Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento

El coronavirus nace de la barbarie

Cuando cerramos estas líneas la cifra de infectados son alrededor de 243,000 casos en 169 países, y las muertes en el mundo rodean las 10,000 personas, la mayor parte en China e Italia; y el brote, ya se expandió a nuestro continente.

Las cifras del Covid-19 son alarmantes, a pesar de las barreras y cuarentenas de millones de chinos o miles de italianos, no han podido frenar su expansión y hay especialistas que afirman que potencialmente puede llegar a infectar entre enfermos asintomáticos y los que manifiesten el desarrollo del virus: el 40 % de la población mundial.

LA VERDADERA REALIDAD DE CHINA

Los especialistas señalan que no es casual que este tipo de virus mutante, que se origina en los animales y contagian a los seres humanos, se exprese en esta región del planeta. La falta de controles sanitarios con relación a la manipulación de animales salvajes para su comercialización masiva es más grave en esta zona. De hecho, existen denuncias de que las autoridades del mercado de Wuhan, donde se habría originado el primer contagio, no respetaban las normas sanitarias del ministerio chino, reflejando la enorme corrupción que existe y es moneda cotidiana entre los distintos estamentos burocráticos.

Ya para fines de enero, cuando el virus ya había cobrado la cifra de 40 muertos, las autoridades chinas pusieron a la ciudad de Wuhan de 11 millones de habitantes en cuarentena, pero ya era demasiado tarde, ciento de miles de personas ya habían transitado o salido de esa zona, por el festejo del año nuevo lunar. Y ni hablar de las imágenes que trascendieron tratando a infectados por el virus como si fueran delincuentes.

El virus ha desnudado el deficiente sistema de salud de China, mostrando la opresión y la pobreza que sufren cientos de millones de habitantes de la segunda potencia mundial capitalista y los métodos de su casta burocrática gobernante. Este golpe político tendrá consecuencias graves, dejando su economía casi paralizada, y una gran baja de sus tasas de crecimiento.

EL COVID-19 NACE DE LA CRISIS CAPITALISTA

La pandemia puso en evidencia el colapso de los sistemas de salud agotados por la lógica capitalista de la ganancia, la privatización y el ajuste. En estas condiciones no están preparados para enfrentar el virus. Pese al avance de los tratamientos y de las vacunas. La debacle del sistema capitalista, la reducción de los presupuestos de salud, la pobreza y el desastre ambiental -todo agravado por la falta de información y prevención- hacen que el CORONAVIRUS SEA HIJO DE LA CRISIS CAPITALISTA.

En primer lugar, la drástica reducción de la inversión social pública como parte de los programas estructurales de ajuste, Dichas políticas de recorte social, han degradado la infraestructura de los servicios de salud, conquistas populares que, como el salario social, la estabilidad laboral, la previsión social, etc. son variables de ajuste de la crisis capitalista en curso.

EL FRACASO DE LOS GOBIERNOS PARA PARAR LA PANDEMIA

La respuesta de los gobiernos del mundo dan testimonio de su fracaso y la incapacidad del sistema para salvaguardar la salud de los pueblos. Desde la burocracia China que ocultó información y desplegó la fuerza de su aparato represivo para intentar minimizar la crisis, hasta el negacionismo anticientífico de Trump y su retórica racista que presenta al virus como peligro extranjero. Pero también hay otros gobiernos irresponsables como el de Bolsonaro, van contra la tendencia mundial de declarar el estado de emergencia y promover el aislamiento social, Bolsonaro niega aceptar la realidad e insiste en que hay ‘’mucha histeria’’ con el Covid-19, es mas, declaró que en estos días, cumplirá años junto a su mujer y realizará una fiesta. Mientras existe más de 430 casos y 4 fallecidos.

Esto desenmascara a gobiernos que encubren con la inacción estatal transfiriendo la responsabilidad al pueblo trabajador, queriendo transferir la responsabilidad de que se propague, a los ciudadanos y ciudadanas. Y mientras los capitalistas hacen enormes negocios con la ayuda de los gobiernos, nuestros pueblos son puestos bajo cuarentena o aislamiento social, medidas que son necesarias para que no se propague, pero a la vez son insuficientes, en nuestro país, de 50 contagiados, en 2 días aumento a 234 en plena emergencia y aislamiento. Mientras, crecen las medidas autoritarias que apuntan más a una contención social represiva de la crisis que al distanciamiento social preventivo.

ENFRENTAR LA CRISIS

Primero, es debido tomar consciencia que la crisis capitalista es un verdadero caldo de cultivo para la eclosión de enfermedades emergentes. Confluyen la crisis social, la depredación ambiental. Pero también, la crisis terminal de los sistemas de salud, ahogados por la coexistencia de los «subsectores» privados y la transferencia de recursos hacia estos. Consecuencia también de la implementación de políticas de ajuste estructural y de reducción del salario social y los presupuestos sanitarios, así como la baja inversión en ciencia y tecnología, y la hipertrofia asimétrica del complejo médico industrial, de lucro para las corporaciones farmacéuticas.

Es necesario impulsar la lucha y exigencia de medidas inmediatas frente a la emergencia, necesitamos en primer lugar un shock de inversión en la salud, hay que garantizar que todos las pruebas, tratamientos y vacunas sean completamente gratuitos. Para ello todos los insumos y la infraestructura para combatir la pandemia, Garantizar el reparto gratuito de elementos de prevención y tratamiento.

Que se garanticen licencias con el pago completo del salario y el pago de la totalidad del salario a los trabajadores en cuarentena y que se prohíban despidos. Y una enérgica exigencia que desde el Estado, defienda a los trabajadores y sectores vulnerables antes que a los sectores empresariales, por eso es necesario que el presidente Vizcarra deje de dar luz verde, a mineras, como Las Bambas y Glencore sigan operando, arriesgando las vidas humanas de los obreros.

Subsidios para los trabajadores informales, autónomos y desocupados. Prohibición de desalojos, y soluciones habitacionales inmediatas para las personas sin hogar. Fin a toda persecución a los migrantes, ninguna expulsión y pleno acceso al sistema de salud. Contratación inmediata, con plenos derechos laborales, de todo el personal necesario para el sistema de salud. Hay que eliminar el lucro privado de la salud e impulsar un sistema de salud estatal único, bajo fiscalización ciudadana popular.

Lima, 18 de marzo de 2020

DIRECCIÓN POLÍTICA SÚMATE

Una nueva página para apoyar y construir nuevas alternativas en Latinoamérica y en el mundo, defendiendo el poder de los trabajadores y el pueblo contra el 1% de ricos y privilegiados, y una sociedad sin explotación.

Secretaría de redacción

  • Pedro Fuentes
  • Bernardo Corrêa
  • Charles Rosa
  • Clara Baeder