Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento

Rajoy cayó. ¡Que caiga su política!

El Partido Progresista español, que se hundió en numerosas denuncias de corrupción, perdió la presidencia del gobierno nacional. El parlamento aprobó el viernes (01/06), por 180 votos a favor y 169 en contra, la moción de censura que aleja al Gobierno de derecha liderado por Mariano Rajoy e invierte el nuevo primer ministro, Pedro Sánchez, líder del PSOE .

El PSOE tiene 84 de los 350 diputados del parlamento, pero apoyaron la moción 180 diputados, incluidos los Unidos Podemos (67), la Izquierda Republicana de Cataluña (9), del Partido Democrático y Europeo de Cataluña (8), del Partido Nacionalista Vasco (5) la designación (4), EH Bildu en la vieja ETA (2), y Nueva Canarias (1). Una conjunción de partidos nacionalistas, separatistas y de izquierda, incluyendo IU y Podemos.

La marca del gobierno Rajoy fue la aplicación de las políticas de “austeridad” de la Unión Europea y sus banqueros-jefes. En ese sentido, la caída de su gobierno es una importante derrota de estos sectores. Por otro lado, el PSOE hace mucho ya aplica políticas de la misma naturaleza en sus gobiernos y frecuentemente vota en el parlamento, en conjunto con el PP, retiradas de derechos del pueblo y aumento de privilegios a los políticos. Nada indica que el gobierno de Sánchez vaya a pasar este curso de adaptación del partido, que lo consolidó como ala “izquierda” del régimen de 78 en crisis. Por el contrario, Sanchez aceptó el marco presupuestario neoliberal que va a determinar el sentido de la política real del gobierno del PSOE.

Lo que sí es seguro, es que un gobierno proveniente de tal crisis será un gobierno frágil. No sólo el PP fue derrotado, pero su brazo más joven y prometedor por la derecha también, el Ciudadanos. Los naranjas, como socios del PP, galvanizaron el espacio de segunda fuerza política del país, según las encuestas, al frente del propio PSOE. Sus características de alt-right, una especie de simulacro del Podemos, construido por la derecha, viene cada vez más conquistando los sectores que electoralmente apoyan al PP y en un escepticismo más conservador.

La posición de Unidos Podemos votar a favor de la moción fue correcta. Como muy bien define el comunicado de los Anticapitalistas [1]: Lo que se abre ahora es un nuevo tiempo político con diferentes posibilidades de desarrollo pero que presenta un panorama interesante: y es que un gobierno débil es siempre el mejor escenario para una ofensiva social destinada a recuperar y conquistar derechos. Sin ninguna confianza en un PSOE incapaz de salirse de los dictados de los poderes financieros ni de los límites constitucionales.

El Estado español acumula un conjunto contradictorio que hace que la crisis en ese país multidimensional. En su dimensión económica, la crisis que castiga las condiciones de vida de la población, se incrementa por los riesgos de una nueva burbuja inmobiliaria [1]. En la dimensión política, la crisis de representatividad y el surgimiento de nuevos movimientos desorganiza el tablero del bipartidismo que sostiene el régimen de 78. Pero, hay una tercera dimensión importantísima de la crisis del régimen, la crisis de las nacionalidades. Se expresó en el uso del artículo 155 de la Constitución contra el gobierno soberanista electo de Cataluña y la declaración de independencia del Parlament catalán. La lucha por la libertad a los presos políticos de la acción unilateral de Rajoy también gana fuerza a partir de su caída. A pesar de que Cataluña ha sido vanguardia de la lucha por la independencia y la república, este es un tema que es latente desde hace años en muchos otros territorios, como País Vasco, Valencia, Galicia … La combinación entre estas dimensiones de la crisis, abre nuevo ciclo político en el pais.

De acuerdo con los Anticapitalistas: En este ciclo que se abre, en medio de intensas turbulencias financieras a nivel internacional y de una nueva burbuja inmobiliaria en pleno desarrollo en el Estado, el rol de la izquierda parlamentaria representada por Unidos Podemos y las confluencias debería ser apostar por una estrategia constituyente y de construcción de una alternativa política que evite un doble riesgo: por un lado, evitar caer en la táctica de convertirse en mero sostén parlamentario y subalterno del PSOE frente al “miedo a la derecha”; y por otro lado, mendigar insistentemente la entrada en un gobierno junto al PSOE que significaría la cooptación del “bloque del cambio” como fuerza política.

Lo que se trata en este momento es luchar para que la caída de Rajoy, signifique también la caída de su política. Para ello, es fundamental no perder de vista el combate al régimen de conjunto: De lo que se trata, por tanto, es de no perder el horizonte antagonista e impugnador frente al conjunto del régimen y sus partidos, presionar fuertemente (en las instituciones y en la calle) a un gobierno débil a nivel numérico y débil a nivel de proyecto, así como tratar de debilitar al máximo a nuestro adversario más peligroso en la actualidad: Ciudadanos.

Además de festejar la caída de Rajoy, será necesario aumentar la temperatura de la lucha de clases frente a la debilidad del régimen y del gobierno. El desenlace del proceso político en el Estado español, dependerá esencialmente de una nueva ofensiva de las calles, para revocar las contra-reformas del PP, para avanzar en la conquista de derechos sociales y, especialmente, para afirmar una salida por la izquierda frente al crecimiento de esta nueva derecha que se alza. Sí Se Puede.

[1] Veer en http://www.anticapitalistas.org/comunicados/ante-la-investidura-de-pedro-sanchez-desmontar-el-legado-de-rajoy-avanzar-en-derechos-desde-el-conflicto/#more -4479. Ante la investidura de Pedro Sánchez: desmontar el legado de Rajoy, avanzar en derechos desde el conflicto. Anticapitalistas, 1 de junio de 2018

[2] Veer en https://elpais.com/economia/2018/04/13/vivienda/1523635585_471312.html. El precio de la vivienda calienta el temor a una nueva burbuja inmobiliaria.

Una nueva página para ayudar a organizar la indignación, apoyar y construir nuevas alternativas en Latinoamérica y el mundo; por el poder de los 99% contra el 1% de ricos y privilegiados y por el programa socialista para el siglo XXI.

Secretaría de redacción

  • Pedro Fuentes
  • Bernardo Corrêa
  • Charles Rosa
  • Clara Baeder