Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento

Nicaragua: Joven relata cómo fue arrestado

Fuente: El Nuevo Diario (23/04)

“Me golpearon, me pusieron las botas sobre la cabeza y me coscorronearon por resistirme a la captura, ya que no me explicaban por qué me estaban deteniendo”, relató Yader Parajón, quien fue arrestado el pasado 16 de abril por unos 20 agentes policiales.

Yader es hermano de Jimmy Parajón, quien falleció al recibir un impacto de bala en el pecho durante las protestas en la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), la madrugada del 11 de mayo de 2018.

Eran las 6:00 p.m. del martes pasado cuando Yader se encontraba a media cuadra de su casa, en el barrio María Auxiliadora en Managua, y se lo llevaron los policías.

Fue puesto en libertad este lunes, a eso de las 11:00 a.m. y aún desconoce los motivos de su detención.

“Yo les gritaba: ¿Por qué me detienen? y solo me decían ‘callate’. Como me resistí al secuestro, me golpearon. Me trasladaron al Distrito IV y nunca me explicaron el motivo de la detención, ni siquiera hoy que me liberaron”, relató Yader, quien asegura sentirse tranquilo porque no ha cometido ningún delito.

“Hoy (lunes) que me liberaron, también lo hicieron rápido, me entregaron completas mis pertenencias. Tampoco me dijeron nada sobre la detención; me preguntaron si yo participaba en protestas y les dije que sí”, manifestó.

Yader recuerda que en la última manifestación que participó fue el pasado 30 de marzo, cuando la Unidad Nacional Azul y Blanco convocó a realizar piquetes exprés en distintos puntos del país.

“En ese último evento recuerdo que yo les grité a unos policías que llegaron a disolver el piquete y ellos me tomaron fotos. También me preguntaron durante el arresto que si yo era líder y les dije que no me consideraba así, porque para las manifestaciones yo levanto gente, muchas personas me siguen y me apoyan”, contó Parajón.

Después del asesinato de su hermano, Yader Parajón participó en las protestas antigubernamentales durante el año pasado.

“Antes de la muerte de mi hermano yo participaba en algunas manifestaciones, llevaba alimentos a los muchachos de la Upoli; después de su muerte, ya con más peso moral me uní a ellos”, comentó Yader.

En agosto del año pasado también participó en la Caravana de Solidaridad Internacional con Nicaragua, que se realizó en América del Sur.

Seis días de zozobra

Yader, de 28 años, aseguró que es la primera vez en su vida que es detenido. “En las primeras horas no daban respuestas, ni le decían a mis familiares dónde estaba. Antes que me quitaran mis pertenecías, logré enviarle un mensaje a dos primas y una amiga que decía ¡Me secuestraron! mi papá empezó a buscarme en todas las estaciones”, reveló.

El papá de Yader es un señor de 63 años, solo tuvo dos hijos; Jimmy, que cumplirá 1 año de muerto y Yader, que estuvo detenido sin explicación alguna.

“Mi incertidumbre era que no le decían a mi papá dónde estaba yo. Me sentía triste porque mi papá solo tuvo dos hijos; mi hermano ya no está y yo era la fuerza para él. Lo que me martirizaba era su estado de salud, si había comido, bebido, por eso lloré todas las noches y los días que estuve secuestrado”, expresó.

Apoyo de vecinos

Al ser entregado a su padre por la agentes de la Policía Nacional, Yader fue recibido con abrazos, besos y palabras de ánimo por habitantes del barrio María Auxiliadora, quienes llegaron a su casa.

Yader considera que su detención estuvo relacionada al cumplimiento del año de la insurrección cívica.

A 11 meses y medio del asesinato de su hermano, Jimmy Parajón, quien habría cumplido 36 años, el pasado 17 de marzo, sus familiares continúan demandando justicia.

“La muerte de mi hermano sigue en la impunidad, estamos esperando que la justicia y la libertad se logren en Nicaragua. La violencia, venga de donde venga es condenable y hay que condenar a los culpables”, manifestó Yader.

Miguel Ángel Parajón, padre de los dos jóvenes, afirmó que “la sangre de mi muchacho no va a ser en vano, tiene que dar fruto de cualquier manera, porque todos estos héroes y mártires no murieron por gusto”.

Para Miguel Ángel, este año sin su hijo ha sido duro. Para él, las celebraciones familiares ya no existen.

“La ausencia de mi muchacho (Jimmy) la he sentido, para mí ya no existe la Navidad, para mí no existió la Semana Santa, más que estaba este otro muchacho (Yader) secuestrado. Nunca jamás volverán a ser las cosas iguales”, lamentó.

Jimmy dejó a cinco hijos en la orfandad.

Doble duelo

Yader y su padre, Miguel Ángel, han experimentado dos golpes fuertes en los últimos años. Primero, la muerte de la madre y la esposa, respectivamente, en julio de 2017 y luego el asesinato de Jimmy, en mayo de 2018.

“Ha sido bastante frustrante, difícil porque yo soy el que le da la fuerza a mi padre. Al morir mi madre, yo le dije: ¡vamos a salir de esto! Estando Jimmy vivo, mi hermano era un poco sentimental, igual que mi papá, pero yo era el que los impulsaba”, relató Yader.

Dice que su papá llora todos los días a su hijo y ha perdido 32 libras de peso. Desde el asesinato de Jimmy, Miguel Ángel se refugia en la música, los recuerdos y en las fotografías.

“Ha sido difícil para mí, pero mucho más duro para él. Yo he sido el pilar de mi casa desde que mi madre murió, fui la fuerza moral para mi hermano y para mi padre. A mí me tocó organizar sus funerales, tanto el de mi madre como el de mi hermano, he sacado muchas fuerzas”, recalcó Yader.

Sin embargo, aseguró que continuará en resistencia. “Creo que en Nicaragua tenemos que buscar más y mejores estrategias para poder enfrentarnos a esta realidad que día a día cambia en Nicaragua. Aquí nadie se rinde”, insistió.

Una nueva página para apoyar y construir nuevas alternativas en Latinoamérica y en el mundo, defendiendo el poder de los trabajadores y el pueblo contra el 1% de ricos y privilegiados, y una sociedad sin explotación.

Secretaría de redacción

  • Pedro Fuentes
  • Bernardo Corrêa
  • Charles Rosa
  • Clara Baeder