Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento

Crónicas catalanas – 2 J: ¡CAE RAJOY!

¡Por fin cayó Rajoy! Millones de personas, mujeres, jubiladas, estudiantes, obreras, catalanas, vascas, maestras, paradas, pobres…se han alegrado. Algunos pueblos de Catalunya han organizado espontáneas manifestaciones. Las redes van llenas de chistes alegres y chisposos. El 1 de Junio ya pasará a la historia: por primera vez en la historia reciente cae un Presidente y un Gobierno por medio de una moción de censura. De nuevo hay un atisbo de democracia, una rendija de luz en el Estado español, aunque en Catalunya predomina el escepticismo. 180 votos conjuntos de PSOE, de las marcas de Podemos, de ERC, de Bildu (todas ellas organizaciones de izquierda), más las derechas nacionalistas de PDCat, PNV, Canarias, vencieron a los 167 de la derecha española del PP y Ciudadanos.

Pero ¿qué es exactamente lo que ha tumbado a Rajoy? ¿Ha sido la “justicia” española? ¿Ha sido la movilización de los de abajo? ¿Ha sido la división de los arriba?

La movilización de abajo ha estado presente en diversos temas, como en la lucha por las libertades de expresión, de huelga, de opinión, contra la “ley mordaza”. También ha estado presente en la juventud, en los estudiantes, en Murcia, en Navarra. Sobre todo ha estado muy presente en la lucha de las mujeres contra el machismo y patriarcado institucional, contra las “manadas”, contra los jueces justificadores del machismo, contra la discriminación laboral. Como se vió en la gran participación de la huelga feminista y laboral del 8 de marzo.

La “justicia” española ha hecho todo lo posible por retrasar, minimizar los hechos y los juicios por corrupción. Por el medio han caído jueces honrados. Contrasta la celeridad de algunas investigaciones y peticiones fiscales hacia la supuesta “rebelión” catalana -aún por demostrar- con la investigación de una corrupción de lustros en todos los partidos del régimen. Pero especialmente en el PP. Ya no se podía ocultar más. En medio de 1.600 páginas de sentencia tuvieron que decir lo que todo el mundo sabía: que el PP tenía una caja B; que en el partido había una organización para delinquir; que esta organización estaba ligada a la alta dirección del partido y del Gobierno; y que para taparla M.Rajoy, presidente de Gobierno, mintió en los tribunales.

Este lastre de partido corrupto, de líderes implicados hasta el cuello, se combina con el mayor ataque a las libertades desde la “transición” hasta hoy. El motivo que ha hecho aflorar esta vena dictatorial es la lucha del pueblo catalán por su autodeterminación. La combinación de muchos factores, pero especialmente el del destape de la corrupción del PP y el del fracaso del Gobierno en doblegar la voluntad de los catalanes a pesar de la represión, la cárcel, el exilio, las mentiras, el “a por ellos”, han ocasionado el desgaste de Rajoy y su caída este 1 de Junio. No ha sido una gran movilización sino el desgaste. Por eso tiene ese carácter parlamentario.

A algunos la secuencia de acontecimientos de los diez últimos días les parece como un plan hecho desde ciertos poderes ocultos. Así, que Sánchez, el nuevo presidente del PSOE, se hubiera puesto de acuerdo con Rajoy respecto a cómo mantener el control económico de la Generalitat -o sea a mantenerla semiahogada-; que mencionara al president Torra como “el Le Pen catalán”; o que Rivera siguiera subiendo en las encuestas a costa de alimentar el conflicto con Catalunya exigiendo mantener el 155 y la no aceptación del Govern de la Generalitat, les parece muy extraño.

Las sesiones del Congreso de los diputados fueron una exibición de cinismo del PP y Ciudadanos. Pero, de golpe, lo que parecía imposible -el acuerdo de 20 partidos para echar a Rajoy entre ellos los independentistas- se volvió posible. El PP se quedó solo. Y Ciudadanos, tras tratar de convencer a Rajoy para alargar la legistura bajo la dirección del PP pero sin Rajoy -como ya hizo en las comunidades de Madrid y de Murcia- se quedó suspendido en el aire, mostrando sus vergüenzas de cómplice necesario del mayor partido corrupto de Europa. Ellos, “tan limpios”. Así que esa sesión de investidura ha sido también un varapalo para los “sucesores naturales” del PP y para los que inventaron ese engendro: las grandes compañías del IBEX 35.

Pero ¿ha cambiado algo más allá de las buenas intenciones de Sánchez de “abrir diálogo” con Podemos, los independentistas catalanes o nacionalistas vascos?. El anuncio de “programa” de Sánchez no se apartó ni un milímetro de la defensa de esa monarquía corrupta. Ni siquiera reconoció que existieran presos políticos. Pero tuvo que aceptar verse con el “Le Pen” catalán de Torra y dialogar con él. Habló también de corregir las peores reformas laborales. Todo muy difícil y contradictorio -como el mismo Sánchez reconoció- bajo las presiones de la derecha europea, española, catalana, y las izquierdas española, catalana, vasca, gallega. Pero eso será motivo de posteriores narraciones. De momento nos hemos sacado de encima a Rajoy y ¡hay que celebrarlo!

Sí, algo ha cambiado con la caída de Rajoy: el régimen del 78 es ahora más débil que nunca.

 

Una nueva página para apoyar y construir nuevas alternativas en Latinoamérica y en el mundo, defendiendo el poder de los trabajadores y el pueblo contra el 1% de ricos y privilegiados, y una sociedad sin explotación.

Secretaría de redacción

  • Pedro Fuentes
  • Bernardo Corrêa
  • Charles Rosa
  • Clara Baeder