente dos cosas: que el movimiento ahora y hasta el 1 de octubre es la movilización para lograr que el pueblo decida, pueda votar y decir Si o No a la constitución de una república independiente. Y que estamos y somos parte de un movimiento democrático,  muy pero muy masivo, muy popular e interclasista, con una posición de izquierda y democrática fuerte que se necesita también para mejorar la situación de la clase trabajadora y la gente en general. Y que esperamos el máximo de solidaridad de otros pueblos con esa lucha.