Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento

Crónicas Catalanas – 25F: Sin libertad de expresión

Alfons Bech Peiró – 25/02

¿Se puede vivir sin libertad de expresión? Técnicamente, mecánicamente, sí. Pero sólo por un tiempo. A la larga, o no tan larga, esta situación daría paso a un tipo de dictadura. Y una dictadura no sólo perjudica el conjunto de libertades, sino también la competencia, la economía, permite la corrupción desenfrenada, la impunidad, la cultura, con lo que todos los aspectos de la vida cotidiana de las personas y las familias quedarían perjudicados.

La verdad es que esto ya está pasando en España. Todo ello. Y en la cúspide de la primera libertad, la de expresión, se están dando las violaciones más graves desde hace mucho tiempo. Posiblemente las peores desde que el régimen del 78 se puso en marcha.

Seguramente una de las violaciones que está dando más de hablar es la sentencia a tres años y medio al joven rapero Valtonyc por criticar los excesos de la monarquía. No porque lo que digan sus canciones sean falso, que no lo es, sino por decirlo. O sea, es como si al niño que dijo “el rey anda desnudo” lo metieran en la cárcel por decir la verdad que toda la Corte calla. Otra violación de esta semana ha sido la de quitar la exibición internacional de arte, ARCO, en Madrid de una obra de un artista por llamarse “Presos políticos en la España contemporánea”. Lo mismo: por señalar donde duele.

Pero lo más grave en mi opinión ha sido en Barcelona, donde la Decana del Colegio de abogados y el Consejo General del Poder Judicial impideron terminar un discurso al President del Parlament de Catalunya y luego lo han reprendido. ¿Por qué? Por atreverse a hablar de la existencia de “presos políticos”. Es decir por no admitir siquiera que defienda, en ejercicio de sus funciones, el derecho de los diputados presos políticos en prisión preventiva desde hace más de tres meses. Esta es la situación de Catalunya…y de toda España. Porque los hechos no se circunscriben a Catalunya sino que llegan ya a las islas Baleares, a Madrid…

En medio de esta situación se producen también movilizaciones de carácter social y económico, como manifestaciones de los pensionistas, o la huelga de mujeres por la igualdad salarial y de derechos, que tendrá lugar este 8 de marzo y que todos los sindicatos y organizaciones feministas preparan. Por la defensa de la lengua catalana como lengua vehicular en la enseñanza y en contra de la segregación de idiomas que pretende imponer el PP. Se anuncian también posibles movilizaciones por mantener el poder adquisitivo en los convenios. Y por la Renta Garantizada Ciutadana, hoy paralizada y saboteada.

Así pues mientras el Estado va apretando las tuercas represivas con la ayuda del 155, el mar de fondo político, social y económico, sigue creciendo sin que el Gobierno del PP haga caso de ninguna señal. Ni siquiera quiere ver que el rey Felipe VI ya no es recibido oficialmente en ninguna institución catalana, o que se le abuchea en las calles. Como un Estado imperial, su principal divisa es vencer, derrotar al independentismo o, dicho en palabras de la Corte, “imponer el imperio de la ley”.

En el otro extremo, hoy se ha celebrado la asamblea general de la Asamblea Nacional Catalana. Lo que ha quedado claro de ella es que el ánimo de acabar lo que se inició el 1 de octubre, la lucha por la República, sigue en pié. El cómo y el cuándo es lo que no se sabe con claridad. También el movimiento se ha vuelto más realista viendo que el Estado español va a resistir hasta el final y que la Unión Europea, unión de Estados y no de pueblos, apoyará al gobierno de Madrid hasta que la propia relación de fuerzas en la península le obligue a ello. Pero con la confianza de que la lucha del pueblo catalán va penetrando la opinión pública de Europa. Una prueba es la cantidad de lazos amarillos por la libertad de los presos políticos catalanes que hoy han llevado los hinchas del Manchester. Gracias, Guardiola.

Y todo esto ocurre con dos meses sin Govern catalán. Creo que llegará el acuerdo entre Junts per Catalunya, ERC y la CUP. Sin embargo el malestar por la falta de unidad existe: hay deseo de empezar a andar hacia cambios positivos, a sacarse de encima el 155, a volver a una cierta “normalidad”. Pero ¿cómo será esto posible? ¿volverá la mísera autonomía que había hace cinco años…o ya se puede dar por muerta y enterrada? ¿Aguantar sin libertad de expresión, con presos políticos, exiliados?

Como ha constatado la asamblea de la ANC parece que no hay más remedio que acabar lo que empezó el 1 de octubre: reunir las fuerzas para implantar la República.

Una nueva página para ayudar a organizar la indignación, apoyar y construir nuevas alternativas en Latinoamérica y el mundo; por el poder de los 99% contra el 1% de ricos y privilegiados y por el programa socialista para el siglo XXI.

Secretaría de redacción

  • Pedro Fuentes
  • Bernardo Corrêa
  • Charles Rosa
  • Clara Baeder