Alfons Bech – 19 agosto

Escribo esta crónica a título informativo. En breve les enviaré la Carta de La Aurora. Los atentados de Barcelona y Cambrils (pueblo costero a ciento cincuenta kilómetros al sur de Barcelona) han dejado un saldo provisional de 13 muertos por atentado, más otros cinco terroristas abatidos por la policía. Sin embargo hay unos 30 heridos graves cuya vida peligra. Los fallecidos y heridos (en total hay 130 heridos) son de más de cuarenta nacionalidades, incluídos los del país. De los componentes de la célula terrorista, unos 13 por ahora, están detenidos o muertos, salvo uno huído. Casi todos son muy jóvenes, la mayoría vivían en Ripoll, pueblo relativamente pequeño cercano a los Pirtineos.

El atentado pilló por sorpresa a propios y extrangeros. Sin embargo la polícia ya estaba en nivel de alerta 4, aunque no detectó dicha amplia célula. Hay un debate entre la colaboración entre la Policia española y los Mossos (polícia catalana), ya que el Gobierno Rajoy no comparte toda la información con Catalunya. El atentado no ha evitado diferentes maneras de reaccionar desde ambos gobiernos.

La reacción de la ciudadanía ha sido ejemplar. Solidaria con los heridos y familiares. También con las personas que quedaron atrapadas en sus vehñiculos la tarde-noche del atentado debido a los controles policiales. La concentración en la Plaza de Catalunya, en menos de 24 horas, fue muy grande, y el grito común que se escuchó fue “No tenim por” (No tenemos miedo).

Al día siguiente, ayer, un grupito de fascistas de Falange Española intentó aprovechar el atentado para lanzar sus consigas y discurso antiimigrantes e insalmófobos, siendo rodeados por manifestantes antifascistas y vecinos, que los expulsaron del lugar protegidos por la polícia.

Las reacciones de partidos y sindicatos han sido de llamar a las concentraciones. Hubo concentraciones en la mayoría de las ciudades y pueblos de Catalunya. También en Madrid y muchas ciudades europeas, así como en las Naciones Unidas.

Hubo una aparición conjunta de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, junto con el Presidnet de la Generalitat, Carles Puigdemont, resaltando que Barcelona siempre ha sido y será ciudad de Paz, de Acogida, de Solidaridad, y que continuará así a pesar de los intentos de los terroristas que no lograrán cambiar ese espíritu.

La ciudadanía vuelve a sus rutinas pero se detecta que el atentado ha hecho consciente que estamos ante un problema profundo, las raíces del cual son profundas y para el cual no hay soluciones rápidas ni mucho menos sólo policiales, sino sociales, de justicia, de otro orden mundial. Es decir, que tienen que cambiar muchas cosas para dejar de tener esa amenaza terrorrista. Alguna mujer entrevistada ha señalado que deberían dejar de fabricarse armas para venderlas. Periodistas y militantes señalan la opresión colonial de Israel sobre Palestina y su permamente guerra. En los mensajes de Twit y de Wasap también reaparece la idea de condenar a los primeros responsables de la guerra de Irak: Bush, Aznar y Blair.

Barcelona fue señalada por Bush como ejemplo (para él negativo) de ciudad que se opuso a la guerra de Irak. También recientemente lo ha sido como ciudad de acogida a los refugiados con la manifestación más multitudinaria de Europa. Churchill la mencionó también como ejemplo de resistencia frente a los bombardeos de los fascistas italianos. Todo indica que Barcelona seguirá teniendo el mismo espíritu de siempre, abierto, solidario y combativo contra el odio de tipo fascista.

——————————————————————————————-

 

En las imágenes fotos de la concentración del día 18. También concentración de vecinos y grupos antifascistas contra los fascistas. Imágen de la baldosa típica de Barcelona. Fotos que circulan por Twiter, entre ellas la de la manifestación contra la guerra a Irak y la de los tres criminales de guerra.

bty