Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento

El descontento nacional y crisis política en Panamá

La situación política nacional, actualmente atraviesa por un creciente aumento del descontento popular, el cual encuentra sus raíces en motivos de índole social, político y económico, condición ésta que se refleja por un constante aumento de reclamos, protestas y cierre de calles. Las causas más comunes son principalmente la falta de agua potable, pésimas condiciones de las escuelas, razones de salud, transporte y seguridad entre otros.

Como se podrá observar son las mismas causas que los actuales gobernantes y autoridades, prometieron resolver si eran elegidas. Otra de las causas lleva una importante cuota de carácter económico, que se manifiesta principalmente en un alto nivel de desempleo en la juventud y se traduce en un constante aumento de delitos, principalmente de hurto y robo, los que afectan gravemente a la población de los sectores populares y marginales.

La falta de vivienda igualmente para los matrimonios jóvenes y el alto costo de la vida vienen a completar el cuadro de angustias y desesperación que a diario vive el pueblo. Da tristeza ver a una gran cantidad de jóvenes en las áreas metropolitanas que se dedican a la buhonería, los llamados pavos del transporte informal, conductores de taxi, los populares bien cuidao de los autos.

Éste descontento que estamos describiendo a pesar de que el mismo y por sí mismo no logra convertirse en un descontento político o social de tal forma que no logra ser canalizado todavía por alguno de los sectores políticos independientes de los partidos u organizaciones de la burguesía pero, a su vez, no se inclina por otras propuestas o alternativas políticas con planteamientos diferentes, esta clase de descontento viene registrando un aumento progresivo en la sociedad el cual comienza a tener efímeras manifestaciones políticas.

La acumulación de luchas, así como el nivel de conciencia actual de las luchas de las masas, a nuestro modo de ver la actual situación, a pesar la falta de tradición para pasar de la protesta social a la conciencia política, creemos que se ha creado un vacío político, que los partidos de la burguesía han dejado, al haber perdido la confianza política de una buena parte de los sectores obreros y populares y de amplios sectores de las capas medias de la población. El contundente rechazo de la población al tarifazo del aumento de la luz en el mes de julio y la inmediata recula del gobierno de JUAN CARLOS VARELA, la evidente apatía que actualmente refleja la población hacía los partidos políticos tradicionales, PRD, PANAMEÑISTA, CAMBIO DEMOCRÁTICO, y la poca atención prestada a la apertura del calendario electoral de las próximas elecciones primarias de los partidos antes señalados, como quedó demostrado con la escasa participación en las primarias de CAMBIO DEMOCRÁTICO, celebradas el pasado 12 de agosto, además, el último escándalo generado por las declaraciones de la procuradora por la visita que le hiciera el magistrado presidente encargado de la Corte Suprema, por el tema de los pinchazos en el proceso seguido al expresidente, Ricardo Martinelli, son claros indicios del aumento del descontento del pueblo panameño, descontento este que aún no logra convertirse en un ascenso popular como viene ocurriendo en el resto de Centro América, tal es el caso de Guatemala, Honduras y Nicaragua.

Todo lo expresado en líneas anteriores, encuentra su punto más alto de ebullición cuando por los distintos medíos el pueblo se entera del latrocinio existente en las más altas esferas de gobierno, como resultado del alto grado de corrupción y de impunidad que reina en el país. Planillas millonarias en la Asamblea de Diputados, en donde aparecen personas que no trabajan y si lo hacen, reciben un salario que no corresponde al oficio que desempeñan, ministros y directores nacionales de instituciones de gobiernos anteriores, enjuiciados por haber cometido delito de peculado por sobrecostos y coimas multimillonarias en grandes proyectos, todos están libres con medidas cautelares, nadie ha sido condenado, como se dice en buen panameño, aquí no pasa nada.

Las últimas marchas y protestas de los productores agropecuarios, demuestran sin lugar a dudas el fracaso total e irremediable del modelo económico, político y social establecido inmediatamente después de la Invasión del 20 de Diciembre de 1989.

EXPECTATIVAS: Sin embargo, en la izquierda y el movimiento popular existen varios problemas planteados que hay que superar, pues el movimiento obrero, hoy día, se encuentra altamente dividido en más de 10 Centrales Obreras, además de una considerable influencia de las iglesias evangélica y católica, las cuales promueven un alto nivel de despolitización en la población, como si fuera poco, a nivel de las direcciones sindicales se vive la asimilación de una parte de ellas a las políticas del gobierno y de la burguesía.

Finalmente la falta de una política común que sirva de catalizador del descontento y en consecuencia pueda aglutinar a las masas en la búsqueda de objetivos comunes. Esas serían algunas de las tareas más importantes que le queda por resolver al movimiento popular organizado con el propósito de ayudar al pueblo panameño en la búsqueda de verdaderas salidas populares y democráticas.

Panamá 22 de agosto de 2018.

Aurelio Robles

MOVIMIENTO ALTERNATIVA SOCIALISTA (MAS Panamá).

Una nueva página para apoyar y construir nuevas alternativas en Latinoamérica y en el mundo, defendiendo el poder de los trabajadores y el pueblo contra el 1% de ricos y privilegiados, y una sociedad sin explotación.

Secretaría de redacción

  • Pedro Fuentes
  • Bernardo Corrêa
  • Charles Rosa
  • Clara Baeder