EDITORIAL: LA CALLE RECUPERA PROTAGONISMO

Noviembre 2017

La crisis política generada por la huelga magisterial se trajo abajo no solo a la ministra de educación sino también a todo el gabinete. Obvio que tanto el gobierno como el Fujimorismo pusieron lo suyo en esta puja entre el Ejecutivo y el Congreso, pero fue la calle nuevamen­te la que marcó el pulso político. No es la primera vez ni será la última en que el movimiento social logra un gran impacto político con sus luchas y movilizaciones. Basta recordar que el NO A CONGA derro­tó el CONGA VA de Humala y que la juventud en la calle derrotó la Ley Pulpín, como antes había derrotado la repartija. No olvidemos tampoco que fue la marcha de los Cuatro Suyos la que se trajo abajo al régimen de Fujimori, aunque algunos solo hablan de los vladivideos. No es de extrañar, muchos analistas prefieren ignorar que la fuerza de la movilización social es capaz de poner y sacar presidentes. Es bueno recordarlo porque el anuncio presidencial de indultar al ex presidente Fujimori, si se llega a concretar, puede desencadenar una nueva crisis política que ponga sobre la mesa el tema de la vacancia. ¿Qué otra sa­lida puede haber ante un presidente que alevosamente se zurra en un compromiso electoral que le permitió nada menos que llegar a Palacio?

En tal caso, si ese fuera el escenario, desde el pueblo y desde el MNP,
deberíamos proponer una salida democrática: nuevas elec­ciones y Asamblea Constituyente. El que seamos una fuer­za sin registro electoral o que la derecha detente la mayo­ría electoral no debería condicionar nuestra política. Solo si
somos capaces de ofrecer una política consecuente de lucha contra el
gobierno PPK podemos aspirar a ganar la voluntad mayoritaria del
pueblo.
El Gabinete Araoz, salido de la reciente crisis política, es un paso más hacia un pacto de impunidad con Fuerza Popular y el APRA fundamentalmente, y parte del mismo es el indulto a Fujimori, con lo cual la IMPUNIDAD se convierte en moneda de cambio desde el propio gobierno. Ante esto solo cabe una actitud firme de recha­zo y condena pues dicho entendimiento es para cubrirse mutua­mente de los delitos de corrupción que ya tiene a dos presidentes procesados, uno en fuga y el otro en la cárcel. No son los únicos, por eso necesitan apoyarse mutuamente en medio de sus contra­dicciones que responden más a intereses políticos puesto que de fondo están todos ellos por sostener el modelo económico neo­liberal que permite la entrega de nuestros recursos naturales.

Un gobierno lobista, que quiere privatizar el lote 192, que se propone dar un nuevo y gran impulso a las mega inversión minera sin reparar en la debida consulta previa; un Congreso que en manos de la mayo­ría fujuimorista pretende seguir exonerando del pago de tributos a las grandes aerolíneas, que se pone de espaldas a la violencia de género, que nos coloca como la 5ta ciudad más peligrosa del mundo para las mujeres, no deben merecer otra actitud que no sea la de gestar una oposición real uniendo a todo el pueblo con una agenda común.


DESCARGAR BOLETÍN COMPLETO: Boletín N°2