El 14 de abril, se completó un mes del asesinato de la concejal carioca Marielle Franco (PSOL) y de su chofer Anderson Gomes en Río de Janeiro. Como no podría ser diferente, la fecha fue marcada por mucha conmoción y por actos en diversas ciudades brasileñas en memoria de la activista por los Derechos Humanos y contra la intervención militar en la capital fluminense.

En Río de Janeiro, más de cuarenta manifestaciones cobraron respuestas por parte de las autoridades. De la misma forma, se registraron protestas en los estados de Goiás, Mato Grosso, Minas Gerais, Pernambuco, Rio Grande do Sul y São Paulo. Fuera del país, portugués y brasileños organizaron una vigilia en Lisboa para recordar la lucha Marielle Franco. Otro destacado quedó por cuenta de la ronda inicial del Campeonato Brasileño de fútbol, ​​en la que los aficionados de América-MG llevaron una bandera con el rostro de la mártir del PSOL.

En Porto Alegre, una caminata por el Centro Histórico contó con la participación de 500 manifestantes y las principales figuras públicas del PSOL bajo la bandera de “Justicia para Marielle”. Luciana Genro resumió el sentimiento de los presentes en la siguiente declaración a la prensa gaúcha: “Marielle combatía la intervención militar y denunciaba el genocidio de la juventud negra y las violaciones a los derechos humanos en la periferia de Río de Janeiro. Estamos indignados porque se cumplen 30 días de su muerte y aún no tenemos ninguna respuesta. Queremos saber quién apretó el gatillo y quién la mandó matar “.

Hasta ahora los investigadores han divulgado pocas pistas sobre el crimen. El único testigo presente en el momento del crimen, un asesora de Marielle, necesitó cambiar su residencia al exterior por motivos de seguridad. La hipótesis que involucra a las milicias (grupos paramilitares que controlan grandes áreas en la ciudad de Río de Janeiro) viene ganando fuerza, según el propio ministro de Seguridad Pública, Raúl Jungmann, reveló en una entrevista para la radio CBN el lunes. Hay una expectativa de que la pericia sobre las huellas digitales en las cápsulas disparadas revele lo que el mundo entero desea saber: ¿quién mató a Marielle?