Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento

NICARAGUA – La movilización de la juventud estudiantil y el movimiento popular ponen el gobierno de Daniel Ortega contra las cuerdas.

MAS – PANAMÁ – 04/05

Las jornadas de protesta popular protagonizadas por la juventud estudiantil como vanguardia de las luchas de las últimas semanas, ha colocado el gobierno dictatorial del presidente Daniel Ortega contra las cuerdas. El gobierno antidemocrático de Ortega ha ordenado la represión contra las marchas y ha cobrado cerca de 50 víctimas y 200 heridos a la juventud movilizada, la cual fue apoyada por sectores populares aledaños a los centros estudiantiles.

La gota que rebozó el vaso fueron las medidas promulgadas por Ortega de bajar las pensiones en un 5% y un paquete de recortes a la seguridad social.

En palabras de Mónica Baltodano, exdirigente sandinista y crítica de los dos gobiernos de Daniel Ortega, un resumen del origen de las protestas.

Ahora bien, cómo se construyó este verdadero Estallido Social ¿Cómo se enlazaron los eventos? El ambiente comenzó a tensarse claramente desde hace 4 años, con la Ley canalera (840). Para enfrentar los peligros que entraña directamente para miles de familias campesinas que tendrían que ser desalojadas, se construyó el movimiento campesino más fuerte que se había podido organizar en los últimos 20 años. El movimiento realizó casi 100 marchas: Todas fueron reprimidas, e impedidos brutalmente todos los intentos de marchas hacia Managua. Llegaron al colmo de partir los caminos con buldócer para que ningún vehículo pudiese transitar.

En este contexto se realizaron elecciones nacionales y luego las municipales. Ambas fraudulentas. En las primeras Ortega se recetó 70% de votos para tener una Asamblea totalmente controlada y Reformar la Constitución a su antojo. En las segundas control total de los municipios. Las protestas contra el Fraude fueron reprimidas y se contabilizaron una decena de muertos”.

Una nueva consigna ha surgido al calor de las luchas, la renuncia del presidente Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo, pero el tirano tiene sus defensores, la Iglesia Católica y el COSEP, los empresarios del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), ambas instituciones reaccionarias, especializadas en contener el movimiento de masas y llevarlo a los causes de la política de la burguesía y el imperialismo, han citado sendas movilizaciones con el argumento de restablecer la paz social, e la cual ha hecho eco cínicamente este primero de mayo el presidente Ortega, pidiendo un minuto de silencio por los jóvenes que el mismo ordeno asesinar.

Los retos del movimiento popular.

Como ocurre en las dictaduras, el gobierno de Ortega no deja surgir ni a los partidos ni a las organizaciones de oposición de izquierda. El movimiento que surge con estas luchas tiene el reto de crear o construir organizaciones sociales y políticas que posibiliten su continuidad en la expresión y organización de los sectores populares y de trabajadores que se van incorporando a la oposición al régimen presidido por Daniel Ortega. Pelear por conseguir las libertades democráticas de expresión movilización y organización política de los sectores en lucha, dar continuidad y carácter nacional e internacional a las protestas y jornadas de protesta que se avecinan. Organizar a la juventud a las mujeres a los campesinos a los indígenas que sin duda formaran nuevos contingentes en el combate contra ep régimen oprobioso personal y dictatorial de Daniel Ortega, que de comandante Sandinista ha pasado a convertirse en enemigo de su pueblo.

Hay un periodo de ascenso de las luchas populares en Centroamérica

Las multitudinarias movilizaciones en Nicaragua, confirman el ascenso de las luchas democráticas que libran los pueblos centroamericanos, contra los gobiernos que han impuesto los planes neoliberales y utilizan la corrupción para enriquecerse conjuntamente con sus socios burgueses que financian sus campañas políticas o los apoyan en el monopolio del poder con la condición de que les entreguen la riqueza natural y los principales contratos del estado, como es el caso de Nicaragua.

El pueblo de Honduras se movilizó masivamente contra el fraude electoral de noviembre de 2017, que colocó en la presidencia a Juan Orlando Hernández, (JOH), en una reelección a todas luces imposible de ganar sin acudir al fraude y a la burla a la voluntad del pueblo en las urnas. Todavía en enero de éste año hubo movilizaciones y paro de carácter nacional contra la posesión de Hernández al grito de “Fuera JOH”.

En septiembre de 2017 las calles de Guatemala, presenciaron el volcamiento de miles de personas exigiendo la renuncia del presidente Jimmy Morales y de los diputados al congreso cómplices de la corrupción.

Así es como se registraron estos hechos por el periódico digital “Pueblos en Camino”, Es el 27 de agosto, cuando el Presidente de la República intenta retirar la inmunidad y expulsar del país al Comisionado Colombiano Iván Velásquez, declarándolo persona non-grata y acusándolo de interferir en asuntos internos de Guatemala, específicamente cuando Velásquez junto con la Fiscal General de la Nación Thelma Aldana deciden retirar la inmunidad al Presidente Jimmy Morales por estar involucrado en un caso de corrupción con evidencia de financiación electoral ilícita durante la campaña presidencial, se desata una crisis. El pueblo de Guatemala salió a las calles por dos dias a defender a la CICIG (Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala), al Comisionado y a la Fiscal y a exigir la renuncia del Presidente. Ante estos hechos, la Corte de Constitucionalidad por medio de un fallo histórico enmienda la orden presidencial y suspende de forma definitiva la decisión de expulsar al comisionado Iván Velásquez.  Dos días después de esta sentencia de la Corte, los diputados del Congreso Nacional, valiéndose del mecanismo de urgencia nacional legalizan la corrupción, el crimen y el financiamiento ilícito. Ante tal barbaridad, durante una semana consecutiva, el pueblo se volcó hacia las calles a exigir también la renuncia de los diputados que votaron para encubrir la corrupción. Ante la magnitud del descontento del pueblo, los diputados se retractan de su accionar. Según ellos, han cometido un error. Sin embargo, es evidente que si el pueblo no se hubiera levantado, el accionar de los diputados no sería un error sino la más descarada legalización de la impunidad y del crimen. Los decretos 14 y 15-2017 que reforman el Código Penal, los habían negociado con varios ministerios con el objeto de consolidar sus alianzas de impunidad.

En Costa Rica en el proceso electoral se presentó un caso inédito, el candidato socialdemócrata del partido Acción Ciudadana, Carlos Alvarado quien perdió en primera vuelta con el 21.66% de los votos, contra el candidato conservador del partido evangélico Restauración Nacional, que obtuvo el 24,91% de la votación, en la segunda vuelta Carlos Alvarado, de Acción Ciudadana, contra todo pronóstico se impuso con el 60% de los votos. Por primera vez el abstencionismo se reduce en la segunda vuelta y el candidato perdedor en la primera se impone en la segunda. Además Campbell Barr se convierte en la primera mujer afrodescendiente en ocupar la vicepresidencia de Costa Rica.

Asistimos al fin de los Gobiernos Progresistas.

Con la crisis del gobierno de Nicaragua, se confirma el fin del ciclo de los gobiernos progresistas en América Latina. Junto con la crisis del gobierno Maduro en Venezuela, la transición controlada en Cuba, la crisis de la transición en Ecuador, la crisis política del PT en Brasil, el triunfo de la derecha en Argentina con Mauricio Macri. Indican que el panorama político general en América Latina ha cambiado sustancialmente, que ya no será el mismo y que se vez surgen nuevas posibilidades de construcción por la izquierda de corrientes y partidos que se propongan dirigir y participar en la dirección de los nuevos movimientos y organizaciones que surgen al calor de las luchas.

 

Una nueva página para apoyar y construir nuevas alternativas en Latinoamérica y en el mundo, defendiendo el poder de los trabajadores y el pueblo contra el 1% de ricos y privilegiados, y una sociedad sin explotación.

Secretaría de redacción

  • Pedro Fuentes
  • Bernardo Corrêa
  • Charles Rosa
  • Clara Baeder