Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento

!No a la intervención imperialista apoyada por el gobierno brasilero! ¡Que el Pueblo venezolano decida!

 

Traducción: Pedro Fuentes

 

¡No a la intervención imperialista apoyada por el gobierno Brasilero!

¡Parar la tragedia que se agrava!

¡Que el Pueblo venezolano decida!

 

La situación venezolana ya tenía visos de tragedia humanitaria; en Brasil, los habitantes de la frontera de Roraima ya lo vivían con el flujo constante de inmigrantes. Después de que Guaidó se auto proclamara gobierno mediante su golpe la situación se ha agravado y Venezuela está ante peligros mayores que se agrave su catástrofe humanitaria y que se vaya hasta una confrontación.

El golpe de Guaidó ha sido orquestado por el gobierno de Trump que salió rápidamente a apoyarlo junto con los países del grupo de Lima. Trump ya había dicho varias veces que se podía llegar “hasta una intervención militar” en Venezuela. Y no hay dudas que a subida de Bolsonaro en Brasil alentó a que Guaidó se auto proclamara presidente. Su entrevista con Bolton, sus declaraciones y participación en el grupo de Lima no dejan dudas de que sigue a letra intervencionista y aventurera que se dicta desde Washington rompiendo la misma tradición más cautelosa de la diplomacia brasilera.

Pero sería un error no reconocer que la maniobra Guaidó se alimenta también del gran descontento social con el gobierno totalitario de Maduro. Decenas de miles salieron a la calle no porque confíen en la Asamblea Legislativa y sus partidos (algunos de los cuales fueron incluso sorprendidos por la política Guaidó-Trump) sino por la crisis social. Y esta vez no fueron solo los barrios de clase media y burgueses; hubo movilizaciones en Petare, otrora bastión chavista y en muchos barrios populares donde ocurrieron parte de las dos decenas de muertos por la represión. Esta es la tragedia venezolana. Hace 16 años una inmensa movilización popular derrotaba al golpe de la cúpula militar con los EEUU y Chávez era repuesto en el poder; ahora una gran parte de ese pueblo que sostenía el antiimperialismo bolivariano se movilizó contra Maduro.

 

El gobierno de Maduro llevó el país a la crisis

Usurpando la herencia positiva dejada por Chávez, Maduro se reveló un sepulturero de la Revolución Bolivariana, en la medida en la que vació los organismos populares, suprimió la Constitución Bolivariana de 1999, sofocó las voces disonantes a la izquierda, aplicó políticas neoliberales ocultadas tras una fraseología pseudorrevolucionaria, minimizó la creciente violación de los derechos humanos del Estado venezolano, entregó parte de los recursos naturales del país para los imperialismos chino y ruso. Fue cómplice con los diversos mecanismos de desfalque de la renta petrolera, etc. Todo esta serie de conductas, combinadas con la desvalorización del barril del petróleo, transformó el dinamismo de la Revolución Bolivariana en una caricatura grotesca que sirve de sparring para las derechas del continente ataquen sus opositores internos.

Luego, no es de extrañarse la pérdida constante de apoyo popular de este gobierno. Una verdadera crisis humanitaria asola los venezolanos, inmersos en el desastre de la hiperinflación y del desabastecimiento. Estimase que de 2013 a 2017, el PIB haya caído nada menos de lo que 40%, gracias principalmente a los sucesivos planes fallidos que los técnicos del PSUV patrocinaron. Si el régimen de Maduro aún no se vino abajo, se debe en grande medida a lo sustentación del alto oficialato de las Fuerzas Armadas, que divide entre sí el control de varios sectores de la economía dependiente del petróleo.

La tragedia de la revolución bolivariana y la situación en Sud América

Con el gobierno Duque en Colombia y Bolsonaro en Brasil si abrió una nueva situación en la parte sud del continente que ha significado un cambio en la relación de fuerzas entre los trabajadores y los pueblos y la gran burguesía aliada de los Estado Unidos. Han surgido gobiernos de derecha de rasgos análogos la los de Trump.

El proceso degenerativo de Venezuela se inscribe como parte de este proceso. Es una derrota de grandes proporciones para la clase trabajadora y la lucha antiimperialista y para la izquierda como un todo. El agotamiento del proceso bolivariano trae graves consecuencias para el las relaciones de fuerzas objetivas. Desde la muerte de Chávez, en el año de 2013, definimos que las conquistas del período anterior estarían bajo riesgo, con el retrocesos de las tesis llamadas del “golpe de timón” y el desarrollo de las tendencias más burocráticas de sectores como Diosdado y mismo Maduro.

La derrota del proceso venezolano se debe también por el papel del PT y su dirección. Como principal país sudamericano, apostó en la estrategia de exportar corrupción vía las grandes constructoras, al revés de socializar la inmensa riqueza de la experiencia de la clase trabajadora. En vez de apoyar los esfuerzos del ALBA para una genuina integración Latinoamericana apostó en los intereses subimperialistas de la burguesía brasileña para garantizar la entrada del capital brasileño en Venezuela, Colombia, Perú, Argentina, Ecuador.

La responsabilidad de los llamados progresismos de Kirchner en Argentina y los gobiernos de Lula Dilma en Brasil es muy grande. en el fortalecimiento Del liberalismo y los gobiernos autoritarios proto fascistas. Con las insurrecciones y revoluciones en Ecuador, Argentina, Bolivia.( La movilización popular que derrotó el golpe en Venezuela fue parte de ese proceso) surgieron los gobiernos independientes y antiimperialistas de Chávez, Evo y Correa. Si rechazó el Alca de Bush y desde Venezuela se comenzó con el Alba ONU nuevo proyecto de integración latinoamericana. El MS jugó ONU papel activo en ese proceso y que tuvo como uno de sus hechos La invitación Del mandato de diputada federal Luciana Genro al FSM. El gobierno de Lula que contaba con gran apoyo popular fue en otra dirección. Optó por gobernar con banqueros y agronegocios, y a hacer de amortiguador para que el proceso bolivariano progrese.

Éste balance es indispensable para comprender la situación actual y para que la izquierda anticapitalista intervenga en la necesaria lucha de resistencia que ya se está desarrollando contra los planees neoliberales y entreguistas de estos gobiernos

Los peligros aumentan

Los episodios de los últimos días aumentan los peligros y la situación catastrófica de Venezuela. La cúpula militar (de la cual Guaidó esperaba una división, ha cerrado colas con el gobierno de Maduro lo que significa que cada vez mas si convierte en un gobierno dependiente y más que del propio aparato militar. Por otra parte, los EEUU no desisten de su política y ahora la Unión Europea también se ha inclinado por Guaidó. Bajo la cobertura de una “ayuda humanitaria” pueden ensayar una mayor injerencia para sostener a Guaidó. Trump puede errar aún cerrar más el cerco si se decide por el embargo petrolero. Venezuela puede sufrir una lenta agonía rehén entre esa política imperial y la burocracia militar apoyada en Rusia y China que juegan sus propios intereses económicos y geopolíticos. Mientras Rusia ha armado sustancialmente al ejército venezolano, China ha hecho sus conocidas inversiones extractivistas y ha otorgado grandes préstamos a los intereses leoninos cobrados por el mercado financiero mundial. Sí la izquierda si alinea en cualquiera de estos de los “campos” cometería un grave error que pagaría caro para La construcción de una alternativa independiente.

Apoyar todas las fuerzas que luchan por la autodeterminación del pueblo venezolano

Delante del expuesto, resaltamos una vez más nuestro apoyo la soberanía y en la autodeterminación del pueblo venezolano. Entre una hipócrita oposición pro-EEUU y un gobierno autoritario, corrupto que se vuelva rehén de los intereses chinos y rusos, apoyamos la movilización independiente de los trabajadores venezolanos y la construcción de organismos que recoloquen Venezuela en los caminos de una revolución auténtica y popular. Los camaradas de Marea Socialista, apoyados en sectores como la plataforma del chavismo crítico, son parte de la lucha, aun cuando minoritaria, para defender una bandera democrática de la autodeterminación del movimiento de masas. Dicen: “Por eso exigimos elecciones generales de todos los poderes y una forma es utilizar el artículo 71 de La Constitución, qué establece que las materias de especial trascendencia nacional pueden ser consultados en un referéndum consultivo, que tenga un carácter vinculante”.

¡Es de máxima urgencia qué las izquierdas latinoamericanas rechacen con ardor cualquier pretensión intervencionista de EEUU y de sus aliados en Venezuela! Por eso, sea cual sea el subterfugio retórico que la propaganda derechista lance, la soberanía de cada pueblo latinoamericano necesita ser reafirmada en alto y buen sonido.

Los Ministerios de Relaciones Exteriores de Uruguay y de México, por ejemplo, buscan una salida negociada para la convocatoria de nuevas elecciones, saliendo del impasse para evitar el peor de los mundos: un baño de sangre o una guerra civil. Venezuela necesita productos necesarios para la supervivencia (alimentos, medicinas, etc), no de más violencia y choques militares que solo beneficiaron intereses imperialistas extraños a nuestras poblaciones.

Nuestro país no debe interferir en los rumbos de Venezuela. Y, en carácter de urgencia, debemos dirigir buena parte de nuestros esfuerzos internacionalistas para recibir los inmigrantes venezolanos en una red de solidaridad y acogimiento. Bolsonaro ha decidido salir del acuerdo mundial de inmigrantes de La ONU. Las organizaciones democráticas y de la izquierda pueden evitar el peligro de un cierre de fronteras.

¡Por eso, es de máxima urgencia qué las izquierdas latinoamericanas rechacen con ardor cualquier pretensión intervencionista de EEUU y de sus aliados en Venezuela! Por eso, sea cual sea el subterfugio retórico que la propaganda derechista lance mano, la soberanía de cada pueblo latinoamericano necesita ser reafirmada en alto movilizándose contra cualquier intervención.

No a la injerencia imperialista de Trump y Bolsonaro!

Que el pueblo venezolano decida!

Una nueva página para apoyar y construir nuevas alternativas en Latinoamérica y en el mundo, defendiendo el poder de los trabajadores y el pueblo contra el 1% de ricos y privilegiados, y una sociedad sin explotación.

Secretaría de redacción

  • Pedro Fuentes
  • Bernardo Corrêa
  • Charles Rosa
  • Clara Baeder