Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento

Crisis política en Perú: Renunció el presidente PPK

Gustavo Giménez (MST de Argentina)

Acorralado por las denuncias de corrupción, un día antes de ser sometido a una sesión de vacancia (juicio político) por el parlamento peruano, renunció el presidente del Perú, el liberal Pedro Pablo Kuczynski.

Esta era la segunda vez que PKK iba a ser sometido una sesión de vacancia por el Parlamento por la acusación de haber recibido coimas de Odebrecht para su empresa Westfield y la de su socio chileno Gerardo Sepúlveda llamadaFirst Capital,cuando el renunciante presidente peruano era ministro de Toledo. Ya en diciembre pasado, gracias a una negociación secreta con KenjiFuyimori, para indultar a su padre,el genocida ex presidente Alberto Fuyimori, PKK había logrado sortear una primera sesión de vacancia.

El indulto al ex dictador sumada a la traición de Kuczynski, que había ganado por poco margen la segunda vuelta de las elecciones presidenciales hace dos años a la otra hija de Fujimori, la diputada Keiko, prometiendo no liberar al ex presidente preso, provocó una grave crisis política y grandes movilizaciones que exigen la vuelta a la cárcel de Fujimori y la renuncia de PKK.

Kuczynski quedó así con un gobierno muy debilitado, apenas sostenido por sus acuerdos con Kenji y al cual le costó mucho armar un nuevo gabinete, ante la renuncia de muchos de sus colaboradores y parlamentarios.

Pese a que días antes de la presente renuncia se especulaba que PKK podría sortear esta nueva vacancia gracias a las negociaciones con diputados de la oposición, su caída se precipitó al hacerse públicos unos videos donde se ve a funcionarios y colaboradores de su gobierno ofreciendo coimas a diputados opositores para que cambien sus votos contrarios al presidente, los llamados “keikovideos”.

Cuando escribimos estas líneas el Parlamento esta por reunirse para decidir si acepta los términos de la renuncia del mandatario y corrobora el traspaso del mando a su actual vicepresidente Martín Vizcarra, que está volviendo de Canadá, país en el cual desempeñaba funciones de embajador. Nuevas movilizaciones están anunciadas en Lima y otras ciudades peruanas.

Perú atraviesa una crisis política abierta cuando falta tan solo un mes para que se realice en el país una importante Cumbre de las Américas, cruzada por la impugnación de Perú y un grupo de países liderados por EEUU a la participación del presidente venezolano Nicolás Maduro, y a la cual estaba previsto que asistieran Donald Trump y Raúl Castro.

Una crisis que abarca a todo el régimen político

Las coimas de la constructora brasilera Odebrecht ya han llevado a la cárcel al ex presidente Ollanta Humala y su esposa, ocasionado un pedido de extradición contra el ex presidente Toledo actualmente exiliado en EEUU, involucrado al ex presidente Alan García, y también cuestionan a la que se postula como futura presidenta del Perú, la máxima referente de Fuerza Popular,Keiko Fujimori. Todos los pilares políticos del régimen político del Perú están cuestionados por las coimas de Odebrecht.

La fuerza política de Kuczynski, Peruanos por el Kambio, está languideciendo luego de haber ganado en las elecciones de hace dos años la presidencia en segunda vuelta y el fuyimorismo, la principal fuerza burguesa de oposición,que contaba con 70 de los 130 diputados del parlamento peruano, arraigada profundamente en sectores altos de la administración peruana y en los barrios humildes, se encuentra cuestionado y dividido al fracturarse su bloque en la disputa entre Keiko y Kenji, que termino siendo expulsado de Fuerza Popular junto a otros 9 diputados.

Esta nueva sesión de vacancia fue impulsadatanto por la izquierda peruana de la diputada Verónica Mendoza de Nuevo Perú y los diputados del Frente Amplio(1), que han participado en las movilizaciones que exigen la destitución de PKK  y la anulación del indulto a Fujimori, como por el sector de Keiko, que ya había intentado destituir a PKK en diciembre pasado.

Vizcarra va a encabezar un gobierno muy débil

Vizcarra viene del mundo empresario y en el pasado fue un gobernador con altos niveles de votación el su provincia de Moquegua. Regresa de una suerte de exilio forzoso como embajador en Canadá, luego de haber sufrido una importante derrota política y cuestionamiento parlamentario por parte de la oposición, que ahora lo reclama para que encabece el gobierno. Como ministro de Transporte, Martín Vizcarra tuvo que renunciar en esa oportunidad y asumir un nuevo destino, al destaparse maniobras que involucraban dineros del Estado para beneficiar a las empresas que tenían a cargo la construcción de un nuevo aeropuerto en Cuzco.

Surge un ejecutivo en franca minoría en el Parlamento y con una enorme crisis política abierta, que refleja en las alturas el agotamiento de un modelo neo liberal que ha sumido a los trabajadores y el pueblo en una gran miseria, entregando al país a las multinacionales  y ha basado el “crecimiento” de la economía peruana en el ensanchamiento constante de la brecha social entre ricos y pobres.

El futuro gobierno del vicepresidente Martín Vizcarra será un gobierno frágil, extremadamente débil, de clara transición, atrapado entre la crisis política y la movilización de un pueblo, que ha obtenido con la renuncia del liberal Kuczynski, una importante victoria.Un gobierno con muy pocas posibilidades de completar el mandato de PKK hasta el 2021.

Ninguna confianza en el nuevo gobierno, por elecciones inmediatas y una Asamblea Constituyente libre y soberana

La función del nuevo gobierno va a ser intentar rescatar y emparchar al cuestionado régimen político y sus planes de ajuste contra los trabajadores y el pueblo peruanos. No debe dársele ningún crédito en la administración de la “transición”. Al contrario se debe seguir empujando la movilización popular para terminar con este gobierno, los fujimoristas y todas las fracciones que sostienen este régimen corruptoe imponer un gobierno de las organizaciones obreras y populares.

Hace falta que todos los políticos coimeros y corruptos vayan a la cárcel, se anule el indulto a Fujimori y se dé respuesta a las demandas sociales urgentes que reclama el pueblo peruano.En ese caminocompartimos la exigencia de la izquierda peruana para que se convoque en forma inmediata a elecciones generales. Que deben ser completadas con el llamado a una Asamblea Constituyente libre y soberana.

La crisis del gobierno y el régimen político de la burguesía peruana, el enorme cuestionamiento de millones a los principales partidos e instituciones del régimen burgués y las importantes movilizaciones en curso, planean la necesidad de una Asamblea Constituyente que reorganice el país sobre nuevas bases, que deben partir por cambiar el modelo neo liberal, por otro que basado en medidas anti imperialistas y anticapitalistas privilegie los intereses de las grandes mayorías populares.

(1) La diputada Verónica Mendoza fue candidata a presidenta en las últimas elecciones y obtuvo un 19 % de la votación, ubicándose en tercer lugar a poca distancia del actual mandatario renunciante PKK que se ubicó segundo en la primera vuelta de esa elección, en la cualKeiko Fujimori obtuvo el primer lugar. Luego su bancada de 20 diputados se dividió al medio quedando divida entre el Frente Amplio y Nuevo Perú, que es el nombre de la nueva formación de Mendoza.

En torno al primer pedido de vacancia de diciembre los dos sectores tuvieron políticas distintas. Mientras el Frente Amplio votó por la destitución de Kuczynski, Nuevo Perú optó por abstenerse.

 

Una nueva página para apoyar y construir nuevas alternativas en Latinoamérica y en el mundo, defendiendo el poder de los trabajadores y el pueblo contra el 1% de ricos y privilegiados, y una sociedad sin explotación.

Secretaría de redacción

  • Pedro Fuentes
  • Bernardo Corrêa
  • Charles Rosa
  • Clara Baeder