Texto del NPA, Nuevo Partido Anticapitalista

“En todas las universidades donde hay lugares paralizados los estudiantes son bien minoritarios. Ellos son grupos, que no son grupos de estudiantes, ellos son profesionales del desorden”. Este es el comentario de Macron de la movilización que dura desde meses en las universidades que visa impedir las dificultades sociales de los estudiantes, los ataques de la extrema derecha, la violencia policial y que junta millares de personas en numerosas universidades.

El profesional del desorden es Macron

En término de desorden Macron es un especialista: destroza el Código de Trabajo, intervención militar en Notre-Dame-des-Landes, destroza los estatutos en la función pública, privatiza; él ha ganado la Palma de Oro a la destrucción social.
Pero como si eso no fuera suficiente para la burguesía, Macron y su gobierno preparan una nueva reforma de las jubilaciones. Ellos dicen querer terminar con los “regímenes especiales” . Pero se trata de sacar los derechos de los asalariados que tienen los trabajos de los más difíciles, de aquellos que han tenido la esperanza de vida de una buena salud o relativamente razonable. Esto no es para crear entre todas y todos, alinear para arriba los derechos, sino para individualizar las jubilaciones y poner en plaza una dosis de capitalización apelando a imponerla más largamente. De la misma manera que él quiere terminar con las convenciones colectivas y los acuerdos de ramas, el quiere cada asalariado genere su jubilación, terminando así toda posibilidad de contestación, de reivindicaciones colectivas.

286 millones en 100 bombas largadas en una hora.

En Siria, Macron se jacta de haber lanzado 100 bombas al costo de 2,86 millones de euros por pieza. El pretende que es por destruir las armas químicas…pero en sus entrevistas habló que el objetivo real es imponer a Rusia otra relación de fuerzas.

Este tipo de operación militar es catastrófica, porque atacando la Siria,
él suelda la población alrededor de d’Assad cuando el debería apoyar la resistencia armada con él, del lado de los sirios y los kurdos.
! Esa indecencia de lanzar bombas que cuestan millones de euros sobre las poblaciones, y al mismo tiempo, la de demandarnos de apretar nuestros cinturones para aceptar su política!

Para que el mes de mayo vea una gran convergencia de luchas

A pesar de las vacaciones escolares, las movilizaciones se refuerzan, les cada semana contra los ataques del gobierno: de los e3studiantes y de los ferroviarios, luchando contra por su estatuto y contra la privatización. Air France, por los salarios y contra la supresión de puestos de trabajo, en la educación.
El 19 de abril, el primero de mayo, el tres de mayo, el cinco de mayo, nosotros utilizaremos esas fechas para demostrar nuestra cólera. Resta construir grandes movilizaciones, mayoritaria, las grandes huelgas para poner fin a este gobierno y su política. Este gobierno no comprende que es el momento de construir la relación de fuerzas para ganar.