Grupo Impulsor Nacional/ Movimiento Nuevo Perú – 15/11

1. Es cada vez más evidente que todos los sectores de la clase dominante política y empresarial están comprometidos en graves casos de corrupción. Esto viene generando una crisis política, agravada por la arremetida autoritaria y golpista del Fujimorismo, que desde su mayoría en el Congreso pretende intervenir instituciones como el Tribunal Constitucional y el Ministerio Público que tienen en curso investigaciones en los que son imputados. Una situación que ha sido facilitada por las permanentes concesiones que el gobierno de PPK ha hecho al Fujimorismo en búsqueda de un pacto de impunidad.

2. Se trata de pruebas de sobornos y del financiamiento ilícito de las campañas electorales de los ex presidentes de la República o ex candidatos presidenciales a cambio de favorecer a empresas como Odebrecht para realizar grandes obras de infraestructura; se trata de delitos como lavado de activos y narcotráfico. En efecto existen pruebas de sobornos a Toledo, las investigaciones a Alan García y Keiko Fujimori están abiertas por haber recibido apoyo de manera ilícita para sus campañas, Ollanta Humala y Nadine Heredia se encuentran en prisión preventiva por la misma razón. Pero además, se trata de denuncias de narcotráfico y lavado de activos que atañen al principal financista de Keiko Fujimori y Secretario General de Fuerza Popular Joaquín Ramírez. El mismo PPK actual Presidente de la República está involucrado pues se convirtió en asesor de Odebrecht apenas dejó su cargo de Ministro en el gobierno de Toledo, cosa que ha negado.

3. La reacción del Fujimorismo es la de sacar del cargo al Fiscal de la Nación habiendo aprobado su acusación constitucional para frenar las investigaciones en su contra. Quieren también sacar de sus cargos a cuatro magistrados del Tribunal Constitucional. Han amenazado también a los medios de comunicación que han informado sobre el financiamiento ilícito de sus campañas, y vuelven a la carga con la amenaza de la vacancia presidencial. Hoy es posible decir con claridad que lo que está en curso es un golpe de estado desde el parlamento contra los otros poderes del estado que fuerce el sello de un pacto de impunidad.

4. Frente a esta delicada situación, el Movimiento Nuevo Perú propone:

a. La movilización en las calles de la ciudadanía y todas las fuerzas democráticas y popularesen defensa de la democracia, exigiendo lucha total contra la corrupción caiga quien caiga. Es urgente frenar la arremetida autoritaria así como cualquier pacto de impunidad promovido desde el gobierno rechazando la permanente posibilidad de indulto al ex dictador Fujimori que cada cierto tiempo invoca PPK.

b. La lucha frontal con contra la corrupción que atenta contra los bienes públicos de todos los peruanos y peruanas, que va en contra el ejercicio pleno de derechos básicos como la salud, la educación y afecta la vida cotidiana de todos, mientras que es instrumento para favorecer intereses de grupos de poder económico y político.

c. La defensa de los fueros de la Fiscalía de la Nación que el Fujimorismo quiere allanar, exigiéndole a la vez firmeza y celeridad en las investigaciones en curso y otras que sean necesarias, tanto contra los sectores políticos involucrados, como contra los grupos de poder económico que han hecho parte de la corrupción y que han capturado el estado.

d. La defensa de los fueros del Tribunal Constitucional, exigiéndole al mismo tiempo consecuencia en la defensa de los derechos constitucionales de los ciudadanos y las ciudadanas del país.

e. El pronunciamiento del Presidente de la República que haga públicos todos sus vínculos con las empresas constructoras brasileras y peruanas involucradas en el caso Lava Jato y ahora en los Paradise Papers y se allane a las investigaciones del caso.