22/10/2017

Como dijimos antes, la vacancia o no vacancia de PPK no iba a resolver la profunda crisis que vive nuestro país. Lo que tenemos ahora es un gobierno débil que inmediatamente se entrega a los brazos de parte del fujimorismo con el probable indulto de Fujimori. Igualmente, las declaraciones que vienen de Brasil, pondrán en situación crítica al mismo PPK, a Keiko Fujimori, a Alan García y a otros políticos y empresarios. Mientras, algunos en la izquierda, siguen buscando diferencias más que coincidencias en un momento en que más allá de nuestras diferencias tácticas requerimos convocarnos a la conformación de una gran frente ciudadano y popular para abrir un curso constituyente. En este sentido, exponemos lo siguiente:

1.    La Constitución de 1993 es caduca e inviable, sostiene un modelo político y económico que favorece a la corrupción y vulnera los derechos de la población. El orden constitucional instalado tras el golpe Fujimorista del 1992 y continuado por los sucesivos gobiernos democráticos es insostenible y debe ser transformado. La crisis generada por la corrupción del caso Lavajato, revela la profunda descomposición de la clase política y empresarial que ha robado y se ha enriquecido a expensas de este modelo.

2.    El fujimorismo insistirá en una estrategia golpista para copar el poder y tapar sus delitos.  Ha quedado demostrado que al Fujimorismo no le interesa la democracia ni la lucha contra la corrupción, quiere tomar el control del Ministerio público, el Poder judicial y el Tribunal Constitucional con el único afán de blindar a la Sra. Keiko Fujimori y sus financistas. No vamos a permitir que vuelvan a pisotear las instituciones democráticas y copar todo el Estado para continuar con sus negocios y mafias.

3.    En el Parlamento dejamos clara nuestra posición; no permitiremos ni el lobismo de la derecha empresarial ni el golpismo de la mafia fujimorista. El Perú merece más que optar entre estas dos alternativas, no nos vamos a resignar a elegir siempre entre “el mal menor”. Ayer quedó claro que la derecha, espera superar la crisis con negociados y pactos de impunidad, nosotros no nos prestamos a su juego, vamos a construir una opción democrática de poder y gobierno en la calle y con la gente

4.    Decimos NO al indulto de Alberto Fujimori, La justicia no se negocia, las víctimas de crímenes probados de Fujimori merecen respeto. No permitiremos que a cambio de quedarse en el poder PPK avale la impunidad y vulnere la justicia en el país

5.    El señor Kusczinsky es la otra cara del fujimorismo neoliberal y representa la captura del Estado por grupos de poder económico que hacen sus negocios a costa de las necesidades de la gente. Le interesa muy poco la democracia y sólo la invoca cuando se ve en peligro.  Seguiremos siendo parte de la oposición frontal contra la política económica que implementa, contra el cierre del sistema político que permite, y contra la corrupción y entreguismo que representa. Mientras PPK y sus amigos hacen negocios, en el norte millones de compatriotas siguen esperando  la reconstrucción de sus viviendas, en Apurímac y Cusco miles se movilizan contra los impactos de la minería, los productores agrarios continúan esperando precios justos, las mujeres siguen exigiendo una vida libre de violencia. Desde ellos y ellas asumiendo sus demandas como banderas llamamos a la más amplia unidad para refundar la República.

6.    Nos reafirmamos en la tarea de recuperar dignidad y derechos.  De cara al bicentenario tenemos la oportunidad de transformar la realidad de pobreza y la desigualdad. Convocamos y nos sumamos a toda iniciativa de organización, encuentro y movilización popular por una nueva Constitución, por nuevas reglas de juego y un nuevo pacto social. No podemos ceder a la resignación, en nuestro país hay espacio para la esperanza, vamos a sostenerla con la fuerza de nuestros pueblos, de nuestros jóvenes, de las mujeres, las y los trabajadores, con la convicción de que trabajamos por un Perú de justicia, democracia y dignidad.

COMISIÓN POLÍTICA- MOVIMIENTO NUEVO PERU