Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento

A todo vapor: la lucha de los ferroviarios en Francia

Con una apariencia joven, Macron consiguió aparecer como un forastero en
escenario político francés, distanciándose de su adversaria nacionalista y de
extrema derecha, Marine Le Pen (Frente Nacional) y del gobierno anterior de François
Hollande (Partido Socialista) – del cual fue ministro. Su programa apuntaba a
una reformulación del Estado por medio del corte de supuestas “regalías” de los
servidores públicos y su campaña apelaba por “unidad” en torno a la resolución
de los problemas de Francia – así como indicaban sus lema: “La France doit
“es una oportunidad para todos” – Francia debe ser una oportunidad para todos; y
“Ensemble, la France!” – Juntos, Francia.

Después de poco tiempo en el poder, las hipótesis de embates con el gobierno se tornaron una necesidad, pues, una de las características más destacadas de la gestión de Macron se convirtió en la rapidez para aprobar e implementar medidas de cuño neoliberal.

Desde el inicio de la gestión, tres reformas se destacaron: la reforma previsional, la laboral y la educación. En Francia, la previsión funciona en un régimen de “paga según trabaja, es decir, el dinero de la contribución de los trabajadores activos se utiliza para pagar la pensión de los jubilados; con el cambio implementado, las contribuciones de los trabajadores les dar derecho a puntos y éstos en el momento de jubilarse, equivaldrán a un valor para la pensión; sin embargo, esos puntos no tienen un valor fijo, luego, ellos pueden valorarse o desvalorizarse a lo largo del tiempo, haciendo con que en el nuevo sistema previsional se defina el valor de contribución del trabajador, sin embargo, indefinida la cantidad de pensión que éste recibirá se jubilar.

La Reforma Laboral, por su parte, se trata de una declaración de confrontación
directo a la autoorganización de los trabajadores, pues retira su función política
sindicatos en la intermediación entre el trabajador y el patrón. Con la reforma, los
los patrones pueden negociar directamente con los empleados, desconsiderando
acuerdos colectivos votados por la categoría; las nuevas reglas tienen como objetivo
garantizar que las empresas no dejen de funcionar en ningún supuesto, por lo que,
en caso de contestación de los trabajadores en relación con alguna medida del patrón,
estos corren el riesgo de ser despedidos sin derecho a contestación.

En la educación francesa, se realizaron diversas modificaciones, entre ellas la reforma del vestibular. Antes, el vestibular existente poco seleccionaba; que vinculado al aumento significativo de estudiantes en edad para acceder a la enseñanza superior generó la superpoblación de las universidades. De esta forma, la demanda de los estudiantes se ha convertido en la creación de nuevas universidades y la ampliación de las ya existentes. Sin embargo, la respuesta del gobierno de Emmanuel Macron fue en el sentido contrario: restringir el acceso a las facultades por medio de la reformulación del BAC (baccalauréat – vestibular francés). Ahora, la evaluación se da de modo continuo desde el colegio (“lycée”), cuando los alumnos ya deben escoger materias para tener mayor o menor peso en su formación, en detrimento de la carrera que pretenden seguir; una etapa con evaluación oral fue agregada, además de la prueba de lengua inglesa. El resultado a corto plazo de esta nueva modalidad fue desastrosa, pues cerca de 400 mil estudiantes no fueron aceptados en ninguna universidad o se quedaron en listas de espera.

Por las medidas de los primeros meses de gobierno, la popularidad del nuevo presidente cayó bruscamente entre la población; a partir de eso, el escenario que parecía favorable para Macron y sus planes de reformas se volvió inestable, teniendo como epicentro la huelga de los ferrocarriles en Francia en 2018.

El sistema de trenes en Francia es totalmente público y el órgano responsable de gestionar este medio de transporte es la SNCF (Société Nationale des Chemins de fer Français – Asociación Nacional de Ferrocarriles en Francia). La evaluación del gobierno es que el sistema de trenes funciona de manera insuficiente y no un poco rentable a las arcas públicas, dado que recibe subsidios anuales en la casa de los 40 mil millones de euros, al mismo tiempo que su deuda es más que el cuádruple de ese valor.

Sobre la base de este diagnóstico, la solución dada por la gestión de Macron fue la propuesta de una reforma en el sistema ferroviario incluyendo: cierre de líneas menores, bajo alegación de falta de demanda; cambios bruscos en el estatuto de trabajo de los ferrocarriles, previendo el cierre de la contratación en régimen vitalicio y el fin del reajuste automático de los salarios, por ejemplo; además de la apertura de las líneas de tren a la competencia, se lee privatización … Por otra parte, los ferrocarriles han reclamado un aumento inmediato de los salarios (300 euros); la reducción en la carga de 32h de trabajo semanal sin disminución de salario; prohibición de los planes de despido voluntarios; contra el avance de las grandes empresas privadas en el sistema de trenes; etcétera

La huelga se ha extendido desde abril de este año, durando desde hace casi tres años
meses. Los sindicatos de ferrocarriles se conocen históricamente en Francia
como difíciles de ser vencidos en disputas como ésta, habiendo sido responsables
en 1995 por la renuncia del primer ministro francés, Alain Juppé, cuando éste también
encabezaba un intento de una serie de reformas en la seguridad social de la
población, incluyendo cambios drásticos en el transporte, la previsión, y la
salud. La huelga se produjo entre noviembre y diciembre de 1995, involucrando
trabajadores del sector público y privado de los transportes, salud, correos,
telecomunicaciones, educación, etc, entrando a la historia como la mayor movilización
desde mayo de 1968 en Francia.

En la huelga actual, las paralizaciones han ocurrido en la razón de dos a cada cinco días. En un principio, hubo dudas si una huelga que no fuera continua sería capaz de soportar una caída de brazo con Emmanuel Macron, sin embargo, la paralización en algunos días genera un caos en el resto de la semana en el sistema ferroviario, posibilitando que la huelga se convirtiera en una de las más largas en la historia de la categoría y acumulando una pérdida de miles de millones para el gobierno; además, los ferroviarios han logrado garantizar la reposición casi integral de los salarios de los huelguistas (más del 50% de la categoría) por medio de campañas y actividades que extrapolan los límites de la propia categoría, teniendo hasta el momento una victoria parcial en el retroceso de Macron en cuanto a cerrar líneas más pequeñas de trenes y tener la posibilidad de doblar un gobierno que hasta entonces parecía ser intocable.


Fuentes:

https://npa2009.org/actualite/social-autres/les-retraites-leur-tour-dans-le-viseur

https://npa2009.org/actualite/entreprises/loi-travail-xxl-chamboule-tout-pro-patrona
l

https://www.lemonde.fr/bac-lycee/article/2018/01/25/reforme-du-bac-nos-reponse
s-a-vos-questions_5246948_4401499.html

https://paris-luttes.info/mobilisons-nous-contre-parcoursup-9573?lang=fr

https://www.letudiant.fr/etudes/parcoursup-le-mouvement-etudiant-commence-a-p
rendre.html

http://www.leparisien.fr/economie/emploi/reforme-de-la-sncf-1995-quand-la-greve-
generale-paralysait-la-france-28-02-2018-7583283.php

Una nueva página para apoyar y construir nuevas alternativas en Latinoamérica y en el mundo, defendiendo el poder de los trabajadores y el pueblo contra el 1% de ricos y privilegiados, y una sociedad sin explotación.

Secretaría de redacción

  • Pedro Fuentes
  • Bernardo Corrêa
  • Charles Rosa
  • Clara Baeder