FOTO.CHILE (1)

Tras su paso por Cuba, donde el eje de su actividad estuvo signado por el fortalecimiento de acuerdos comerciales que beneficien el ingreso de la potencia imperialista a la isla, en un claro rumbo de mayor apertura a la economía capitalista, Obama llegó hoy a la Argentina, en un episodio más de la política que han dado a llamar de “buen vecino” que no es más ni menos que un intento de recuperar terreno en un continente que en los últimos años cuestiono la actividad económica y militar del imperialismo yanqui.

En el marco de la crisis internacional que continúa, la política de los Estados Unidos apunta a fortalecer una zona comercial y de influencia que le permita competir mejor posicionado con otras fuerzas imperiales, así impulsa y lleva adelante el Acuerdo Transpacífico que acumula a un 40% del mercado mundial y con el que se propone avanzar, como en otros momentos intentó el ALCA, fogoneando los cambios políticos que se gestan a nivel continental ante la caída o crisis de los falsos progresismos y el fortalecimiento relativo de sectores políticos decididamente neoliberales , con fuertes rasgos represivos.

 

Su visita a la Argentina, es coincidente con el 40 aniversario de la dictadura militar más sangrienta que haya sufrido el país, dictadura que fue apoyada y sostenida por los gobiernos norteamericanos, tanto demócratas como republicanos. Además, su declarado apoyo al gobierno de Mauricio Macri, quien en sus primeros 100 días de gobierno ha garantizado una transferencia de recursos descomunal a los sectores más concentrados de la economía, ha despedido a miles de trabajadores y aplicado un grosero plan de ajuste, demuestran el acuerdo y complicidad del gobierno de EEUU con el ajuste en curso.  Por eso para miles y miles de trabajadores, jóvenes y desocupados argentinos, Obama no es bienvenido en su país, y ganarán las calles el 24 de marzo repudiando el ajuste macrista y la presencia de Obama.

Compartiendo ese sentimiento, es que repudiamos los intentos del imperialismo yanqui y cualquier otra potencia extranjera de entrometerse en la resolución de los destinos de nuestros pueblos latinoamericanos. Los trabajadores, la juventud y los sectores populares vamos a enfrentar y derrotar a los gobiernos que no nos representan y a la par llamamos a construir alternativas surgidas desde la izquierda para remplazarlos. Conocemos de la manera más trágica lo que significa la “ayuda” del imperialismo y sus intentos de “colaborar con el orden democrático”, sabemos que a pesar de sus discursos a veces disfrazado, Obama representa los intereses de los grandes grupos económicos norteamericanos, que es el mismo que mantiene la intervención militar en Haití y Medio Oriente, el mismo que tras el discurso de la pelea contra el terrorismo, invade países y reprime cualquier intento de autoorganización popular e independencia.

Por todo esto las organizaciones que participamos de la web internacional “Portal de la Izquierda” repudiamos la visita de Obama a la  Argentina y decimos:

 

Fuera Obama y el imperialismo de Cuba, Argentina y América Latina

No al TPP ni a ningún tratado de libre comercio con EEUU, la UE u otra potencia imperialista.

Basta de intervención e injerencia.

Retiro de las tropas de Haití y de las bases yanquis que hay en Sudamérica.