Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento

Crisis del régimen en Ecuador: la caída del gobierno es cuestión de tiempo

Guayaquil, 8 / 10/19

El día de ayer en cadena nacional de radio y televisión, Lenin Moreno, decidió trasladar la sede del gobierno a la ciudad de Guayaquil, ante la imposibilidad para seguir despachando desde la capital de los ecuatorianos.

Es necesario destacar que, a diferencia de otros levantamientos populares realizados en el Ecuador, que lograron el derrocamiento de los gobiernos de Abdala Bucarán 1996, Yamil Mahuad 2000, Lucio Gutiérrez 2005, las movilizaciones tuvieron su epicentro en la ciudad de Quito, centro político nacional, mientras que, en el resto del país, las protestas fueron muy débiles.

El levantamiento popular actual, registra una protesta generalizada y con fuerza parecida en casi todas las provincias del país, dejando claro que el repudio al actual gobierno es generalizado en todo el Ecuador.

Sin embargo, a diferencia de otras ocasiones, la oligarquía nacional, el ejército, y los medios han cerrado flas alrededor de Moreno, razón por la que, a pesar de la intensidad del descontento popular, aún el gobierno se sostenga.

Cuál es el origen de esta crisis institucional, que ha debilitado el régimen, y nos ha regresado a las condiciones de fragilidad institucional de hace más de una década, 1996-2006, en la que hubo 10 presidentes en 10 años, tres gobiernos derrocados, y las más baja calificación al régimen. Esta crisis institucional del poder constituido, durante esa década oscura en la política ecuatoriana, acompañada de fuerte desconstrucción democrática que, en la elección del 2007, pulverizará electoralmente a alas principales matrices políticas de la derecha, y permitió la convocatoria a la Asamblea Constituyente, que construyó en Montecristi, la tierra del Gral. Alfaro, un nuevo pacto social, que desmontó un Estado de corte neoliberal, que había precarizado las relaciones laborales, tercerizado el trabajo, desregularizado la legislación laboral, privatizado empresas públicas, y establecido una reforma económica que colocaba al país en manos de especuladores financieros y parásitos de todo tipo.

La Constituyente de Montecristi, generó una década de estabilidad, eliminado mediante MANDATO CONSTITUYENTE, toda forma de precarización laboral, se elaboró una carpintería legal que permitiría la derogatoria de la legislación neoliberal, y el diseño de un Estado de bienestar, que fincaría su accionar en el control del Estado sobre la economía, un fuerte sistema de control de recaudaciones, que permitiría a partir de esto garantizar el gasto corriente, mientras que de la restructuración de la contratación petrolera el ingreso de las regalías del sector, permitió que el 87% de los ingresos de explotación petrolera, vayan directamente al Estado, y el 13 % para las petroleras.

Se eliminó, endeudamiento externo, para financiar gasto corriente, y se destinó los ingresos de las exportaciones para las cuentas de inversión en infraestructura en general, cambiando la cara del país con nueva vialidad, escuelas modernas, hospitales, universidades, y un programa agresivo para el denominado cambio de la matriz productiva, mediante el envío de miles de jóvenes a estudiar en centros científicos de todo el mundo.

Moreno en dos años desmontó absolutamente todo, ocasionando una crisis de régimen que ha generado la acumulación de una ira sin precedentes en la población.

Las condiciones que originaron la Constituyente del 2007, se han vuelto a plantear y el país se prepara para recuperar, las conquistas laborales, y la dinámica de la economía que Moreno destruyó aceleradamente.

La caída del gobierno es cuestión de tiempo, cuando además al mal desempeño político, se suma un gobierno de pocas luces intelectuales, que, frente al descontento de la población, solo se le ha ocurrido, al igual que los gobiernos atrasados de las décadas pasadas, señalar como culpable de la actual crisis, a un expresidente que vive en Bélgica y a Nicolás Maduro, quien todo el planeta conoce no puede sostenerse ni siquiera en su país.

 

Una nueva página para apoyar y construir nuevas alternativas en Latinoamérica y en el mundo, defendiendo el poder de los trabajadores y el pueblo contra el 1% de ricos y privilegiados, y una sociedad sin explotación.

Secretaría de redacción

  • Pedro Fuentes
  • Bernardo Corrêa
  • Charles Rosa
  • Clara Baeder