Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento

A Maduro el pueblo no lo quiere y a Guaidó nadie lo eligió

Retirado de Aporrea.org

El pueblo en la calle movilizado, en concurrencia de todos los sectores sociales, y saliendo a protestar en los barrios pobres, está demostrando que no soporta más al gobierno de Maduro. La gente ya no está dispuesta a tolerar más la política de hambre y de destrucción de los derechos laborales, así como la eliminación de hecho del derecho a la salud ante la falta de medicinas e insumos, la degradación de los servicios públicos, la corrupción extrema y la represión cotidiana.

Esto explica que gran parte de la población haya atendido al llamado a movilizarse con las marchas convocadas por el autoproclamado Guaidó, pero no porque esté dispuesta a reconocer a cualquiera que quiera alzarse con el “coroto”, sino porque amplísimos sectores de nuestro pueblo hace tiempo que están hartos y no quieren seguir aguantando más. Incluso los que trabajan en el sector público, que se mantienen callados o van forzados a las movilizaciones del gobierno, para evitar retaliaciones que les puedan afectar en sus trabajos, recepción de cajas CLAP o que puedan poner en peligro sus hogares de la Misión Vivienda. Los comentarios, chavismo adentro, son de cansancio y gran molestia, poco a poco van perdiendo el miedo.

Los trabajadores y el pueblo no han logrado tener una alternativa propia e independiente, que represente sus reales intereses y angustias, por lo que ha quedado atrapado entre la burocracia y el capital. El resultado de esto es que se reinstala la polarización, entre los políticos de un gobierno corrupto que controla el poder y los parlamentarios de partidos de los grandes empresarios que explotan a los trabajadores.

Porque, los patronos que financian y promueven a los partidos de oposición de la derecha tradicional, también se benefician y pagan los miserables salarios impuestos por el gobierno de Nicolás Maduro-PSUV-Militares. Y no tienen otra propuesta económica que la de seguir descargando la crisis sobre el pueblo mientras aseguran sus ganancias y sus negocios.

Ellos, desde la AN, pretenden erigirse en nuevo gobierno y utilizar a su favor las energías del pueblo, porque no tenemos organizaciones propias y fuertes que acaudillen la lucha contra el nefasto gobierno de Nicolás Maduro. Pero la AN y los EE.UU no son quienes para imponerle gobiernos al pueblo venezolano. Maduro tampoco. Todos son usurpadores y se disputan el control del Estado para tener sometido y explotar al pueblo.

Nuestros sindicatos y organizaciones populares están en gran parte destruidos, corrompidos o supeditados al aparato del Estado, y otra parte ha cedido su independencia política en favor de los dirigentes de la clase rica que nos explota. Por eso no se termina de salir de la trampa autoritaria de Maduro y se cae ahora en la trampa golpista de Guaidó (del partido Voluntad Popular), respaldado por Estados Unidos, que juega en favor de sus intereses, contrarios a la nación venezolana.

Ahora estamos corriendo el riesgo de que la confrontación entre dos gobiernos paralelos, ambos ilegítimos, y uno de ellos apoyado por los Estados Unidos, pueda derivar en una guerra civil o en formas de intervención imperialista más directas del gobierno de Trump. También hay que alertar que a cada intentona de la derecha el gobierno de la burocracia aprovecha para desatar una oleada represiva para someter más al pueblo y acallar toda protesta.

Frente a todo esto, Marea Socialista llama a que sigamos movilizados y protestando contra el gobierno opresor, pero el pueblo y la clase trabajadora tenemos que movernos con nuestra propia agenda y no detrás de los parlamentarios de la derecha ni de la burocracia del PSUV, así como tampoco podemos aceptar imposiciones desde el exterior.

Marea Socialista llama a que nos juntemos todos aquellos y aquellas que entendemos la necesidad de construir nuestra propia organización de lucha, para levantar una nueva referencia política de nuestra clase y de los distintos sectores del pueblo que sufre, que sí pueda hacer valer nuestros propios intereses y derechos.

A Maduro no lo quiere el pueblo y a Guaidó nadie lo eligió.

Referéndum que consulte al pueblo para relegitimar todos los poderes (Art 71 CRBV).

Renovación del CNE para que recupere su independencia y llame a elecciones generales.

Por un plan de emergencia en favor de los trabajadores y el pueblo para enfrentar la crisis, recuperar el salario y tener acceso a la comida.

No a la entrega de la soberanía.

No al intervencionismo y la injerencia de los EE.UU. y el Grupo de Lima.

Sigamos en lucha por nuestras condiciones de vida: salarios, derechos laborales, servicios públicos, derechos democráticos.

Ni golpe ni negociaciones a espaldas del pueblo.

Autonomía política de los trabajadores y sectores populares.

No sigamos más a los políticos de la burocracia gobernante ni a los políticos de los capitalistas.

¡Ni burocracia ni capital!

Que se vayan todos.

Que el pueblo movilizado ejerza su soberanía.

No a la represión: liberación de los presos por luchar, respeto a los derechos humanos.

Por un gobierno de los trabajadores y el pueblo, no de la burguesía tradicional ni de la “roja-rojita”.


Una nueva página para apoyar y construir nuevas alternativas en Latinoamérica y en el mundo, defendiendo el poder de los trabajadores y el pueblo contra el 1% de ricos y privilegiados, y una sociedad sin explotación.

Secretaría de redacción

  • Pedro Fuentes
  • Bernardo Corrêa
  • Charles Rosa
  • Clara Baeder