Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento

Cien días sin Marielle Franco

Fuente: Revista Movimento

Esta semana (23/06), se cumplieron cien días del asesinato de Marielle Franco y Anderson Gomes. Un crimen bárbaro, vil, de carácter político, que chocó a toda la sociedad brasileña.

En la noche del 14 de marzo, después de Marielle participar en el evento “Mujeres negras moviendo estructuras”, su coche fue seguido por los criminales y cobardemente cribado de balas. Las muertes inmediatas de Marielle y Anderson hasta hoy no han sido aclaradas. Todavía no se sabe quién tiró del gatillo y quién mandó matarlos. Sin embargo, el objetivo del disparo no dejó lugar a dudas. Su objetivo era silenciar a Marielle por su trayectoria, su representatividad y sus ideas. Marielle actuó con Marcelo Freixo en las investigaciones de la CPI de las milicias en 2008. Antes y después de ser electo concejal, en 2016, Marielle luchaba por la organización de los habitantes de las favelas contra la opresión de las mafias, del crimen organizado y del Estado. Días antes de morir, por ejemplo, Marielle denunciaba la actuación violenta de un batallón policial contra moradores de comunidades. Marielle era una expresión de las luchas de junio de 2013: mujer, negra y LGBT, era una portavoz de la movilización colectiva para construir un Brasil igualitario y digno. Por todo esto, rápidamente Marielle Franco se ha convertido en una de las voces más expresivas del programa del PSOL.

La movilización por justicia para Marielle y Anderson generó una amplia solidaridad en esos cien días. En varias capitales brasileñas, los actos reunieron decenas de miles. Su rostro estampó muros y banderas en nuestro país y en el exterior. Los artistas sumaron su voz a la denuncia de su asesinato. En manifestaciones en todo el mundo, en la OEA, en otros foros internacionales, el nombre de Marielle se ha convertido en un símbolo de la lucha por los derechos humanos.

Hasta aquí, las investigaciones apuntaron sospechas contra las milicias que controlan enormes áreas del territorio de la Zona Oeste carioca y de ciudades de la Baixada Fluminense. Sin embargo, quedan muchas incógnitas y, hasta aquí, las autoridades del Estado no han ofrecido ninguna respuesta satisfactoria.

Cien días después de la ejecución de Marielle Franco y Anderson Gomes, hay que reforzar la exigencia de justicia! ¡Exigimos saber quién mató y quién mandó matar a nuestra compañera! Lo que pretendían aquellos que decidieron callar su voz!

Río de Janeiro como postal de las contradicciones principales

El asesinato del niño Marcos Vinícius da Silva, de 14 años, cuando iba a la escuela en la misma favela de la Maré donde nació Marielle, arroja luz una vez más a la barbarie a la que se someten millones de habitantes de Río. Según relatos, en la operación , dijo a la AFP un portavoz del ministerio de Defensa de Estados Unidos. Los residentes contaron cientos de marcas de tiros en el suelo. La familia cuenta que el niño baleado dijo que los disparos vinieron de vehículos blindados de la policía.

Esta nueva tragedia muestra como la total ineficacia de la intervención militar de Temer en su objetivo de contener la escalada de la violencia en Río. Mucho al contrario, la intervención insiste en la profundización de la violencia estatal contra una población oprimida por el Estado, por mafias y por el crimen organizado , en una telara que, además, ganó notoriedad pública con la reconstrucción de la CPI de las Milicias realizada en la película “Tropa de Elite 2”.

Río de Janeiro sintetiza la quiebra de la Nueva República. En este estado, aún gobernado por la cuadrilla de Sérgio Cabral, del MDB, queda evidente una realidad que es nacional: la simbiosis entre instituciones estatales, tráfico de drogas, milicias y mafias, lavado de dinero y partidos políticos. El MDB de Río es uno de los fiadores de las milicias y mafias. En un contexto de gran polarización social y crisis económica, la violencia en las ciudades brasileñas somete a millones de familias trabajadoras al terror diario, en un país en el que se asesinan 65 mil personas al año. Se trata de la faceta más visible de la quiebra de las instituciones brasileñas. Los partidos burgueses no sólo no ofrecen una salida a esta tragedia social, como de ella se aprovechan para desesperar al pueblo, ofrecer salidas políticas reaccionarias, que sólo refuerzan su dominación y para transformar la represión en un negocio multimillonario. No teme, Temer anuncia otra ronda de cortes en Salud, Educación y Cultura para reforzar su “fondo de seguridad”, destinado no a llevar paz a las periferias de las ciudades, sino a crear más negocios de la industria de la represión, al mismo tiempo que policías conviven con salarios rebajados o atrasados ​​y con la falta de equipamientos.

No vamos a callar: ¡Marielle presente!

Después de cien días de la ejecución de Marielle Franco, repetimos lo que afirmó Luciana Genro en un artículo publicado hace unas semanas:

La lucha de Marielle no va a parar. Ella seguirá viva en cada luchador y luchadora de los derechos humanos y especialmente en la lucha de las mujeres negras por visibilidad, dignidad y derechos. Exigimos justicia a Marielle y seguiremos exigiendo para ella y para todos los luchadores perseguidos y asesinados por trabajar para denunciar la omisión del poder público en la garantía de una vida digna a la población.

Es hora de sumarnos a los actos en manifestación que ocurrir en todo el país en memoria de Marielle y Anderson, exigiendo justicia y honrando su legado. Insistimos: ¿quién mató y quién mandó matar a Marielle?

Una nueva página para apoyar y construir nuevas alternativas en Latinoamérica y en el mundo, defendiendo el poder de los trabajadores y el pueblo contra el 1% de ricos y privilegiados, y una sociedad sin explotación.

Secretaría de redacción

  • Pedro Fuentes
  • Bernardo Corrêa
  • Charles Rosa
  • Clara Baeder