Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento

Defendiendo la autonomía de Hong Kong: Una victoria parcial

La victoria aplastante del campo de la oposición en las elecciones del distrito local de Hong Kong, el 24 de noviembre, puede considerarse como un referéndum tanto sobre el gobierno de Hong Kong como sobre Pekín. La voz del pueblo es un «No» claro y fuerte contra las políticas de línea dura del establishment.

La oposición suele tener un apoyo de entre el 55 y el 60 por ciento en las elecciones legislativas, y sólo alrededor del 40 por ciento en las elecciones de distrito. El hecho de que la oposición haya obtenido ahora un 57 por ciento de los votos frente al 41 por ciento de los partidos pro-Pekín es seguramente una gran victoria.

Es una victoria aún más grande en términos de asientos reales ocupados. Los pandemócratas ganaron 388 escaños en total -un incremento de 263 escaños desde la última ronda de elecciones- mientras que los partidos pro-Pekín perdieron 240 escaños, conservando sólo 59 escaños en total.

La popularidad del campo pandemócrata ya se ha visto en algunas encuestas antes de las elecciones: el 83 por ciento de la población le echa la culpa de la violencia a los pies del gobierno, mientras que sólo el 40 por ciento piensa que también es responsabilidad de los manifestantes.

Sin embargo, nadie pensó nunca que los pandemócratas pudieran ganar por un margen tan grande en las elecciones distritales, especialmente en un momento en el que los elementos radicales del movimiento estaban empezando a declinar.

Durante la semana anterior a las elecciones la policía sitió la Universidad Politécnica ocupada por los manifestantes y, a pesar de que varias docenas de ellos seguían negándose a rendirse, era poco lo que ellos o sus partidarios podían hacer. Gradualmente la mayoría de ellos se rindieron y fueron arrestados. Algunos, sin embargo, lograron escapar.

La victoria electoral seguramente eleva la moral de la oposición. También es alentador que más de sesenta de los concejales de distrito recién elegidos se hayan acercado hoy a la entrada del Politécnico para expresar su solidaridad con los manifestantes que aún se esconden en su interior y para reconocer la contribución de los estudiantes al movimiento.

La policía entró finalmente en el campus el 28 de noviembre, pero sin hacer ningún nuevo arresto.

De hecho, se trata de la segunda gran victoria de la oposición, desde la última que obligó al gobierno de Carrie Lam a retirar el proyecto de ley contra la extradición el 4 de septiembre.

Con estas dos grandes victorias, puede surgir un nuevo tipo de activismo en este movimiento que Hong Kong aún no ha visto. Por el contrario, el Movimiento Paraguas en 2014 fue totalmente derrotado, seguido de un largo período de desmoralización entre los activistas. Con más de dos millones de personas movilizadas, el movimiento tiene ahora la oportunidad de aprender de sus experiencias pasadas.

Por último, se han producido al menos cinco intentos de convocar una huelga general. Sólo la huelga general del 5 de agosto fue exitosa, esencialmente cerrando la mitad de la ciudad. Esta es la primera huelga general en décadas y demuestra al pueblo el poder del trabajo.

Ahora hay activistas jóvenes que se dan cuenta de la importancia de la lucha laboral y llaman a unirse o formar nuevos sindicatos.

Lo que es único de estos recientes esfuerzos de sindicalización es que están radicalmente descentralizados, siendo auto-organizados por participantes bastante anónimos en plataformas en línea como el Telegram, en vez de organizarse cara a cara en el lugar de trabajo.

Queda por ver cuán consolidada y efectiva podría llegar a ser esta campaña de sindicalización. El llamamiento de un joven funcionario público para formar un nuevo sindicato de empleados públicos obtuvo una muy buena respuesta: las noticias informaron de que cientos de funcionarios públicos se habían alistado.

30 de noviembre de 2019

Una nueva página para apoyar y construir nuevas alternativas en Latinoamérica y en el mundo, defendiendo el poder de los trabajadores y el pueblo contra el 1% de ricos y privilegiados, y una sociedad sin explotación.

Secretaría de redacción

  • Pedro Fuentes
  • Bernardo Corrêa
  • Charles Rosa
  • Clara Baeder