Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento

Crónicas catalanas – 11 F: 155 BAJO EL ODIO Y EL ABUSO

 

Una asociación de hoteleros de Murcia, Hostetur, ha regalado un fin de semana para 200 policías y sus parejas, visitas incluidas en las playas de Murcia. También una cena para 420 policías y representantes institucionales de la región, como reconocimiento por la “actuación ejemplar” que tuvieron en Catalunya. El delegado del Gobierno español en Murcia ha dado las gracias y ha animado a otras patronales turísticas a hacer lo mismo. Todo ello sin tener en cuenta que está penado el ofrecer a funcionarios “dádivas o regalos que fueren ofrecidos en consideración a su cargo”. O sea, de realizar sobornos.

Como compensación, hoteleros catalanes del Alt Urgell y la Cerdanya han invitado a un fin de semana gratuito a estas comarcas de alta montaña a ciudadanos murcianos reprimidos por la policía en su lucha por el soterramiento de las vías de tren del AVE. Uno de los hoteleros catalanes contestaba así: “aquí somos más humanos y tenemos valores más firmes. No vamos contra nadie, sino que sólo queremos un país democrático, libre y normal”.

Pero no sirve de nada ya intentar aferrarse a la ley en España. Empezando por el Tribunal Constitucional, siguiendo por el Gobierno y terminando por la patronal, cualquiera de los que hoy tienen poder se puede saltar la ley. O, para que parezca que la cumple, interpretarla conforme a sus intereses. Todo vale…si es para atacar al “desafío independentista” catalán. Lo que empezó con “a por ellos” sigue y se profundiza. Por tanto, no hablaré del cumplimiento de la ley.

Tampoco hablaré de los presos que siguen en las cárceles de Madrid hace más de cien días por el simple hecho de ser independentistas. Porque el problema, según ha afirmado el juez Llarena, es que siguen siéndolo. Por tanto, “sigue el riesgo”. Ni la Santa Inquisición pedía más pruebas a los moros para que se cambiaran de religión. Claro que después los expulsaron de todas maneras.

Tampoco hablaré de las centenas de posibles nuevos acusados que día a día van siendo llamados a declarar por delitos de “odio”. Maestros que se atrevieron a “hablar de lo que pasó el 1 de octubre” a los cuales se les acusa de promover dicho odio y de “adoctrinamiento” de los niños. O del mecánico acusado por no querer arreglar un coche a una policía. O del concejal que se hizo una foto junto a un guardia civil con una nariz de payaso, o…enfin. Todos ellos y centenares más que son acusados hoy de fomentar el odio a España. ¿Quién odia a quién?

Tampoco hablaré de la manía persecutoria hacia Puigdemont, hasta el punto de organizar búsquedas por cloacas adyacentes al Parlament, batidas por bosques, vigilancia especial por carreteras, aeropuertos y fronteras. Por supuesto, Catalunya no es un sólo hombre. Pero quienes se encargan de encender el fuego de bloquear la investidura de Puigdemont son los que se quejan de ese mal que promovieron con la disolución del Parlament y Govern. Si Puigdemont se pudo presentar a las elecciones…¿qué clase de “democracia” es aquella que no admite que un diputado o diputada pueda cumplir su función de cargo electo? ¿Para qué organizaron las fraudulentas elecciones del 21 D?

Como ven, estimadas lectoras y lectores, hay tantos y tantos temas que muestran que en Catalunya no hay ninguna “normalidad”, que estamos bajo un Estado de excepción, que estamos bajo el abuso, que es difícil empezar y no parar. Pero aún quiero dar una pincelada de lo que considero más importante: el día a día de la gente normal.

Sin Govern, con una Generalitat intervenida por el 155, la maquinaria que funcionaba, aunque fuera una autonomía intervenida, va parándose. Todos los departamentos están al ralentí. Después de algunos debates, los funcionarios de los departamentos decidieron “colaborar en lo que Madrid solicite, pero nada más”. El resumen de la aplicación del 155 se traduce en lo inmediato en algunas cifras: 251 personas cesadas; 40 organismos suprimidos o intervenidos; 108 iniciativas normativas caídas y 92 afectaciones a la contratación.

Todo esto significa que ya está afectando a la vida de la gente. Por ejemplo que todos los funcionarios se han puesto a traducir o utilizar el castellano como único idioma oficial porque sino la burocracia de Madrid aún tarda más en aprobar cualquier entrega de dinero al departamento, cualquier informe. Autocensura. También que los informes económicos, ahora supercontrolados con lupa por el ministro Montoro, requieren una justificación de facturas 250 veces mayor que antes. Es decir, que ahora para que Madrid pague a los proveedores, empresas, trabajadores, los funcionarios catalanes de Hacienda envían por término medio unas ¡¡250.000 facturas cada mes!! Las subvenciones a los comedores escolares, con una tasa de pobreza cada vez mayor en la población que se beneficiaba de ayudas y que ahora no recibe, tampoco se ha aprobado por falta de Govern.

Se han dejado de invertir 25 millones en el departamento de Salud; se paraliza la universalidad de la asistencia sanitaria; se han dejado de hacer investigaciones pioneras para la salud. La Renta Ciudadana Garantizada está sin desarrollar, con miles de familias pobres que cumplen todas las condiciones esperando. La Televisión y Radio públicas catalanas están bajo mínimos, no sólo por no aprovación de presupuesto de la Generalitat, sino porque el Estado pide una cantidad de devolución de impuestos de IVA que se ha sacado de la manga para ahogar los medios de comunicación públicos catalanes. Esto amenaza la producción de muchos programas audiovisuales y, con ello, despidos. La lista es mucho más larga, pero lo dejo aquí.

Y en medio de esta situación las diferencias entre Puigdemont, Junts per Catalunya, con ERC y con la CUP, aún no permiten llegar a un acuerdo para investir President. Aún no se ha llegado al acuerdo para la fórmula que permita investir a un Puigdemont en el exilio con ciertas funciones, y a un President/a de la Generalitat ejecutivo en Barcelona. Empieza a haber nerviosismo entre independentistas. Los Comunes, también nerviosos, al menos se sitúan claramente entre los contrarios al 155. Pero también hay excitación en la derecha: la lucha entre PP y Ciudadanos es cada día más abierta. El PP pierde autoridad y votos, según las encuestas. Cada uno de ellos intenta aprovechar el bloqueo que el trío del 155 (PP-Cs-PSC) ha provocado para acusar al otro de no ofrecer alternativas. Y el PSC se empieza a distanciar ligeramente del PSOE pues teme que se avecinen nuevas elecciones si continúa el bloqueo.

La cuestión ya parece ser ¿qué bloque se dividirá antes? Esa es la clave pues, en mi opinión, el 155 se mantendrá, haya quien haya de Presidente o Presidenta. Sólo la movilización conjunta, en comandita, de la sociedad catalana y de la mayoría del Parlament por reflotar las leyes más sociales y progresistas que fueron anuladas o son saboteadas, como la Renta Garantizada Ciudadana, la Pobreza energética, el impuesto a las transacciones financieras, a los bancos que tienen pisos vacíos; o nuevas leyes como un salario mínimo de 1.000 euros,… pueden crear relaciones de fuerza tales que puedan vencer realmente el 155 e imponer un camino republicano. Así el bloque republicano sí sería más grande que el independentista porque sumaría nuevas fuerzas y debilitaría al bloque de “a por ellos”.

Alfons Bech

11 Febrero 2018

Una nueva página para apoyar y construir nuevas alternativas en Latinoamérica y en el mundo, defendiendo el poder de los trabajadores y el pueblo contra el 1% de ricos y privilegiados, y una sociedad sin explotación.

Secretaría de redacción

  • Pedro Fuentes
  • Bernardo Corrêa
  • Charles Rosa
  • Clara Baeder