Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento Portal de la Izquierda en Movimiento

Nueva República con nueva constitución

En la izquierda se abre un debate sobre táctica y estrategia a raíz de la nueva situación que nos coloca la crisis generada por el Covid-19. Una reciente declaración pública suscrita por intelectuales y dirigentes de varios partidos bajo el Titulo “Por un Acuerdo contra la pandemia y el hambre que nos ponga en curso de una Nueva República” abre el debate en la medida que se propone acumular fuerzas en pro de una Nueva República con un programa para la coyuntura que estamos viviendo. Excluye en tal propuesta programática la necesidad de una Nueva Constitución que no figura en ninguno de los 13 puntos que propone para tal acuerdo. Y también queda fuera el tema de la soberanía de nuestros recursos que ha sido considerado en el último tiempo una piedra angular para un nuevo modelo económico de desarrollo alternativo al modelo extractivista que nos impone el neoliberalismo.

Si fuera un programa de emergencia para responder a la crisis sanitaria, social y económica a la que nos enfrentamos estaríamos de acuerdo pues se necesita de tales propuestas para evitar que continúe la mortandad, pero si además se propone ser un programa para una Nueva República o sea un programa de gobierno, ya no estamos de acuerdo pues las ausencias indicadas le quitan todo carácter estratégico y se convierte en un programa rebajado cuyo único fin sería llegar a otros sectores para los cuales dichos puntos son incómodos. La situación que estamos viviendo acrecienta la polarización social en todos los terrenos y se hará mayor cuando la recesión económica que viene golpee con fuerza. Ahí veremos de manera más directa a los grandes empresarios intentando salvar sus negocios a toda costa arriesgando la vida de los demás.

Las elecciones recientes han mostrado que hay una radicalización de nuestro pueblo que debemos saber expresar. Ello requiere de una propuesta muy firme desde la izquierda con un programa de ruptura con el régimen político y su modelo neoliberal. Es desde ahí que tenemos que ganar a los sectores medios y de centro a una política radicalmente confrontada al desorden actual donde unos pocos se benefician del trabajo de todos.

En la política de Frente Único, táctica y estrategia son herramientas muy útiles para unir fuerzas y hacer avanzar la movilización popular y ciudadana, pero cada una tiene un programa y un componente social y político específico. Son complementarios, la táctica hace parte de la estrategia pero no son lo mismo. Durante la marcha de los 4 suyos primó la táctica de unidad de acción para derrotar a la dictadura y estuvimos ahí la izquierda y partidos liberales por igual. Era impensable que tal convergencia se expresara luego en un acuerdo político electoral para ser gobierno. De la misma manera, la unidad alrededor de un programa para la emergencia entre quienes defiende la vida frente al coronavirus no puede extenderse a ser, por sí misma, una unidad más estratégica por una Nueva República, puesto que en tal caso las ausencias programáticas indicadas hacen inviable siquiera la concreción del programa de emergencia. Es impensable que sin un cambio de Constitución podamos conseguir la salud única universal y gratuita, como también se hace irrealizable que podamos darle al Estado un rol distinto en la economía.

Ante el desgarrador cuadro de contagio y mortandad que estamos padeciendo se hace urgente generar la más amplia unidad de acción con todas las fuerzas con las que acordemos, el impulso desde el Congreso, los medios o la calle a las medidas de urgencia que la situación demanda, como Bono Universal, Renta básica, Bono productivo, Salud única universal y gratuita, Reducción de horas de trabajo, Impuesto solidario a las grandes fortunas, etc. Numerosas organizaciones liberales como el Foro de Davos y otras están planeando algunos de estos puntos. Eso está muy bien y ayuda a la acción común contra la CONFIEP y el propio gobierno que le hace todo tipo de concesiones. No por ello vamos a borrar las barreras que nos separan pues, desde una mirada estratégica de mediano plazo, lo que está en disputa es el gobierno, un nuevo Estado y un nuevo modelo económico. Salir de la emergencia tiene que estar articulada a esa salida de fondo.

Todo lo público es debatible y requiere la mayor voluntad de dialogo para encontrar entre todos las mejores herramientas que nos abran el camino para ofrecer una alternativa de cambio potente y trascendente a nuestro pueblo. Ese es el sentido de esta nota.

Una nueva página para apoyar y construir nuevas alternativas en Latinoamérica y en el mundo, defendiendo el poder de los trabajadores y el pueblo contra el 1% de ricos y privilegiados, y una sociedad sin explotación.

Secretaría de redacción

  • Pedro Fuentes
  • Bernardo Corrêa
  • Charles Rosa
  • Clara Baeder