Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento

¡Todo el apoyo a la resistencia nicaragüense ¡

Los relatos de los compañeros de la Caravana de la Solidaridad que está recorriendo Latinoamérica -al igual de la que recorre Europa y América del Norte-, hablan por sí solo. Aquí están los hechos: Ortega se mantiene en el poder a sangre y fuego; asesina, secuestra, hace desaparecer personas con sus grupos paramilitares y el ejército. Estuvimos escuchando a los compañeros muchas horas. Ariana tiene ocho compañeros estudiantes en la carcel y ahora otra más, Amaya Coppens desaparecida. Ella es de izquierda, está clamando para que la izquierda los apoye. Yader es un joven valiente que tiene a su hermano desaparecido y que cuenta entro otras cosas, como marcan sus casas las patotas de Ortega. Carolina es una campesina que tiene el coraje de poc os. Hace más de dos años que está luchando contra la devastación que causan las mineras y salió del país dejando sus tres hijos. Quién miente descaradamente es el régimen. Algo muy común en los regímenes autoritarios. Ortega completa su trabajo llevando a las calles su aparato burocrático y a fanáticos manipulados gracias a las prebendas que les pasa el régimen. Es bastante similar a cualquier dictadura militar que hemos tenido en nuestro continente.

La insurrección popular iniciada hace cuatro meses fue frenada con esos métodos y esa represión, pero no está derrotada. La lucha continúa. Hace algunos días hubo una nueva movilización popular que desafía al régimen; la resistencia continua y se organiza. Sigue bajo la forma de una resistencia de masas.

xxxxxx

Las conquistas de la revolución sandinista ya se habían perdido en los 90 con los gobiernos burgueses surgidos después del pacto de Contadora. Pero no todas habían muerto, había ciertas libertades democráticas que, junto a la conciencia histórica construida en la revolución sandinista, permitieron que en el 2006 Ortega volviese al poder. Ortega volvió para terminar de matarlas con los tanques de guerra del ejército y las poderosas armas de las milicias paramilitares. Como dicen los compañeros de la caravana de solidaridad Ortega es como Somoza, un régimen autocrático que usa los mismos medios.

Por eso mismo, hay una tarea urgente y necesaria; dar todo el apoyo y solidaridad a esa resistencia y hacer un fuerte combate internacional contra el régimen de Ortega.

xxxxx

Hay una izquierda que pretende justificar a Ortega bajo el argumento de que “Nicaragua está bajo el ataque del imperialismo”. Esta izquierda es directa y vergonzosamente cómplice de este asesino. No se puede hablar de defensa del sandinismo porque Ortega dejó de serlo. Hasta formalmente cambió porque ahora esta autocracia se llama Murillo-Ortega y su clan familiar. Y no se puede hablar de enfrentamiento con el imperialismo porque este régimen está bien asociado a las corporaciones internacionales y sus dictados.

La izquierda que no lo condena, que abandona la lucha por las libertades democráticas, que no denuncia las atrocidades cometidas, está optando por la política que ya está aplicando también Maduro en Venezuela. Justificar la represión los llevará a alejarse del pueblo que necesita defender las banderas democráticas frente al autoritarismo y más tarde o temprano a seguir ese camino.

La nueva izquierda latinoamericana tiene que establecer un divisor de aguas alrededor de Nicaragua. Se va a fortalecer en todos los países denunciando a Ortega y sus métodos autoritarios. Solo se puede levantar una nueva izquierda si no se duda en estar contra todos los autoritarismos, si no se defienden las libertades democráticas, si se está contra el imperialismo, el neoliberalismo, y por un socialismo con democracia

xxxxx

No es la primera vez en la historia que una revolución es traicionada y alguno de sus dirigentes -o el más dirigente-, se trasforma en su contrario y encabeza el thermidor o la contrarrevolución. El caso más trágico fue el de la revolución socialista en Rusia con Stalin. También ocurrió (sin tratarse de una revolución socialista) en Libia con Gadafi y en otros países.

El caso de Egipto es el más cercano y tal vez sea la lección más gráfica. Allí el general Sissi pudo retomar el poder e imponer un golpe fuerte al pueblo egipcio por la ausencia de una alternativa radical democrática que se convirtiera en una opción de poder cuando la gran movilización popular abrió una fuerte crisis en su gobierno y estaba tumbando al gobierno islamista de Mohamed Morsi.

Ortega es una degeneración parecida a las estas dictaduras surgidas de una revolución y convertidas en contrarrevolución, a pesar del interregno que hubo de por medio con los gobiernos burgueses. La diferencia con todos ellos es que no ha podido derrotar al movimiento de masas.

xxxxxx

Si seguimos comparando veremos que la lucha en Nicaragua recién ha comenzado. La insurrección popular y la posterior represión han provocado una ruptura de las masas con el régimen. Ortega solo se podrá mantener con más represión y más entrega del país al imperialismo y sus corporaciones. (No por casualidad ahora está hablando de entrevistarse con Trump). Y cuanta más represión habrá más ruptura y más necesidad de terminar con su régimen. Y como lo demuestran los compañeros de la Caravana de Solidaridad la lucha continúa.

Xxxxxxx

La izquierda internacionalista puede jugar un papel muy importante para que en Nicaragua no termine como Libia o como Egipto. Tenemos dos compromisos: apoyar con solidaridad internacionalista concreta que ayude a frenar los crímenes de Ortega y ayudar a la resistencia popular para que no muera y se fortalezca, y, por otra parte, ayudar a construir una alternativa de poder al régimen radical, democrática para que no pase lo que pasó en Egipto.

La caravana de Ariana, Carolina y Yared, que se realizó gracias a los compañeros nicaragüenses en el exilio nos han planteado compromisos concretos que tenemos que asumir:

Apoyar y ayudar a los compañeros que están en el exterior para que su red se fortalezca y sea una fuerte retaguardia para la resistencia interior. Comprometernos a construir en cada país y en Latinoamérica una red internacional con parlamentarios, personalidades políticas, artistas, intelectuales. Y construir una coordinadora latinoamericana o internacional del movimiento estudiantil que sea una ayuda directa para la Coordinadora Estudiantil Nicaragüense que tiene jugado un papel de vanguardia en la lucha contra Ortega. Estas son algunas propuestas que trasmitimos desde el Portal de la Izquierda y el MES, corriente interna del PSOL. ¡Manos a la obra!

Una nueva página para apoyar y construir nuevas alternativas en Latinoamérica y en el mundo, defendiendo el poder de los trabajadores y el pueblo contra el 1% de ricos y privilegiados, y una sociedad sin explotación.

Secretaría de redacción

  • Pedro Fuentes
  • Bernardo Corrêa
  • Charles Rosa
  • Clara Baeder