Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento

Elecciones en Colombia. Para defender la paz los jóvenes quieren enterrar el uribismo con montañas de votos por Petro

Lucas Guerrero

Sin lugar a dudas, el fenómeno electoral de los últimos meses de la campaña electoral que cierra el próximo 27 de mayo, es Gustavo Petro del movimiento Colombia Humana. Ex guerrillero del M-19 y exalcalde de Bogotá, acosado por los empresarios de la derecha, quienes con saboteos sistemáticos y con el amplificador de los medios, le embarraron su administración. Sin embargo, con varias medidas a favor de los sectores más empobrecidos de la ciudad y enfrentando directamente a los dirigentes de los partidos tradicionales destacó su lucha contra la corrupción, garantizar un mínimo de agua gratis a los estratos más bajos de la ciudad, protección a la comunidad LGBT, aumento significativo al presupuesto para la educación y otras más.

Petro es funcional al sistema

Pero no nos engañemos, lo mismo que su movimiento original la guerrilla del M-19, una guerrilla urbana de carácter nacionalista, Petro nunca ha sido de la izquierda radical, ni mucho menos socialista. Su alcaldía no tuvo medidas que confrontaran seriamente el régimen del capital ni en la economía ni en la política. Se ha convertido con su campaña en un fenómeno independiente de los partidos tradicionales y de la izquierda, en un “outsider” de carácter democrático. Con una personalidad voluntariosa y con muy poca aceptación de la crítica sobre su accionar político. Ha sabido conectarse con la juventud y con las masas, en el discurso y desbarata hábilmente la crítica de la derecha y los medios, quienes a veces quedan mudos, sin argumentos.

Por la defensa del Proceso de Paz

Pero uno de los temas centrales que divide aguas hoy día en la política colombiana, es el proceso de paz. Eso es lo que ha comprendido muy bien la juventud, que está empeñada en defender la paz como una conquista de las masas, como producto de muchos sacrificios del movimiento campesino, del movimiento estudiantil y de los sectores populares quienes con más de 6 millones de emigrados del campo a la ciudad constituyen la parte mayoritaria de las víctimas de la violencia en Colombia. Esa juventud que se abstuvo en el referéndum que perdió con gran sorpresa el gobierno Santos que por supuesto no la representaba y ha sido uno de los auspiciadores de la violencia contra la población inerme, con crímenes de lesa humanidad, como los llamados falsos positivos, donde los soldados rasos eran premiados por asesinar jóvenes campesinos o de los barrios populares, vistiéndolos y acusándolos luego de guerrilleros muertos en combate.

Esa Juventud ahora, se encuentra en una actitud reflexiva y decidida a enfrentar la fuerza más importante de la derecha y del establecimiento en Colombia, el Uribismo con su partido el Centro Democrático y su Candidato anónimo Iván Duque, un ilustre desconocido en quien encontró Uribe, como extraña virtud en su partido, que no tenía nada pendiente con la justicia o algún enredo de corrupción, paramilitarismo, narcotráfico o tráfico de influencias y pudo concretar con este señorito, su candidatura en cuerpo ajeno.

La actitud política de Petro se verifica en las multitudinarias manifestaciones en todas las ciudades donde se ha presentado en campaña, con participación activa de la juventud estudiantil y popular y también en las contra manifestaciones en la mayoría de las universidades y sitios públicos donde se presentó Duque, de modo que termino haciendo campaña en recintos cerrados, como lo venían haciendo las campañas con bajo índice en las encuestas.

Es sintomática la masiva participación de la juventud en la reciente feria del libro de Bogotá,(537000 personas en dos semanas) quienes junto a la mayoría de los escritores y conferencistas, obviamente formaban de hecho una clara tendencia democrática y de izquierda, defensora del proceso de paz. Se sentía en los aplausos, en las intervenciones y la venta impresionante de libros de reconocidos autores, queridos por la juventud, como Laura Restrepo o Mario Mendoza, para nombrar algunos de los que en sus libros y novelas, reivindican a los marginados, denuncian la corrupción, llaman a la reflexión y claman justicia ante las atrocidades y la impunidad de los ricos y poderosos de la sociedad.

De otra parte, el peso de las concentraciones a favor de Petro, ha provocado que los medios de la burguesía, como el diario El Tiempo y el candidato German Vargas Lleras, exvicepresidente de Juan Manuel Santos, llamen la atención que Petro, solo marcase 15% y el mismo 7% versus 40% de Duque. Ahora Petro ha subido a 30% y Duque ha bajado a 35% pero haciendo actos en recinto cerrado.

Contra la Corrupción

Este es la otra componente de la política que mueve la voluntad de una buena cantidad de la juventud y de los sectores populares, que están hartos de que cada día aparece en las noticias un nuevo grupo de burgueses y ricachos que ha organizado un robo a las arcas del estado, uno de los últimos se dio entre el aparato de justicia, la fiscalía y el parlamento. Los jueces vendían el archivo de los parlamentarios incursos en delitos de corrupción y quien hacia los contactos era el fiscal, curiosamente a esta banda de criminales los medios le llaman “Cartel de la Toga”.  Esta semana en medio de una abstención del 80%, se eligió con el 7% de los votos al alcalde de Cartagena, acusado de tener vínculos con el narco. Hechos como estos, los ha denunciado desde el inicio de su carrera el candidato de Colombia Humana, Gustavo Petro. Por eso, es que empalma con ese sentimiento de repudio de la población a los políticos de los partidos liberal y conservador con sus figuras de siempre, con el discurso de siempre.

En estos días se nota la efervescencia electoral y el deseo de participación de la juventud, que enfrenta sin temor al mismo Uribe o que se toma “selfies” con Duque diciendo que el presidente será Petro.

Lo que Colombia necesita en estas elecciones es que la población encabezada por la juventud entierre esa escoria política de la guerra, que se denomina la derecha colombiana, agrupada en el Centro Democrático y la coalición que respalda la campaña de Iván Duque, con montañas de votos por Petro, como lo están gritando en las plazas públicas de las ciudades, decenas de miles de jóvenes.

 

 

Una nueva página para apoyar y construir nuevas alternativas en Latinoamérica y en el mundo, defendiendo el poder de los trabajadores y el pueblo contra el 1% de ricos y privilegiados, y una sociedad sin explotación.

Secretaría de redacción

  • Pedro Fuentes
  • Bernardo Corrêa
  • Charles Rosa
  • Clara Baeder