Transcribimos los acuerdos asumidos por La Aurora ante la conyuntura que se encuentra la rebelión catalana. Las úlimas noticias que nos llegan son alentadoras en relación también a las perspectivas de movilización. El miercoles se ha marcado como fecha de un nuevo para civico nacional y el sábado y domingo se programa una nueva Diada para reafirmar el apoyo al proceso constituyente por la Republica Castalana.

Posición de la Aurora frente a la situación.

1 de noviembre

1. La rebelión catalana se encuentra en un cruce de caminos. O da un salto adelante con una nueva acumulación de fuerzas para el inicio constituyente, construyendo una república, o la movilización inmensa y la legitimidad conseguida puede quedar dividida, e incluso derrotada.

2. Reconocemos la República Catalana, proclamada por el Parlament por la presión democrática popular, con el fundamento del Referéndum 1-O, junto con la movilización 3-O de defensa de la represión. Denunciamos el abandono y falta de respuesta movilizadora de la dirección del movimiento y por parte del govern. Es necesaria la coordinación de todas las entidades cívicas y organismos como las escuelas abiertas, los comités de defensa del referéndum, la mesa para la democracia, el ANC, Omnium y otros, incluida la asamblea de cargos electos.

3. Rechazamos el 155, llamamos a retirar su aplicación. El 155 genera la limitación y retroceso de las condiciones y libertades democráticas. El gobierno del Estado suspende el govern, presidente, actuación gubernamental y representantes legítimos de Cataluña. La aplicación del 155, la represión contra los responsables políticos, es una expresión de la crisis política del régimen del 78 y de la Monarquía. El movimiento en Cataluña necesita de la solidaridad, alianza y colaboración de las personas y organizaciones demócratas de todo el Estado. El 155 va en primer lugar en contra de Cataluña, pero de ganar e imponerse afectará a las libertades del conjunto del Estado. Es hora de establecer relaciones y propuesta para organizar acciones y movilización de protesta en todo el Estado contra el 155.

4. Las elecciones del 21 D, convocadas por el Estado en Cataluña, amparado en el 155, tienen menos garantías democráticas que las existentes el 1-O. El 21-D pretende dividir al pueblo catalán, separar los sectores soberanistas, independentistas y republicanos, en fin, derrotar la movilización popular que ha eclosionado con el referéndum y la proclamación republicana.

5. En el cruce donde nos encontramos la rebelión republicana mide la fuerza, liderazgos y alternativas en relación a la confrontación inmediata o diferida con el Estado. Hay reflexión y maduración política acelerada, en un ambiente de voluntad de proseguir la lucha soberanista y republicana. El movimiento ciudadano se mantiene atento y potente, dispuesto a la lucha para lograr consumar la construcción soberana republicana. En todo caso la legitimidad republicana hay que ganarla con la movilización popular e institucional.

6. Aunque en principio hemos considerado la posibilidad de hacer boicot a estas elecciones del 155 estatal, la decantación práctica popular, de las entidades ciudadanas y fuerzas políticas, va en el sentido de participar el 21 D. Por lo tanto nos planteamos convertirlas en una nueva meta en donde derrotar electoralmente al bloque constitucionalista, unionista, monárquico así como el bloqueo estatal, para abrir el escenario constituyente de construcción republicana.

7. Consideramos que debemos defender y explorar todas las posibilidades para conseguir un bloque civil y político que representara y fuera referente del 1-O republicano y 3-O soberano. Una ‘entesa’ o alianza ciudadana por la república catalana.

8. Ejes centrales:

a / libertades Jordis así como todas y todos los presos políticos.
b / Retirada 155, anulación de las medidas de intervención y de bloqueo del govern de Cataluña,
c / Medidas:
c.1 / Aplicar las leyes sociales que aprobó el Parlament y el Tribunal constitucional rechazó.
c.2 / Aumentar el salario mínimo de acuerdo con sindicatos. Renta mínima garantizada.
c.3 / Hacer un marco de relaciones laborales que implique la derogación de la reforma laboral.
c.4 / Establecer con los ayuntamientos la concreción de una nueva soberanía y autonomía municipal; un pacto Generalitat y Municipios, que dé poder y libere de las leyes ‘Montoro’. Acción en pro de la vivienda social.
c.5 / Bloquear, en todo lo que sea posible, todos los pagos al Estado y poner en marcha la Hacienda e Impuestos propios.
c.6 / Poner en funcionamiento una Caja Ciudadana Pública de Cataluña, con el Instituto de Finanzas.

9. Nos mostramos en disposición de presentar candidatos siempre que haya una defensa clara del 1-O, del movimiento popular que lo ha hecho posible, y del inicio constituyente por la república catalana.

La Aurora

1 de noviembre de 2017