Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento

Nueva ola represiva en Nicaragua

Los últimos días de 2018 conocieron una nueva ola represiva por parte del gobierno de Ortega y Murillo. Nicaragua conoció en abril de 2018 un verdadero levantamiento juvenil y popular, partiendo de la lucha contra la reforma de la previsión, llegando al cuestionamiento de las prácticas autoritarias del régimen de Daniel Ortega. La respuesta estatal fue ahogar en sangre el ímpetu de la movilización popular.

Desde entonces, las cifras son terribles. Cerca de 500 asesinados, más de 600 presos políticos, además de un número cercano a 1300 desaparecidos. Sin contar las migraciones forzadas, la persecución contra familia de activistas, además de la intimidación por parte de bandas y grupos paramilitares autodenominados de “juventudes sandinistas”.


Durante todo el año se realizaron actividades internacionales de solidaridad con la lucha democrática del pueblo nicaragüense, organizadas por entidades de derechos humanos, movimientos estudiantiles, feministas, culturales e indígenas, muchos viviendo fuera de Nicaragua. Gran parte de la vanguardia revolucionaria de los años ’70 y ’80, como Monica Baltodano, Sergio Ramírez, Ernesto Cardenal, Gioconda Belli, entre varios, condenaron al gobierno como una verdadera dictadura.

La tensión volvió a aumentar en diciembre, con vistas a acosar el movimiento popular, ya que Ortega y su clan están perdiendo popularidad, llegando a los índices más bajos en muchos años. Además de ampliar los secuestros y arrestos políticos, la policía cerró uno de los principales canales de televisión, “100% Noticias”, de corte periodístico y opositor, el 21 de diciembre. En la misma semana, se expulsaron dos misiones vinculadas a la Comisión Interamericanana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA. Las misiones ya habían sido impedidas por la policía de ejercer su derecho a la libre reunión, para oír víctimas de violaciones de derechos humanos.

Como afirmó el secretario ejecutivo de la CIDH, el brasileño Paulo Abram, públicamente reconocido por su trayectoria internacional en defensa de los derechos humanos y democráticos, en su cuenta del twitter: “Se acelera la cuarta fase de represión en Nicaragua: la consolidación de un Estado de Excepción con decretos policiales o actos legislativos que intentan mantener la ‘apariencia de legalidad’ para medidas que restringen y afectan la esencia de los derechos humanos.

Ante este cuadro, no hay otra salida que convocar a todos los sectores democráticos del continente y del mundo a pronunciarse, como veníamos haciendo durante el año 2018. La lucha de la resistencia nicaragüense es una lucha central, estratégica e inmediata. Defender la libertad en Nicaragua es condenar las acciones arbitrarias de la dictadura de Ortega y Murillo.

Tampoco la injerencia externa, o cualquier tipo de acción oriunda de gobiernos también autoritarios como Trump o Bolsonaro podrá servir de salida para el impasse que vive Nicaragua. Sólo apostamos y confiamos en las fuerzas del pueblo nicaragüense, que tiene una enorme tradición de lucha revolucionaria, apoyado por la solidaridad sin fronteras de los internacionalistas del mundo. Es necesario condenar a Ortega, exigir el fin de las prisiones políticas, el desmantelamiento de los grupos de choque, para que el propio pueblo de Nicaragua pueda ser libre y decidir sus propios caminos.
Enviar feedback

Una nueva página para apoyar y construir nuevas alternativas en Latinoamérica y en el mundo, defendiendo el poder de los trabajadores y el pueblo contra el 1% de ricos y privilegiados, y una sociedad sin explotación.

Secretaría de redacción

  • Pedro Fuentes
  • Bernardo Corrêa
  • Charles Rosa
  • Clara Baeder