Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento

El «Plan Mais Brasil» es un duro golpe para nuestros derechos y para la Constitución

En discusión en el Senado Federal, el Plan Mais Brasil, presentado por Paulo Guedes, es, de hecho, un conjunto de proyectos de austeridad fiscal, que incluyen medidas para reducir los gastos, como la reducción de la jornada de trabajo y la consiguiente reducción de los salarios de los trabajadores del setor públicos. La Diputada Federal Fernanda Melchionna, del PSOL / RS, señala que “el plan es un golpe en contra de nuestros derechos y a la Constitución y está lejos de hacer que Brasil reanude el pobre crecimiento económico. Para salir de la grave crisis en la que estamos, ellos quieren el sacrificar los pobres aún más. Pague más impuestos, gane menores salario, tenga menos derechos.

Las tres partes del mal: PEC 186, 187 y 188/2019

Ellas son una maniobra para eliminar de la constitución las conquistas sociales y los derechos de los trabajadores y las personas de la Constitución. El Estado se convierte en un facilitador de negocios, al servicio de los ricos y los banqueros (nacionales y extranjeros) que cada vez se benefician más. Las inversiones sociales son reducidos, cuando no son diretamente eliminados y los recursos son destindos al pago de la deuda pública, que nunca fue auditada, pero consume una gran parte del presupuesto.

El estado ausente y la mentira del «equilibrio fiscal»

La aplicación de estas medidas conduce a la reducción de las políticas públicas, la ausencia del Estado en áreas de interés social y la creciente privatización de los servicios. El estado es mínimo para los pobres, faltan salud, educación, seguridad y empleo. Pero es máximo para los ricos que compran empresas estatales rentables a precio de banana y simplemente declaran la bancarrota de sus empresas que el gobierno entra para liberar dinero fácil.

El Paquete ataca directamente el Artículo 6 de la Constitución, que garantiza los Derechos Sociales a toda la población. Si se aprueba, su aplicación dependerá de un cierto «equilibrio fiscal», como si el Estado fuera una empresa que necesita desesperadamente obtener ganancias para poder pagar sus obligaciones: la deuda pública. Hasta la ejecución de decisiones judiciales que impliquen gastos, dependerán de una «previsión presupuestaria». Esto puede conducir a la extinción de muchos municipios más pequeños en Brasil y a una situación de estrangulamiento donde aquellos que más perderán son los que más lo necesitan.

Reducción de los salarios de los servidores públicos.

El paquete propone reducir la jornada de trabajo y el salario de los empleados públicos en hasta un 25%, también puede impedir nuevas contrataciones y concursos y congelar carreras. El nuevo «Presupuesto plurianual» reemplazará los Planes plurianuales y el Presupuesto anual, convirtiendo la planificación, con inversiones y objetivos, en un «ajuste» presupuestario para reducir los gastos sociales como la salud y la educación. Dicen que esto es para reducir los «privilegios», pero solo atacan a los empleados publicos que reciben menos como maestros, enfermeras y agentes de seguridad y todos el mundo sabe que esto significará un empeoramiento de estos servicios. Los altos salarios del Presidente, de los Ministros y del Poder Judicial siguen siendo los mismos y sus privilegios solo aumentan.

El Consejo Fiscal de la República por nacima de todos y las ganancias de los banqueiros por encima de todo.

Quien aplicará las medidas y controlará los resultados será un Consejo Fiscal de la República, formado por el Presidente de la República, la Cámara de Diputados, el Senado, el Supremo Tribunal Federal, el Tribunal de Cuentas de la Unión, gobernadores y alcaldes. Un poder que limita severamente la autonomía de estados y municipios.

El paquete implica un verdadero chantaje contra los estados, lo que perderián los beneficios y las compensaciones de la Ley Kandir a cambio de, supuestamente, más recursos para los estados y municipios, siempre que el «pronóstico del presupuesto» lo permita.

Salud y educación, artículo único, mezcla para desechar

Si la Unión, los Estados, el Distrito Federal y los municipios aplicaram más que el mínimo requerido en salud, el excedente puede deducirse de los recursos destinados a la educación, y viceversa. Esto lleva a un conflicto permanente que solo tiene como objetivo disminuir los recursos públicos destinados a estos servicios públicos esenciales. Después de destrozar vendrá la solución de siempre y que nunca funciona: privatizar.

Una reforma constitucional autoritaria

No se trata solo de reformas económicas y / o administrativas. Este paquete constituye una verdadera reforma constitucional, antidemocrática y autoritaria. El gobierno central usurpa los poderes del Poder Legislativo y Judicial e impone un modelo de gestión al servicio de la política económica neoliberal de Paulo Guedes, la misme que está desmoronandose en Chile por los trabajadores y el pueblo movilizados y que es repudiado en toda Latino América por Solo haber creado más miseria, endeudamiento y desempleo.

QUÉ QUIEREN ELLOS:

PEC 1 – PACTO FEDERATIVO

1. Creación de un consejo fiscal nacional con los presidentes de la República, Cámara de Diputados, Senado, STF (Tribunal Supremo Federal), TCU (Tribunal de Cuentas de la Unión), gobernadores y alcaldes.

Las leyes y decisiones judiciales que generan gastos solo deberan ser efectivas si hay previsión presupuestaria

Los beneficios fiscales podran ser reevaluados cada cuatro años.

A partir del 2026, en nivel nacional, los beneficios tributarios no pueden exceder el 2% del PIB, de lo contrario no habrá nuevas concesiones, expansiones, ampliación o renovación de beneficios.

 

Traducción por Antonio Cunha Neto

Una nueva página para apoyar y construir nuevas alternativas en Latinoamérica y en el mundo, defendiendo el poder de los trabajadores y el pueblo contra el 1% de ricos y privilegiados, y una sociedad sin explotación.

Secretaría de redacción

  • Pedro Fuentes
  • Bernardo Corrêa
  • Charles Rosa
  • Clara Baeder